Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

En el #Wok! de hoy: Los perólogos que no van ni para adelante ni para atrás + Verbitsky e Iglesias, ojo x ojo + Santa Cruz en modo on fire + Miguel Wiñazki nos revela la posmoralidad.
Avatar del

Rubén Valle

1/7
Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

Ven el vaso medio vacío pero se lo toman igual

{ Maridaje } Para musicalizar la lectura de esta columna, el autor propone Spooky Couch, por Albert Hammond Jr.


#Ojo, perólogos a la vista. Es anecdótico que el disparador de estas líneas sea el ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien habla de "perólogos" para definir a aquellos que nunca están conformes y en lugar de reconocer aciertos parciales se empeñan en ver el vaso medio vacío.

Sin necesidad de caer en el catecismo del coucheo de don Stephen Covey, cuyo primer mandamiento conmina a "ser proactivo", convengamos que nos cuesta bastante ver esa otra mitad del vaso, la llena, la real. 

Si no hacen obras en las comunas es "porque se chorean todo". Si las hacen, "no se puede circular por ningún lado; esto es un quilombo". Esta última frase vale tanto para una Arístides Villanueva como para el reasfaltado de casi todo Guaymallén.

Intendente que no invierte en obra pública es porque hace la plancha o no gestiona. Intendente que no roba y hace, también la liga. "Esas son obras para mostrar en campaña, pura cosmética", arguyen. No importa si generan trabajo genuino, eso no es relevante para el señor vaso medio vacío.

El reconocimiento de los envases que aún no se llenan ni llenarán, tampoco significa una invitación al optimismo bobo, a la resignación del "algo es algo, peor es nada". Al conformismo de los mediocres, digamos. Bien mirado es partir de una base para ir a más, no para retroceder. Por lo general, la crítica en política es negacionista, sustentada ex profeso en la mala memoria. Por eso hoy quienes cuestionan al gobernador Cornejo por ser parte activa de la campaña de Cambiemos casualmente no recuerdan similar modus operandi en Jaque, Cobos o Lafalla, por citar pares.

En este sentido, es necesario el modelo de un proyecto como Chequeado para que cualquier candidato, funcionario actual (o pasado), o personaje que acceda a un micrófono no lance un bolazo con absoluta impunidad. Si alguien dice que, por caso, la inflación es tanto mayor o menor que hace años ha, esto amerita bucear inmediatamente en datos reales para saber si está metiendo la pata o habla con fundamento. En la era Google, saber buscar es como saber manejar. Así de necesario.

Al perólogo, convencido cultor del gataflorismo, ni siquiera lo convence el vaso medio lleno y a veces ni si quiera el lleno total. Su queja símil tanguera no sólo no aporta sino que, en determinadas circunstancias, genera el efecto contrario.

Confundir el reclamo genuino con el freno ladino tampoco sirve ni suma. Los años en los cuales el silencio era considerado "salud" en este país fueron la peor enfermedad. Quizás por eso palabras como construir o hacer sean de las más utilizadas en las organizaciones ciudadanas. Y para ellas, claro, no hay peros.

#Dos libros, dos visiones. Si la intención fuera ejemplificar la siempre latente grieta con dos autores, dos visiones y dos libros, no habría referentes más claros que Horacio Verbitsky y Fernando Iglesias. Ambos, pueden ser considerados exégetas de esos dos modelos de país en permanente fricción. Justamente el periodista, titular del Centro de Estudios Legales & Sociales (CELS) y asesor de CFK y el periodista, político y exdiputado por la Coalición Cívica presentarán en Mendoza sus respectivos libros. Verbitsky llega con La libertad no es un Milagro, su particular investigación acerca de la detención de Milagro Sala. Será hoy a las 18, en el aula magna de la Facultad de Artes & Diseño (UNCuyo). En tanto que Iglesias, el 6/10 -a las 19- en la Nave Cultural, hará lo propio con El año que vivimos en peligro, su interpretación de "cómo sobrevivió el gobierno de Cambiemos al Club del Helicóptero". Acercar las márgenes, supone el crédulo, sería que sus públicos cautivos vayan a escuchar al otro. Dado que esto no es fútbol, los "visitantes" aquí sí podrán ingresar sin peros en territorio "local".  

#Argentina en fotos. Santa Cruz, esa provincia que representa el 8,77% de la superficie nacional y el 0,68% de la población, lleva perdidos 110 días de clase en lo que va del año. Cuna de los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, hoy es gobernada por Alicia Kirchner, quien estuvo al borde del juicio politico por la crisis actual. En dos imágenes, la situación en esos pagos.


#Resaltador

"El concepto mayor del totalitarismo no es la intolerancia, es la pureza. La pureza, la voluntad de pureza, la idea de tener una sociedad purificada de todos los elementos enemigos, disidentes y todo eso. El sueño de pureza es propiamente lo que hace al totalitarismo. Los comunistas de todo lo que no sea rojo, los nazis de los judíos, los islamistas hoy de los cruzados o de los judíos. El totalitarismo hace la hipótesis de una impureza y tiene que eliminarla".

{ Bernard-Henri Lévy, filósofo francés, en Infobae }


#La librería

La posmoralidad, por Miguel Wiñazki. Sudamericana. 160 págs. $249.

Para el autor, reina la posmoralidad, la indiferencia en torno a la ética. Sin embargo, no todo es oscuridad. La censura ha muerto: la multiplicidad de redes sociales barrió con cualquier obstrucción informativa. Pero también muchas personas son capaces de morir por una selfie. En tiempos como estos, Wiñazki promueve una ética para la esperanza a través de inspiradoras y breves reflexiones. Porque, como garantiza en este libro, podemos tener en nosotros mismos todos los sueños del mundo.