Una idea para el Gobierno

La opinión de Eduardo Difonso.

Eduardo Difonso.

Idea.

Esta nota pretende mostrar una diferencia de fondo con las acciones políticas que lleva adelante el gobierno PRO-RADICAL y se trata de sugerirle al presidente Macri, humildemente y sin soberbia, desde lo teórico para la aplicación en las políticas públicas, que debe dejar de priorizar las políticas monetaristas aplicadas desde el inicio de su gestión.

La preocupación demostrada por el sr presidente y su gabinete de CEOs desde el mismo momento en que asumieron en diciembre del 2015 fue la política cambiaria - corregir el atraso cambiario- y para ello produjo una devaluación del peso argentino superior al 45%, llevando el valor del dólar de $9,60 a $14,20. Todos sabemos de las consecuencias de esta medida en los hechos y no en los pronósticos económicos, ya que esa medida provocó un incremento directo en el índice inflacionario por el traslado a precios de tal devaluación.

A los diez días, por sugerencia del entonces ministro de energía, Ing. Juan Aranguren, el Gobierno declaró la emergencia energética por la falta de electricidad y gas debido a la falta de generación y producción y atraso tarifario de esos servicios comparados con nuestros vecinos Chile y Uruguay.

El tiempo demostró que recién al tercer año de gestión de este gobierno empezaron a mejorar la generación y producción de estos recursos pero basado en un tremendo tarifazo que afectó directamente al bolsillo de los usuarios consumidores asalariados e indirectamente a los argentinos carentes de esos servicios ya que no se exigió el cumplimiento de la calidad de prestación, por parte de las empresas concesionarias, y tampoco las obras de ampliación y extensión de redes para incorporar más argentinos al disfrute de estos servicios básicos.

Pero claro ese incremento tarifario fue a las arcas de las Concesionarias (Transportadoras y Distribuidoras) de dichos servicios y a las empresas que tienen concesiones para explotar nuestros recursos naturales (petróleo y gas) quienes hasta hoy están recibiendo subsidios millonarios para explotar esos recursos y en especial los yacimientos ubicados en Vaca Muerta ( U$S7,50 el millón de BTU, cuando en el mundo se paga U$S2,80 y en Chile y Uruguay no supera los U$S4,20).

Es importante aclarar que tanto Chile como Uruguay no cuentan con ese tipo de recursos mientras que Argentina genera y produce el 85% de lo que consumen los usuarios locales. Por ello tienen que adquirirlos de argentina. Por lo tanto los argentinos pagamos más por nuestro propio gas que los habitantes de esos países que consumen nuestro recurso.

Este esquema nos lleva a concluir que esos incrementos tarifarios influyen directamente en el índice inflacionario, al igual que la política cambiaria.

Y el aumento en los combustibles se traslada al transporte o logística de traslado, tanto de mercaderías como de pasajeros, repercutiendo también en el aumento de la inflación.

Al incrementar la tasa de interés para que los inversores no compren dólares crearon instrumentos ( como las LEBACs y las LELIQ que pagaban intereses anticipados, en el primer caso, que llegaban al 60% y en el segundo caso, solo para entidades financieras que llegaron hasta el 75% y que, por supuesto acentuaron más la inflación permitiéndole a los inversores jugar a la llamada bicicleta financiera obteniendo ganancias millonarias que exportaban a sus países de origen, es decir, fuga de capitales permitido por decisiones del gobierno PRO- RADICAL presidido por el Ing. Macri.

Como agravante de lo planteado se decidió financiar este proceso con créditos y préstamos internacionales que en dos años y medio nos convirtió en el país latinoamericano más endeudado de la región, superando los U$S110.000 millones de dólares a lo que se le sumó el crédito del FMI de U$S57.000 millones de dólares.

Todo este esquema hace a una herramienta de gobierno que se llama Política Monetaria, Inflación, Devaluación y Endeudamiento Externo e Interno. Y es a la que apostó este gobierno según lo demuestran los hechos.

EN QUÉ CONSISTE LA PROPUESTA

Nosotros pretendemos aportar una herramienta mucho más poderosa para la economía nacional, una política de crecimiento y desarrollo con una visión integral sobre la administración de los recursos, que siempre son escasos, de un país. Esa herramienta se denomina Economía de Escala con altos niveles de PRODUCCIÓN.

Para ello empezaremos explicando cuáles son los Factores de Producción a aplicar:

Factores de Producción

1- Tierra/ Naturaleza = RENTAS

2- Trabajo. =SALARIOS

3- Capital. =INTERÉS

4- Habilidades. =UTILIDADES

Estos Factores de Producción son los que dispone un país para generar bienes y servicios.

1- Tierra / Naturaleza: Está compuesta por la Superficie Terrestre y los Recursos Hídricos -Agua- y nos aporta todos los Recursos Naturales para obtener bienes y servicios. Retribuye Rentas.

