Se largó: ¿Quién será el delfín de Cornejo?

El gobernador elegirá a su sucesor seguramente de una terna que integran Rodolfo Suárez, Tadeo García Zalazar y Martín Kerchner. El intendente de Capital es quien hoy mejor está posicionado en las encuestas, aunque nada está definido. Trascendió que García Zalazar, incluso, ya habría decidido esperar su momento y buscar en 2019 la reelección en su departamento. Omar De Marchi, para encaramarse a una candidatura, deberá imponerse en las PASO. El dato de los encuestadores: el derrumbe brutal de la imagen de Julio Cobos, luego del escándalo con su pareja.  

Marcelo Arce

Se largó: ¿Quién será el delfín de Cornejo?

Se largó: ¿Quién será el delfín de Cornejo?

En realidad, la carrera iba a empezar mucho antes de lo que finalmente empezó. La idea de prácticamente todos los que pretenden convertirse en el delfín de Alfredo Cornejo era que, una vez terminado el Mundial de Rusia ya comenzarían a dar en público las señales que habían comenzado a dar en privado de que estaban anotados como candidatos.

Pero la revelación judicial de la causa de los cuadernos y fundamentalmente la crisis económica y la devaluación, obligaron a que los plazos se estiraran. Pero el momento llegó.

Martín Kerchner, Rodolfo Suárez, Omar De Marchi y Tadeo García Zalazar son los que apuntan a convertirse en candidatos y a mirar las encuestas, por supuesto.

En las primeras semanas de octubre dos sondeos locales marcaron el punto de largada que podría también marcar la suerte de cada uno en una definición que no es inminente, pero que llegará indefectiblemente en unos meses. Uno de esas encuestas fue confeccionada por la consultora Martha Reale y causó impacto interno. La otra la hizo Elbio Rodríguez, y es la que en realidad lee el gobernador.  

La primera medición marcó al menos tres aspectos importantes. Uno de ellos, que el intendente de Capital es, de los candidatos de Cornejo en Cambia Mendoza, quien mejor posicionado está. Dentro de ese universo, cuando se le preguntó a la gente quién cree que debería ser el sucesor de Cornejo, el 50% respondió que él; el 12% que el intendente de Godoy Cruz y el 11% que el que elegido debería ser el ministro de Economía.

El otro dato fuerte es la caída en la opinión pública de De Marchi. Por supuesto que el presidente del PRO local es quien todavía ostenta el mayor nivel de conocimiento. Aunque su perfil electoral ha ido desmejorando con el correr de los meses, al ritmo del desplome de la imagen de Mauricio Macri. Algo similar a lo que le ocurrió en Mendoza a la imagen de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

El otro elemento el más notable y está marcado por el derrumbe de la imagen de Julio Cobos. El senador nacional jugó hace unos meses con la posibilidad de presentarse como candidato, aunque nunca terminó de lanzarse del todo.

Con los números de Reale difícilmente pueda concretar su fantasía de la vuelta a la gobernación. Es más: el escandaloso episodio de la designación fallida de su pareja en la Justicia Federal podría hasta costarle al exvicepresidente su carrera política. Según esta medición de principios de octubre, la imagen de Cobos cayó 15 puntos con respecto a agosto.

Hace dos meses nada más, cuando los encuestadores consultaban acerca de la intención de voto entre Cobos y el candidato que pusiera Cornejo, los números, para Reale, estaban parejos e incluso con una leve ventaja para Cleto: 29% contra un 28,5%. Pero luego del affaire Natalia Obón, el candidato de Cornejo se disparó al 38%.

En los papeles, Cobos nunca apostó en serio por una candidatura a gobernador y buscó, de manera similar a lo que hizo en las dos elecciones anteriores, pujar para terminar posicionando políticamente a los suyos. La aventura de volver a lanzarse al ruedo, siempre se dijo, estaba impulsada por su actual pareja. Ella, en definitiva, fue la misma que lo terminó sepultando políticamente.

De ese 38 que acumulan los candidatos del gobernador, Suárez se queda con la mitad lo que se traduciría en una intención de voto a nivel general del 23%. El candidato del peronismo mejor posicionado es Adolfo Bermejo, quien tiene una intención de voto del 14% según el muestreo.

Es obvio que Cornejo tiene todos estos números sobre la mesa y que además son herramientas importantes a la hora de tomar una decisión que , como todo el mundo sabe, tomará él. Sin embargo, algunas cosas están claras y otras todavía no.

Sí está definido, por caso, que se respetará el desdoblamiento de las elecciones que está establecido por ley y que fijó que las comicios para cargos provinciales se realizarán en septiembre y que las internas abiertas se harán previamente en junio para elegir a los candidatos.

Aquí el motivo es evidente: la apuesta es separar el calendario electoral de la suerte de Macri a sabiendas de que la crisis económica terminará arrastrando las chances del oficialismo provincial hacia abajo. Pero existe otro elemento: por más que la norma lo habilita para modificar el calendario, Cornejo apunta a transmitir que respetará lo que fue votado por la Legislatura.

