Un país normal

Avatar del

Oscar Ligonié

1/2
Un país normal

Un país normal

Un país normal

Un país normal

En lo que debería pasar y no pasa, en lo que debería existir y no existe. Y que no es más que un país y provincia en crecimiento, en una estabilidad duradera, en donde lo previsible sirva, en donde la seguridad esté con total garantías, en donde la justicia sea justicia, en donde proyectar o fijar objetivos sean normales, en donde los valores sean postulados inalterables, en donde las diferencias existan pero posibiliten discusiones que permitan aportar soluciones, en donde el trabajo se imponga como cultura del esfuerzo, en donde la educación y salud sean prioritarios como políticas de estado, en donde nos adelantemos a los acontecimientos de hechos que luego son lamentables, en donde incursionar en política sea un honor y orgullo que determine servir y, no servirse, en donde las instituciones sean valoradas y respetadas, en donde la capacidad le gane a la improvisación, en donde el bienestar general se imponga al bienestar sectorial, en donde lo bueno perdure y lo malo sea desterrado. 

En conclusión , pensaba en vivir en un país en serio, en donde las obligaciones, derechos y responsabilidades se asuman, en donde el facilismo, especulación, intolerancia, deshonestidad sean combatidas, y si todo eso ocurriera no sería más que la existencia de un país normal.