Julián Álvarez

El secretario de Justicia de la Nación, quien desde el jueves es uno de los representantes del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, confirmó que el avance sobre la Justicia sigue firme y dijo que quisiera que los jueces "hagan política a través de sus sentencias".
Avatar del

MDZ

1/2
1(U24)

1 | U24

0(U24)

0 | U24

El joven camporista Julián Álvarez, es abogado y profesor de Filosofía del Derecho en la cátedra de Ricardo Guibourg, es un estudioso de la Constitución de 1949, y a los 29 años le cayó el desafío de ser el nexo del Ejecutivo con el Poder Judicial y de tener un asiento en el estratégico Consejo de la Magistratura.

Álvarez compartió sus estudios con Eduardo Wado Da Pedro y Mariano Recalde, e integra la agrupación Abogados por la Justicia Social (Ajus) y La Cámpora. 

Hoy, en su primera entrevista otorgada -y publicada en Página/12- Álvarez sostuvo que "quisiera que los jueces hagan política a través de sus sentencias mirando al más débil" y trazó como objetivos para la justicia "pensar en una nueva formación, en cambios de currículas y sostener el debate".

El funcionario ubicó estas metas en línea con la reforma judicial impulsada en 2013 por el gobierno nacional, y estimó que "fomentar la conciencia social en los jueces es parte de ese proceso de democratización que es eso, un proceso histórico".

Álvarez se mostró convencido de que “hay una discusión instalada sobre qué justicia tenemos y qué justicia queremos”, a pesar del avance parcial de la reforma de la Justicia, y valoró que se “visibilizó una situación".

Consultado respecto de sus objetivos en el Consejo de la Magistratura, Álvarez enumeró “cubrir las vacantes del Poder Judicial, que son un tercio del total, con personas que piensen con conciencia social y no estén vinculados con la dictadura ni con grupos económicos”