El gobernador sigue al detalle la caía de De Marchi (el hombre del presidente en Mendoza) y aplica desde hace meses, tanto él como el radicalismo, la estrategia de estar dentro de Cambiemos pero dar la sensación de que no los está del todo. desde siempre, gobierna y toma decisiones con las encuestas en la mano y aprendió a leerlas como pocos. Tanto es así que, mitad en broma y mitad en serio, un consultor se atrevió a decir una vez que "cuando estoy con él, es como si estuviera hablando con un colega". 

El otro punto definido es, precisamente, cómo se encausarán las aspiraciones del intendente de Luján. El propio De Marchi sabe que no será el elegido por más que ostente su alto nivel de conocimiento entre los votantes como punto a favor. El lujanino deberá ir a las PASO si aspira a encaramarse a una candidatura.

Un reflejo de esto es que en ninguno de los sondeos encargados a Elbio Rodríguez, esos que se miran al momento de elegir al sucesor, lo midieron al lujanino.

Esta semana una seguidilla de funcionarios nacionales vinieron a respaldar al exdirigente ganso. El gobierno estaba enterado de la visita de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, así como también de la presencia en Mendoza del secretario de Trabajo, Jorge Triacca. Pero en ninguno de los dos casos estuvo al tanto de que, además de la visita protocolar, ambos vinieron a abrazarlo a De Marchi. Peor fue lo de Gabriela Michetti: Cornejo no estaba ni enterado que la vicepresidenta venía el viernes a a la provincia, como precisamente ocurrió.

Macri, y sobre todo el Jefe de Gabinete, Marcos Peña ¿lo quieren incomodar al gobernador?, es muy probable. De lo que no hay dudas es que el desembarco de funcionarios nacionales, que vinieron a decir que el de Luján es un buen candidato, marca otra vez el nivel de tensión entre el mandatario provincial y la Casa Rosada alentado en los últimos días, primero, por la presión de la UCR para dar marcha atrás con los aumentos del gas. Y después por la idea impulsada por Cornejo, que el presidente bochó, para que todos los jueces paguen Ganancias. La represalia fue evidente.

Ahora bien. ¿Ya está claro a quién elegirá Cornejo? Definitivamente no.

Y eso es lo que le dice Rodríguez con sus números. Según la última medición de setiembre, Suárez (19%) aventaja a los otros dos aspirantes García Zalazar (11%) y Kerchner (8%) en intención de voto. 

El número que más resaltó fue la caída de 10 puntos entre la imagen del gobernador (48%) y la intención de voto de cualquiera de los tres que él elija (38%). Es decir, el impacto del candidato todavía no se refleja de manera contundente.

Lo que sí, el dato que más feliz hizo a todos en Casa de Gobierno: Rodríguez también detectó una caída de Cobos. Aunque según recolectó, esta rondó los 10 puntos.

Con todo esto en la mano, por ahora, el mandatario repite su modus operandi en este tipo de situaciones. Como cuando tuvo que elegir sucesor en Godoy Cruz en 2015, deja que todos hagan su juego y alienta, incluso, otras variantes como la alternativa de que el ministro de Gobierno, Lisandro Nieri, se presente a competir.

Algo importante trascendió esta semana: García Zalazar todavía no lo dice públicamente, pero se menciona que decidió esperar su momento y que en 2019 buscará seguir por un período más en Godoy Cruz. Desde el municipio niegan todo tipo de acuerdo, pero alientan la posibilidad de que todos los intendentes oficialistas, de muy buena imagen, terminen compitiendo en la boleta para ir por la reelección.

Para leer entre líneas. Este sábado se organizó un acto de más de 1000 mujeres militantes de la UCR en Maipú para celebrar el día de la Madre y fueron dos solamente los precandidatos que asistieron.

Kerchner siempre renegó de trabajar para convertirse en “el elegido” y optó por el camino de volverse “elegible” para el gobernador. Le está constando, a la luz de las encuestas. Pero consiguió a fuerza de visitas periódicas al Sur consolidarse en San Rafael, bastión inexpugnable para el oficialismo.

Optimista por cómo lo reflejan los números, Suárez acelerará en las próximas semanas su ritmo de campaña. Sabe que tiene entre manos un escenario ideal: será protagonista de inauguraciones de obras que apuesta a convertirlas en multitudinarias, como las de la Plaza España; la del parque O’Higgins o la reapertura de la calle Pedro Molina. Reale le regaló además un número encantador: la encuestadora sostiene que todo lo que perdió Cobos, lo terminó sumando el jefe capitalino.

Cornejo duda, pero reconoce una virtud. Sabe que Suárez es confiable para el “círculo rojo” pero que, además, es potable para el “círculo rojo y blanco”. Ese, que conforma el siempre laberíntico y rosquero universo del radicalismo.