El PJ se encamina a una vibrante definición de su candidato/a

Algunas encuestas dan ganadora para la gobernación a Anabel Fernández Sagasti y otras a Alejandro Bermejo. También hay sondeos que dicen que ambos candidatos están prácticamente igualados. Será clave el desempeño de uno y otro en tres departamentos: Las Heras, San Rafael y Guaymallén. El factor Cristina y las expectativas del radicalismo, que transita el camino a la PASO del 9 de junio con menos nervios.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Sagasti junto a los Bermejo y su exmarido Ilardo.

Podría ser vibrante la definición del candidato/a a gobernador/a del justicialismo mendocino. Es por ahora el atractivo político más importante de las PASO del 9 de junio, ya que a dos semanas del comicio, el resultado del duelo entre Anabel Fernández Sagasti y Alejandro Bermejo parece estar abierto.

Desde los cuarteles de Bermejo han dejado trascender esta semana algunas encuestas que ubican al intendente de Maipú con siete puntos de diferencia sobre la referente de La Cámpora. Sin embargo, sondeos ajenos al peronismo le dan a Fernández Sagasti, en cambio, una ventaja de cinco puntos sobre su adversario. 

Incluso hay una tercera encuesta que surge desde el sector de Fernández Sagasti, en la cual los dos precandidatos peronistas están parejos, con una mínima diferencia para ella y con cerca del 13 por ciento de indecisos.

Hilando fino en los departamentos, nadie pone en duda que la candidata de La Cámpora está arriba en los dos conglomerados más importantes de la provincia: Guaymallén y Las Heras. También hay quienes observan un buen desempeño de Fernández Sagasti en San Martín, Capital y Luján.

En cambio, Bermejo logra una diferencia superior a los 30 puntos en su departamento de origen (Maipú); también gana, según los sondeos, en Godoy Cruz; y aspira a obtener un triunfo categórico en San Rafael.

En estos ocho departamentos se podría definir la suerte de los candidatos, porque concentran el 80 por ciento de los votantes mendocinos.

Algunos encuestadores apurarán este fin de semana nuevos sondeos en dos departamentos clave para la elección: Las Heras y San Rafael. La situación en ambos lugares sirve para graficar la apretada disputa entre Bermejo y Fernández Sagasti.

Respecto de Las Heras, ciertos especialistas han comenzado a pronosticar un triunfo contundente de la candidata cristinista: hay sondeos que le dan una diferencia a su favor de 30 puntos. Fernández Sagasti consiguió aliarse en el segundo departamento más poblado de la provincia con un veterano de la política mendocina: Guillermo Amstutz.

El impacto de esta nominación hacia adentro del PJ fue tan fuerte que suprimió en forma instantánea las negociaciones para conseguir una lista de unidad entre Bermejo y Fernández Sagasti. Algunos adversarios no paran de recriminarle al ex intendente, desde entonces, la división que provocó en su partido la decisión de aliarse a Anabel.

En el bando oficialista también siguen con atención el fenómeno de Las Heras. Amstutz acortó diferencias desde comienzos de mayo con el intendente radical Daniel Orozco. No le gana por ahora y, aunque lo derrotara en la primaria, los radicales confían en la buena imagen del médico lasherino para la general de setiembre.

Por otro lado, aporta mucho para el análisis del PJ la situación de San Rafael. Cuando se encaminaba hacia el fracaso el operativo unidad del justicialismo, los hermanos Bermejo acudieron de inmediato, como si se tratara de un antídoto, a la concejala Cristina Da Dalt y la proclamaron candidata a vicegobernadora.

Da Dalt milita desde siempre junto a los hermanos Félix y el beneficio que puede prodigarle a Bermejo por haberla elegido para vice es un elemento insoslayable en el cálculo de probabilidades en las PASO.

Algunos ejemplos son claros. Emir Félix consiguió en la primaria del 28 de abril más del 50 por ciento de los votos. En cambio, los tres precandidatos a intendente del radicalismo obtuvieron, juntos, poco más del 30.

Un dato histórico refuerza la importancia de la hegemonía de los Félix en territorio propio. Los encuestadores recuerdan que, en 2017, cuando Omar Félix confrontó en la PASO para diputado nacional con el camporista Juani Jofré, la victoria en San Rafael volcó la balanza a su favor, a pesar de que era derrotado por varios miles de votos en el conteo global del resto de los departamentos.

Otro distrito clave para la disputa justicialista es Guaymallén, el más poblado de la provincia. Pero allí hay algunos elementos a tener en cuenta. El candidato a intendente elegido por Fernández Sagasti (Alejandro Abraham) gana en el PJ, pero no logra hasta ahora traccionar tantos votos para la fórmula de Unidad Ciudadana como en Las Heras. Además, puede reducirse la porción de la torta que le tocará al peronismo, frente a un presunto mejor desempeño del radical Marcelino Iglesias en búsqueda de su reelección.

La campaña electoral ingresa en su etapa definitiva y los pronósticos y cifras que aquí se dan podrían modificarse.

Eso sí, la última foto coloca en un lugar más que competitivo a Fernández Sagasti, quien, como adversaria del peronismo orgánico (intendentes, legisladores y autoridades), hace unos meses era ubicada solamente como la compañera de fórmula de Bermejo.

Ahora está en la pelea por la candidatura a la gobernación, con su referente Cristina en carrera para la elección nacional y al frente de una campaña cuya consigna es sencilla y clara: Cristina vuelve. Bermejo, en cambio, ha decidido no apoyarse en una referencia nacional.

El radicalismo, mientras tanto, espera la elección con cierta tranquilidad. Los sondeos a los que ha tenido acceso MDZ muestran por ahora, en la batalla de Cambia Mendoza, una diferencia marcada entre la intención de voto de Rodolfo Suárez y la de su retador, el intendente de Luján, Omar de Marchi. También es el candidato más votado en todos los sondeos, con más del 30 por ciento. Entre Suarez y De Marchi acaparan, además, más del 40 por ciento de los votos.

En consecuencia, en el laboratorio electoral de la UCR algunos ya discuten respecto de quién sería a futuro el mejor rival peronista de Suarez. Si fuera Fernández Sagasti, el candidato radical podría polarizar mejor que si ganara el PJ de Bermejo ¿Pero sería ese el mejor escenario para el sucesor de Cornejo en setiembre?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?