De la ola polar a la ola solidaria, gracias al "ruido monumental"

En el #Wok de hoy: La cruzada solidaria que desembocó en la cancha de River con una masiva respuesta en abrigos y alimentos, le abrió la puerta a movidas similares en otros clubes e instituciones + La muerte de cinco personas en 11 días en la Ciudad de Buenos Aires visibilizó una realidad incómoda que algunos aprovechan electoralmente y otros tantos desaprovechan políticamente.

Avatar del Rubén Valle

Rubén Valle

Varios clubes se sumaron a la campaña solidaria.

Télam

[ Maridaje / Musicaliza esta columna Brooklyn Duo con Zombie ]

Tantas veces bastardeado –y con razón- el "efecto mediático", ahora vemos que también puede servir para algo más beneficioso que alimentar el ego de las estrellas de turno o filosofar hasta el hartazgo lo bueno, lo malo y lo feo de la Selección de Scaloni. 

Lo que ya se venía haciendo, en mayor o menor escala, en Mendoza y en todas las provincias del país, tuvo su máxima visibilidad con lo ocurrido en el estadio de River Plate el miércoles por la noche. Organizado por la ong Red Solidaria, durante todo el día se recibieron donaciones de ropa de abrigo y alimentos y durante lo que fue quizás la noche más fría del año, pernoctaron en el Monumental más de un centenar de personas en situación de calle. 

Prensa river plate

Precedía a este necesario golpe de efecto la confirmación de cinco muertes a raíz de las bajas temperaturas. Juan Carr, titular de Red Solidaria, pone todo esto en contexto: “El promedio de muertes por frío es de 13 o 14 por año. El peor invierno fue el de la nieve, hace 12 años. Tuvimos 67 muertes. Desde ese año que vienen bajando. Pero ahora estamos preocupados: llevamos cinco en once días. Es mucho. Por eso estamos haciendo este ruido".

Y el “ruido” tuvo  un eco fenomenal en otras instituciones deportivas que no se quisieron quedar afuera porque, más allá de la lógica resonancia positiva que tiene para su imagen, saben perfectamente que así como tienen oficio para movilizar a miles de barras para un partido bien pueden hacer algo valioso por la gente más necesitada.

Así fue como también se fueron sumando a la causa del "frío cero" clubes como Estudiantes, Gimnasia de la Plata, Racing, Platense y Vélez Sarsfield. Pero como funcionan estas cosas, seguramente con el paso de las horas se irán anotando más entidades deportivas, aprovechando el arraigo que tienen en su comunidad. Aquí en la provincia, Huracán Las Heras hizo punta recibiendo donaciones y abriendo sus puertas para pasar la noche. 

La desigualdad no marca agenda

A pocas cuadras de la Casa Rosada, hay un cartelito que sobresalta con su fuerte contenido: "Acá murió de frío y de ausencia del Estado, Sergio Zacaríaz, de 52 años. La desigualdad mata".

Zacaríaz falleció el lunes pasado y su caso, por ser una persona muy instruida, de buen humor y de gran empatía con los vecinos, se tornó tan emblemático que empezó a traccionar movidas solidarias como la del Monumental y otras tantas que no trascendieron salvo en las redes sociales.

Aunque sirvan de mucho para las estadísticas oficiales y poco para la vida real, los números de la Ciudad de Buenos Aires indican que en ese territorio hay 1.146 personas en situación de calle. Las organizaciones sociales disienten con esa cifra y aseguran, según su propio relevamiento, que en promedio hay casi 4.400 (dato de 2017).

.

Cadena de manos

En Mendoza, desde el área de Desarrollo Social aseguran que el número de personas sin techo que requieren de asistencia se mantiene en unas 350. Para darle asistencia, hay en el Gran Mendoza cuatro refugios con 180 plazas. A esta respuesta oficial se suma el invalorable aporte de unas cuantas asociaciones civiles (Puente Vincular, Sí Pueden, Luciérnagas, J.A.S. y UPA, entre otras), como así también de grupos vinculados a la Iglesia Católica y a templos evangélicos. 

