Garry Wills: "Abolir el Clero para frenar la pederastía"

Cameron Doody en un artículo publicado por Religión Digital desmenuza a fondo el rol de los sacerdotes dentro de la Iglesia, a partir de un artículo de Garry Wills en The Boston Globe en el que sostiene que el problema "no es el celibato, sino que haya sacerdotes".

Avatar del

Cameron Doody, RD

El celibato obligatorio sacerdotal no es la causa de la "depravación" de abusos que ha azotado a la Iglesia desde Australia hasta Alemania. Lo es el sacerdocio en sí. Esta es la tesis de Garry Wills, periodista y escritor estadounidense especializado en la política, la historia y la religión, quien sostiene que "el sacerdocio en sí es una afrenta al Evangelio".

"No hay sacerdotes en los Evangelios, con excepción de los sacerdotes judíos, algunos de los cuales conspiraron contra Jesús", ha escrito Wills en una polémica tribuna en el Boston Globe. A Jesucristo "solo se le llama sacerdote en la tardía y sospechosa Carta a los Hebreos", ha recordado el escritor, "donde se le hace sacerdote en la línea de un mítico no judío, Melquisedec - y aún así es el único y último sacerdote" de la tradición cristiana, ya que "Pedro y Pablo nunca se llaman sacerdote a ellos mismos ni a ningún otro cristiano". "Más allá de la Carta a los Hebreos, los únicos títulos del Nuevo Testamento para el servicio a la comunidad son episkopos (supervisor), presbyter (presbítero), apostolos (emisario) y diakonos (siervo), nunca sacerdote (hiereus)", ha recordado Wills.

La mutación hacia ver a los curas como casta aparte en el cristianismo se dio, según Wills, en la Edad Media, cuando el sacerdocio empezó a "subordinar toda actividad cristiana a la superintendencia sacerdotal", tal como se ve en el desarrollo de los siete sacramentos, los cuales marcan ritos de paso claves en la vida de los fieles. "No es de extrañar que los líderes de la Iglesia intentaran desesperadamente proteger este gobierno imperial sobre la totalidad de la vida católica, procurando acallar o borrar cualquier revelación denigrante respecto a la depredación sacerdotal", ha observado Wills a este respeto.

Toda esta exégesis de la historia del cristianismo lleva al historiador y periodista a preguntarse por qué los católicos de hoy día "creen que no pueden adorar de verdad a Dios sin sacerdotes". "Los católicos están tan convencidos que solo un sacerdote puede realizar el milagro de la transubstanciación" -la transformación del pan y vino de la eucaristía en el cuerpo y sangre de Cristo- que creen "que si ningún cura se aparece en la misa, no hay nada que los creyentes puedan hacer sino volverse a casa", ha lamentado Wills. "Que no hay ningún milagro sin el mago", ha ironizado. "Pero ¿por qué no? Pedro se apañó sin sacerdotes. También lo hizo Pablo. Y todos los primeros cristianos".

Para salir al paso de la acusación de que su planteamiento le convierte en protestante, Wills, católico de convicción, responde: "Es verdad. No soy mejor que un protestante. Todos los cristianos somos hermanos y hermanas, se presenten los sacerdotes en sus reuniones o no".

Todo esto lleva a Wills a huir de la idea de que "si solo el escándalo de abusos llegara a su fin, todo estaría bien con el sacerdocio - o de que algunas reformas, tales como eliminar la norma del celibato u ordenar a mujeres, harían que el sacerdocio funcionara de nuevo". "No creo que deba funcionar de nuevo", ha afirmado el escritor: la tentación de proteger el aura de la casta consagrada es demasiado grande.

Leé más haciendo clic aquí.

Temas
  • Religión
  • Iglesia
  • The Boston Globe
  • Religión Digital
  • estadounidense
  • judíos
  • cristianismo
  • Abusos
  • Iglesia Católica
  • Sacerdotes
  • Claves
  • Abusos en la Iglesia
  • En todo el mundo
  • Cristo orante
  • Abuso sexual
  • Abusos en Tupungato