Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire

Estar a favor de la vida y condenar a una mujer a la muerte es una hipocresía propia de un país careta. Entre 2014 y 2016, de cada diez muertes maternas, dos fueron por un aborto clandestino.
Avatar del

Jimena Catalá

1/4
Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire(Alf Ponce / MDZ)

Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire | Alf Ponce / MDZ

Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire(Gentileza)

Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire | Gentileza

Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire(Amnistía Internacional)

Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire | Amnistía Internacional

Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire(Alf Ponce / MDZ)

Una Ley "Pro Vida" por donde se la mire | Alf Ponce / MDZ

Pasado mañana los parlamentarios que supimos conseguir debatirán y se expresarán a favor o en contra de una Ley "Pro Vida" por donde se la mire.

>

Ojalá, cada uno de ellos, se manifieste a favor de la vida y en contra de la hipocresía.

Ojalá, al momento de emitir sus votos, tengan presente que es (por lo menos) hipócrita estar a favor de la vida y del aborto clandestino al mismo tiempo.

Ojalá, al menos por una vez, no piensen en términos de "costos políticos" y se comporten como verdaderos garantes de derechos humanos. 

Ojalá no los ciegue el fanatismo religioso o culposo y, al menos por una vez, voten a favor de los vulnerables.

Ojalá sepan que despenalizar el aborto significa poner luz sobre una práctica clandestina que se registra a cada hora en nuestro país y provoca miles y miles de muertes maternas.

Ojalá entiendan que nadie quiere "asesinar a fetos" y que, de hecho, el proyecto de Ley que tienen en sus manos no promueve el aborto sino que, por el contrario, busca regularlo, controlarlo e incluso prevenirlo.

Ojalá, por una vez, no finjan estar del lado del pueblo avalando, en realidad, prácticas clandestinas y pro muerte.

Ojalá se expresen a favor de una educación sexual integral para todos y de una vez por todas la cumplan.

Ojalá tengan en cuenta los siguientes datos, recabados por Amnistía Internacional y por la propia Organización Mundial de la Salud:

-Las complicaciones derivadas de abortos practicados en condiciones de riesgo han sido la primera causa de mortalidad materna durante los últimos 30 años.

-Desde 1983 hasta ahora murieron al menos 3.030 mujeres por abortos inseguros.

-Entre 2010-2015 casi el 20 por ciento de las muertes maternas derivaron de abortos inseguros.

-En la Argentina se estima que se practican unos 450 mil abortos por año. Esto supone alrededor de 1.233 abortos por día, cerca de 51 abortos por hora, hay más de 1 aborto cada 2 nacimientos.

-En 2015 alrededor del 84 por ciento perdió la vida por causa de aborto en establecimientos de salud públicos; 7 por ciento en establecimientos privados; 2 por ciento en el domicilio particular; 7 por ciento en otros lugares.

-La penalización del aborto es esencialmente una cuestión de salud pública, porque el aborto inseguro genera serios riesgos para la salud de mujeres, niñas y otras personas con capacidad de gestar.

-En 2013, 49.000 mujeres se internaron en hospitales públicos por problemas relacionados con el aborto4. Es decir que cada día de ese año 135 mujeres fueron hospitalizadas en centros públicos por problemas relacionados al aborto. 2 de cada 10 tenían 19 años o menos. Entre 2014-2016 las muertes por abortos inseguros representan el 17% del total de las muertes maternas, es decir que 2 de cada 10 de las mujeres fallecidas por muertes maternas murieron por aborto inseguro: 47 por año.

- La criminalización del aborto no disuade a las mujeres de practicarse abortos clandestinos. Se estima que en Argentina se realizan un promedio de entre 486.000 y 522.000 abortos clandestinos al año (lo que equivale a más de un aborto por cada dos nacimientos).

-La OMS sostiene que cuanto más restrictiva es la legislación sobre el aborto, mayor es la probabilidad de que éste no sea seguro y cause la muerte.

-En la mayoría de los países desarrollados el aborto es legal. El caso de Uruguay es especialmente ilustrativo, dadas las similitudes que Argentina comparte con su país vecino. Según la OMS después de Canadá (7 por 100 000), la tasa de fallecimientos vinculados con embarazo, parto, puerperio y aborto de Uruguay es la más baja de América Latina y el Caribe, con 15 muertes cada 100 mil nacidos vivos, La legalización del aborto en el país tuvo como consecuencia una reducción de la mortalidad materna.

-La despenalización del aborto no aumenta la cantidad de abortos. Existen ejemplos que reflejan una disminución de los abortos a raíz de la legalización. Es el caso de España, donde el aborto fue legalizado en el año 2010 y, seis años más tarde, la tasa de abortos se redujo en un 20%.

Para terminar, vale recuperar conclusiones del actual ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, de su trabajo "Despenalización del aborto en Argentina. Un abordaje desde la Salud Pública":

-El aborto existe y no podemos soslayarlo.

-Es un problema de salud pública porque el aborto produce muertes y morbilidad evitable en población joven y sana.

-Es un problema de equidad de género porque el aborto sólo afecta a las mujeres (y las adolescentes) y sus complicaciones afectan fundamentalmente a las mujeres pobres.

-La evidencia es muy sólida respecto a que la despenalización del aborto reduce la mortalidad materna, las complicaciones graves y el número de abortos totales.

Ojalá, no haya presiones, no haya intereses corporativos, no haya negocios.

Ojalá, legislen en favor de la vida. 

El proyecto. 

Aportes de Amnistía-Internacional al debate sobre la despenalización del aborto by Jime Catalá on Scribd

Conclusiones ministro de Salud de la Nación Adolfo Rubinstein by Jime Catalá on Scribd