Tenemos que levantar la voz y frenar estos ataques

La dirigente del oficialismo local cuestiona el fallo de la Corte Suprema que beneficia a represores.
Avatar del

Karina Ferraris

1/2
Tenemos que levantar la voz y frenar estos ataques(Centro de Información Judicial)

Tenemos que levantar la voz y frenar estos ataques | Centro de Información Judicial

Tenemos que levantar la voz y frenar estos ataques(Centro de Información Judicial)

Tenemos que levantar la voz y frenar estos ataques | Centro de Información Judicial

 Cuando vemos que lo conseguido con la lucha iniciada hace años por memoria, verdad y justicia se pone en peligro por fallos irrisorios de un tribunal de Justicia que claramente no responde a la sociedad, es cuando tenemos que levantar la voz y frenar estos ataques.

Porque el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no solo benefició -a través de una ley derogada- al genocida Luis Muiña, sino que significa una burla a las argentinas y los argentinos en su conjunto.

Esta decisión nefasta que beneficia con el "2×1" a Muiña, atropella muchas de las luchas en materia de Derechos Humanos. Porque hay 30.000 compañeras y compañeros desaparecidos, porque cientos de abuelas y abuelos siguen buscando a sus nietos, porque miles de argentina y argentinos sobrevivieron a las más crueles torturas. Porque hay heridas abiertas, más abiertas que nunca, heridas que se multiplican y no se cierran con un "2 x1".

Además de que este beneficio debe ser inaplicable a los acusados por la comisión de delitos de Lesa Humanidad; la norma que respalda el fallo de la Corte fue derogada en 2001. Y no solo eso: tanto el encarcelamiento de Muiña, como su detención y su condena fueron posteriores a la derogación de esa ley.

Hay 750 represores que podrían ampararse en esta decisión y reclamar por lo mismo. ¿Acaso la Justicia no entiende los riesgos de sentar jurisprudencia, o lo entiende y no le importa, o peor aún, está siendo condescendiente con los genocidas?

Por todo esto no entendemos -o sí- y calificamos de aberrante la decisión del tribunal. Exigimos explicaciones, queremos que den la cara y digan porqué se aplica este beneficio a un genocida que fue condenado en 2011 a trece años de prisión por haber cometido delitos de lesa humanidad, que actuó en el centro clandestino de detención y tortura conocido como "El Chalet". Queremos que se lo expliquen a los familiares de las compañeras y los compañeros Gladys Evarista Cuervo, Jacobo Chester, Jorge Mario Roitman, Jacqueline Romano y Marta Elena Graiff, entre otros.

Que quede bien claro que al terrorismo de Estado y al genocidio no le caben ofertas penales.