Messi, el nuevo Capitán América

La Pulga pateó el tablero y tildó a la Conmebol de corrupta. Un líder luchando por la justicia. 

Avatar del Deborah Puebla

deborah puebla

M

No fue su mejor torneo. Se esperaba más de él. Lionel Messi lo dijo muy claro en su fuerte autocrítica: "No está siendo mi mejor Copa América, no es lo que yo esperaba".

En la Selección Argentina aparecieron nombres como Leandro Paredes, Juan Foyth, Rodrigo De Paul, Marcos Acuña, Lautaro Martínez como las bases de una nueva camada que ilusiona, pero la máxima figura de nuestro seleccionado no tuvo un buen nivel. 

Sin embargo, el capitán, sin brillar en lo futbolístico, salió con todo y pateó el tablero. Con fuertes declaraciones contra los árbitros, cantando el himno como nunca antes, tildando a la Conmebol de corrupta y con el fuerte gesto de ausentare en la premiación por el tercer puesto, Messi se puso su "armadura" con la 10 en su espalda como un escudo y se transformó en ese líder que todos esperábamos. 

Se cansaron de cobrar boludeces en esta Copa América. Creo que es para analizar y ojalá la Conmebol haga algo con este tipo de arbitraje", manifestó en caliente la Pulga después del escandaloso arbitraje del choque con Brasil.

Pero no todo quedó ahí. Tras sufrir una insólita expulsión ante Chile y luego del bochornoso arbitraje del paraguayo de Mario Díaz de Vivar, nuestro capitán salió con su arma más letal y con la voz del mejor jugador del planeta tildó a la Conmebol de corrupta. La "guerra infinita" está declarada. 

Si, una guerra en la que la Confederación Sudamericana de Fútbol le respondió a Messi. A través de un comunicado, el ente máximo del fútbol a nivel continental calificó de “inaceptables” que se hayan lanzado “acusaciones infundadas que faltan a la verdad” que ponen en tela de juicio “la integridad de la Copa América. Es inaceptable que a raíz de incidentes propios de la competencia, donde participaron doce selecciones, se hayan lanzado acusaciones infundadas que faltan a la verdad”

Messi se transformó en el líder que todos esperábamos pero ahora se vienen las consecuencias. La roja directa podría traerle al capitán argentino solo dos partidos de suspensión, pero la sanción seria podría agravarse tras la fuerte denuncia de la Pulga. Según el reglamento, podría sufrir una sanción de hasta dos años lo que le impediría no sólo jugar las eliminatorias (que comienzan en marzo) para el Mundial de Qatar, sino que además tampoco participaría de la Copa América de 2020 en Argentina y Colombia.

Messi, es el nuevo Capitán América. La Conmebol, ese Thanos poderoso, ¿tendrá el valor de hacer el chasquido? 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?