Quienes trabajan o ayudan a este segmento tan castigado advierten que no todos quienes viven en la calle se acercan a buscar ayuda. En más de una ocasión son trasladados casi a la fuerza para ser asistidos, sobre todo por problemas de salud. Se dan también los casos en que quienes viven en la calle no quieren dejar ese modo de vida por más extremo e inhumano que sea. Hay allí profundos estigmas familiares y sociales que marginan aún más a quienes no cuentan con un techo para protegerse.

Para todos los involucrados en la tarea social, está claro que todas estas acciones solidarias que se activan especialmente con las bajas temperaturas del invierno son ayudas parciales, apenas parches ante la falta de una política más profunda y contenedora. Hoy, el Estado se limita a lo asistencial, no a la solución de fondo. La razón es obvia: se está ante un sector que no mueve la aguja electoral, por lo que tampoco los candidatos sienten que tengan algo para decir al respecto.

Esto último no impide que el tema se politice y se multipliquen las chicanas planteando que la situación de pobreza se visibiliza ahora -fogoneada por la oposición- para afectar la imagen del gobierno. Que haya quienes lo utilicen con esos fines, en realidad lo único que hacen es faltarles el respeto a esa gran cantidad de organizaciones y de gente solidaria que a los que les importa tres carajos cuánto les afecte a quienes están bajo el siempre acogedor techo del poder. 

+++++++++++++++++++++++++++++++++

#LaDataFlora

  • Cada mes, Whatsapp elimina más de 2 millones de cuentas, ya sea por los envíos masivos o por comportamiento automatizado. Esta estrategia apunta a prevenir los comportamientos problemáticos en las redes sociales, sobre todo en épocas electorales.

  • Según datos de la propia firma, esta purga se realiza sobre una base de 1.500 millones de cuentas activas mensuales. El 75% de esas cuentas bloqueadas no tienen reportes recientes de usuarios. Las bajas se concretan mediante sistemas de aprendizaje automático.

.

#Solapa

¿Quién controla el futuro de la educación?, de Axel Rivas (Siglo XXI, 256 páginas, $599)

  • Este libro se autodestruirá en diez años. El mundo que conocemos se transforma vertiginosamente gracias a los avances tecnológicos. El sistema educativo tradicional va a la zaga de los profundos cambios culturales y sociales que vinieron de la mano de las pantallas. Aunque de maneras dispares y a veces invisibles, los algoritmos ya están en la escuela. Axel Rivas, referente global en política e innovación educativa, parte de una rigurosa mirada sobre los sistemas educativos de América Latina y ofrece un claro diagnóstico de las posibilidades efectivas que ofrecen las nuevas tecnologías digitales. Dirigido a educadores y políticos, este libro propone un sistema educativo que enseñe a pensar críticamente, que produzca en los alumnos la voluntad y el deseo de aprender, y que genere compromiso social y ciudadanía democrática.

.

#ElResaltador

La conexión colectiva

  • "Atormentarse de forma individual no sirve para nada. Como mucho te sentirás un poco mejor después de haberte atormentado, pero ninguna solución será individual. Será colectiva o no será. Colectivamente hemos decidido no ser conscientes de lo que implica nuestro modo de vida y sus consecuencias. Es comprensible que la gente no quiera hacer cambios radicales en su vida, como dejar de utilizar el coche, y por eso de manera avariciosa aceptamos que las cosas sean como son. Pero nuestro estatus sólo es posible aquí porque hay otros estatus diferentes en otras partes del mundo... La gente piensa que se puede dar la vuelta a la situación sin cambiar nuestro modo de vida ni el modo de producción y consumo de la sociedad... La motivación tiene que ser la conexión con la gente que al final paga por nuestro estilo de vida".

[ Stephan Lessenich, sociólogo y docente alemán, en El País de Madrid ]

.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?