2- Trabajo: implica Esfuerzo - físico y mental- y Tiempo para producir bienes y servicios en lo agrícola, industrial, comercial y servicios. Retribuye Salarios

3- Capital: Hace referencia a los Edificios, las Maquinarias, Instrumentos; y el Capital financiero ( Bonos, Acciones, Dinero). Retribuye Interés.

4- Habilidades:Talento humano que es capaz de organizar a la Tierra, el Trabajo y el Capital para producir los Bienes y Servicios. Esto implica tener las ideas de Que, Como, Para Quien y Donde producir

Estas habilidades Retribuyen Utilidades.

Por ejemplo en la gráfica siguiente se ve de manera muy simple como actúan los Factores de Producción para generar un bien.

En ello intervienen todos los factores explicitados como la Tierra/ Naturaleza, el Trabajo, el Capital y la Habilidad Empresaria.

Producción.

Y debemos respetar las respuestas a las preguntas básicas de: Que?, Como?, Para Quien? y Donde?, que nos garanticen mayor eficiencia y rendimiento de la inversión.

Básicamente este es el procedimiento que debería realizar todo gobierno antes de decidir implementar determinados proyectos que incidan en las políticas públicas financiadas con dineros públicos.

Nosotros creemos que el aporte de esta idea referida a recuperar la economía nacional pasa por impulsar la Producción Nacional teniendo en cuenta los factores que participan en ella y lo que retribuye cada uno de ellos.

Para empezar, dentro del Primero, el Gobierno debería revisar a donde va a parar la Renta de los Recursos Naturales, minería, explotaciones petroleras, generadoras energéticas, extracción del gas, producción de combustibles y los recursos Hídricos usados para generación de energías, para transporte de mercaderías y pesca entre otros.

Analizar cómo se distribuye esa renta entre los concesionarios y la nación, como así también su proporcionalidad y equidad en función de ser recursos no renovables y propiedad de los argentinos, presentes y de las generaciones venideras, es decir, también su preservación.

Seguimos con el Trabajo, que significa esfuerzo y tiempo para producir bienes y servicios que retribuye Salarios para una importante cantidad de mano de obra

El estado debería impulsar proyectos que incorporen trabajo, mano de obra, horas máquinas, instrumentos, edificios e inversiones para crecimiento de la economía nacional.

Cuando hacemos este análisis concluimos que la fuente generadora de bienes y servicios que ocupa a la mayoría, o todos estos factores de producción, es la Industria.

Ya que a partir de un recurso proveniente de la tierra o naturaleza y aplicándole el trabajo del hombre y agregándole valor usando edificios, instrumentos o maquinaria mediante las habilidades empresariales obtendremos un Bien o Servicio industrializado que generará Renta, Salarios, Intereses y Utilidades.

En cuanto al Capital invertido debe generar intereses y obtener bienes de capital, edificios, maquinarias y su pleno empleo de esa capacidad productiva industrial.

Entonces el secreto está en fomentar la participación de la mayor cantidad de Factores de Producción en cada proyecto Industrial, agro industrial, incorporación de valor agregado a la pesca nacional y la explotación de los recursos naturales en general para obtener una renta nacional que surge de los aportes y contribuciones que satisfagan los servicios básicos que debe prestar un estado,como son La Salud, Educación, Justicia, Seguridad y Vivienda con todos los servicios incorporados que hacen a la calidad de vida de los habitantes.

Esta es la forma en que la economía nacional empezará a crecer generando mas empleos, valor agregado a la producción primaria, distribuyendo la renta de los recursos naturales equitativamente entre los prestadores y el estado y fomentando costos de estos servicios que permita crecer el número de PyMES y recuperar trabajo industrial poniendo a trabajar la capacidad ociosa de la maquinaria y equipos instalados.

Para ello, el estado, deberá prestar servicios energéticos y gasíferos a valores totalmente diferenciales para que las empresas que los tengan como principal insumo puedan obtener costos competitivos de sus productos.

Del mismo modo con la logística del transporte, tanto de mercadería como de personas, se deberá contemplar cual es su principal insumo, si combustible líquido o electricidad, y proveerlo a precios promocionales para disminuir el costo de los fletes y el traslado de los trabajadores a los parques industriales de desarrollo económico.

Por último este esquema le permitirá al gobierno organizar sus gastos y redimensionar su planta de personal para reducir la excesiva presión impositiva que hoy agobia a los argentinos superando el 56% de sus ingresos. La reducción de la planta no generará desempleo porque serán reabsorbidos por los proyectos industriales de producción y nuevas PyMES que se crearán.

Si, parece muy teórico pero sería un buen desafío para iniciar con el consiguiente respaldo político, aunque tengan minoría de representantes en las Cámaras Legislativas, el debate improductivo y político perdería sentido y se empezaría a discutir lo importante para el país donde todos los sectores involucrados tendrán algo para aportar en función de su especialidad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?