Roca vs Perón

Avatar del

Pablo Gómez

1/2
Roca vs Perón

Roca vs Perón

Roca vs Perón

Roca vs Perón

He leído en algunas redes sociales (y también un escrito al respecto ampliando la misma idea en un medio de prensa digital) una frase que me preocupa, debo decirlo sin exagerar, profundamente: "Roca arrasó con algunas tolderías e hizo un gran país. Perón arrasó con un país e hizo una gran toldería".

>

Antes de empezar a analizar la idea en sí, debo expresar desde donde escribo, cual es mi ideología, porque, como en mi opinión nadie es objetivo, me resulta importante aclarar cuál es MI subjetividad: soy radical, afiliado de chiquito, por lo que, en primer lugar, no correspondería que se me etiquete como defensor de las ideas de Perón. Además, y como respetuoso y continuador de los orígenes del partido al cual pertenezco, no puedo ser defensor de Roca, ya que la UCR se creó, a fines del siglo XIX, enfrentando al roquismo, específicamente, y siendo más concreto, cuando el mismísimo Julio Argentino Roca (cuya cara adorna el viejo billete de $ 100) "convenció" a Bartolomé Mitre (cuya cara adorna el aún más viejo billete de $ 2) de separarse de los revoltosos y acercarse al gobierno conservador, dejando solos a Leandro Alem (cuya cara no adorna ningún billete) y sus muchachos, que crearon la Unión Cívica Radical.

De este modo, quien suscribe, que no es roquista ni peronista, aún se preocupa por la frasecita.

Y es que, luego del supuesto gobierno de "izquierda" del peronismo, acaecido desde el 2003 al 2015 en nuestro país, y de las crecientes causas judiciales por corrupción contra integrantes de este gobierno que vendió descaradamente la idea (aunque en mi opinión mentirosamente) de que era un gobierno que defendía los intereses de los desposeídos, se produce una aglutinación de argentinos que unifican el concepto de corrupción con el de izquierda y el de desposeídos, y lleva a frasecitas como la que inicia al presente escrito.

>

Así, "la grieta" nos lleva a tomar postura, o somos blanco o somos negro, o estamos con Roca o con Perón.

Y la verdad es que Roca, y más ampliamente el roquismo (que incluye no solo al señor del billete de 100 sino a otros portadores de cara en papel moneda de curso legal), no hizo un gran país, aunque sí arrasó tolderías, las que fueron más que solo algunas.

Esa gente, pensó en un país que debía desarrollarse en tierras ocupadas por otros. La excusa que esgrimen los roquistas del siglo XXI es que en el sur, Roca atacó a "mapuches chilenos", que habían atacado previamente a los pueblos que habitaban esas zonas, por lo que pintan al acto de genocidio del roquismo como una recuperación de tierras que estaban siendo ocupadas por Chile, simplificando dos siglos de historia en un párrafo, lo que no resiste ningún examen serio.

Pero nada dicen estos neorroquistas de las campañas al norte argentino donde se exterminaron pueblos originarios hasta en el siglo XX. ¿Qué eran los habitantes del Chaco? ¿Una avanzada paraguaya?? No: eran, al igual que los del actual sur argentino, habitantes de América que estaban siendo masacrados por los descendientes europeístas de los primeros conquistadores de éste continente, finalizando la colonización iniciada cuatro siglos antes.

Y el gran país que quería el roquismo era ese: una nueva Europa, sin tolderías, con progreso y crecimiento... aunque para unos pocos. A esto se oponían Leandro Alem y los demás fundadores de aquel primer radicalismo: al crecimiento y progreso para pocos que pretendían Roca y sus secuaces.

Luego la historia argentina generó una más de sus tantas contradicciones: el mismo coronel Perón que participó del derrocamiento del radicalismo en 1930, como uno de los líderes del ejército heredero de Roca y apoyado por los conservadores (entre los que seguramente había varios herederos sanguíneos de don Julio Argentino), fue quien algunos años después se convirtió en el principal enemigo de sus ex compañeros de armas.

Y la historia de Perón y del peronismo está más que contada en este país: fluctuante entre un Perón y un Menem de derecha, y entre un Perón y unos Kirchner (en mi opinión) de falsa izquierda. Pero algo más tuvieron en común los presidentes peronistas aparte de la marchita: ninguno dejó el poder en la pobreza, o mejor dicho, todos dejaron el poder en la riqueza extrema.

Y así encontramos, finalmente, otro punto común entre los líderes roquistas y los presidentes peronistas: más fondos en los bolsillos de los que pueden demostrarse.

Por eso, finalmente respondo... ¿Roca o Perón? Ninguno de los dos, gracias.