Un embarazo deseado

El senador anuncio que presentará un proyecto para regular la gestación por sustitución, una "ampliación de derechos para muchos ciudadanos que buscan construir una familia".
Avatar del

Julio Cobos

1/2
Un embarazo deseado

Un embarazo deseado

Un embarazo deseado

Un embarazo deseado

 Argentina atraviesa un importante momento en el debate parlamentario. Promovido por el Presidente de la Nación, el Congreso discute la ampliación de la legalidad de la interrupción del embarazo. Es en este marco que presentamos un proyecto para regular y proteger la gestación por sustitución, a fin de dar oportunidades a las personas que quieren tener hijos y no pueden.

La gestación por sustitución es el procedimiento por el cual una mujer gesta un hijo para otra persona o pareja, debido a la imposibilidad de alguna de ellas de llevar por sí ese embarazo y con ello el sueño de ser madres/padres y formar una familia.

Las alternativas para estas familias que hoy contempla el Código Civil son la adopción o la reproducción humana asistida, dirigida a parejas que no pueden tener hijos pero condicionado a que alguno de los integrantes, lleve adelante el embarazo. Esto queremos modificar para ampliar las posibilidades.

Este vacío legal resulta discriminatorio para casos que, ya sea por algún tipo de patología preexistente o porque se trate de parejas de igual sexo -en especial de sexo masculino- no pueden llevar adelante el embarazo. La normativa vigente es escasa o nula, limitando a cientos de parejas que quieren tener hijos u obligándolas a buscar soluciones en el extranjero. El Estado debe brindar esas posibilidades y garantizar la igualdad y equidad para todos los integrantes de la sociedad; contemplando especialmente el interés superior del niño y el derecho personalísimo a su identidad.

Además y al no estar regulado, se presenta la situación en la que terceros actúan como intermediarios y se aprovechan de las necesidades de ambas partes. De aquí que contemplamos establecer penas de hasta 6 años de prisión para este tipo de acciones fraudulentas.

Es necesario fijar pautas para llevar a cabo este procedimiento. En la práctica se realiza -ya que no está prohibido- pero con pocas o nulas garantías legales para la gestante que participa, para los padres que esperan cada día la llegada de su hijo y en especial para ese niño por nacer. Esto se ve en la jurisprudencia a través de distintos fallos que son lo que terminan por resolver esta controversia en forma particular y conforme a la discrecionalidad y buen criterio del juez.

Esperamos contar con el acompañamiento y la aprobación de los demás legisladores y hacer realidad esta ampliación de derechos para muchos ciudadanos que buscan construir una familia.