Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera

Una breve lista (que los lectores podrán completar con sus propios datos) de las costumbres de quienes cruzan el Paso a Chile.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/12
Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera(MDZ)

Los diferentes tipos de "cruzadores" a Chile en días de espera | MDZ

Esperar varas horas, muchas, va generando una evolución de quien cruza la cordillera de modo tal que adopta definitivamente nuevas formas de comportamiento. Esta nota es producto de ese mismo hartazgo y sirve como botón de muestra. Una perlita que permite identificar las diferentes costumbres que vamos asumiendo los "cruzadores de cordillera" cuando la espera se hace larga... larguísima... ¿Con cuál te identificás? 

 El vivo que encuentra un atajo. Ha viajado varias veces. Ya del otro lado, en Chile, antes de la Aduana, sabe que hay un camino paralelo a los cobertizos y lo usa, aunque esté sacando una horrible ventaja a los que aguantan la larga cola (que a esta altura es de 4 kilómetros y varias horas de espera). por supuesto, a la salida se arman las peleas, pero el chanta ya consiguió avanzar.

El que se rinde a Morfeo. Sabe que tendrá tres, cuatro tal vez más horas de espera y aprovecha para activar la circulación en las piernas y echarse un sueñito.

La que se bajó a contemplar el paisaje y el auto que la llevaba avanzó más de la cuenta. Pasa. Es cuestión de "salgo a tomar un poco de aire". mientras tanto, la cola pega un avance fuerte y se te fue la familia. A caminar...

Los que se hartan de los niños en el auto. Y los niños que se cansan de todo. "Vamos, andá a ajuntar piedritas". Pero claro, alguien debe quedarse en el vehículo por si hay que avanzar...

El que fortalece lazos de amistad con desconocidos. Se baja y busca hacer contacto visual. No bien alguien lo mira, se le va al humo a la ventanilla. Con un simple gesto logra que la baje. Y andá a aguantarlo: lo sabe todo sobre cruces a Chile, donde comprar las ruedas, en qué lugar esconder las compras, y hasta sabe de una playa con agua cálida en Chile, seguro...

Ahora sí, ¡al baño! No bien se divisa la cartelería, ya es momento de acudir al baño de Los Libertadores. Quedaba demasiado lejos, a demasiadas horas de distancia. Pero 200 metros es un espacio prudencial, pero una carrera contra el tiempo en materia fisiológica.

El mascotero/ la mascotera que lo saca a relucir para delite de todos. Sabe que hay que llenar los papeles del Senasa, si no, no te dejan pasar con mascotas. Por eso sale orondo de su vehículo y lo pasea. El perro hace sus necesidades y, de paso, da tema de conversación con el resto.

Primer viaje... ¡selfieeeee! (en la entrada al baño). También por estos días se ve a muchos que cruzan por primera vez. Además de andar peguntando todo sobre papeles, la peligrosidad de los Caracoles, la distancia de los outlets con respecto a las playas, o sobre los riesgos de la altura, se toman selfies en sitios insólitos. Por ejemplo, en la entrada al baño, en donde muchos reúnen presurosos a los hijos para seguir el camino.

Tiro una piedrita al agua.. me meto un poco más y lo uso de baño. Los sanitarios de Libertadores pueden quedar lejos en contraste con la urgencia. por eso, están los que empiezan a mirar mucho a piedritas que van recogiendo, las tiran al arroyo y se les da por bajar rapidísimo. Vuelven lentos y con un desinterés total por la geología del lugar.

Ventiladores de ambiente interno. La temperatura en las alturas siempre es un poco baja. Dentro de los vehículos, puede irse caldeando a fuerza de sanguchitos y de amontonamiento, pero también por los ánimos. Por eso, la espera sirve para abrir puertas, aspirar, expirar y poder seguir que la playa/los malls, ya quedan más cerca.

Los cancheros que aunque la cola avance, no avanzan. Se las saben todas. "¿para qué avanzar si 100 metros más adelante hay que parar de nuevo?". La fila avanzó, pero él espera un rato más, a la espera de los consiguientes bocinazos de los impacientes.