Marcelo Tinelli

El conductor pasó de estar en la cima de uno de las iniciativas más importantes del kirchnerismo a la frustrada idea de renovar la cara del fútbol argentino. Todo, en una semana. Hoy, volvió todo a foja cero.
Avatar del

MDZ

1/2
0(arteargentina.com)

0 | arteargentina.com

1(arteargentina.com)

1 | arteargentina.com

Lo que empezó como un borrón y cuenta nueva en el programa Fútbol Para Todos, terminó volviendo el poco avance que había querido llevar Marcelo Tinelli adelante a foja cero.

El conductor y excomentarista había sido convocado por el propio Jefe de Gabinete Jorge Capitanich para renovar la imagen de una de las iniciativas más importantes del gobierno nacional en los últimos años, el FPT.

Tinelli arribó entusiasmado al proyecto, con las ganas de darle un tinte europeo a un programa algo desprestigiado por su marcada militancia política.

No obstante, el flechazo duró poco. El conductor se chocó con las consecuencias que trae mezclar entretenimiento, negocios y política en un solo lugar y finalmente se lo apartó de cualquier intento de modificar al fútbol nac&pop.

Los anuncios de las duplas para llevarlo adelante, ayer no más, quedaron en la nada y Tinelli no ocultó su ofuscación.

De la cima de una nueva versión del FPT, al freno de la militancia K. Una montaña rusa de emociones para “El Cuervo”, que lo llevó definitivamente al fin de su romance con el kirchnerismo.