Opinión Habló con MDZ

Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto"

José Luis Ramón atribuyó a "un error comunicacional" propio la difusión de su voto positivo, que después cambió, a la despenalización del aborto. "Cornejo es irrespetuoso y caprichoso", dijo, y defendió el rechazo de su sector a la ampliación de la Corte. "Adaro, como juez, deja mucho que desear", sostuvo.
Avatar del

Marcelo Arce

1/4
Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto"(Pachy Reynoso/MDZ)

Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto" | Pachy Reynoso/MDZ

Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto"(Pachy Reynoso/MDZ)

Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto" | Pachy Reynoso/MDZ

Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto"(Pachy Reynoso/MDZ)

Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto" | Pachy Reynoso/MDZ

Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto"(Pachy Reynoso/MDZ)

Ramón: "Nunca dije que iba a votar a favor del aborto" | Pachy Reynoso/MDZ

En los escasos ocho meses que lleva en la actividad, José Luis Ramón y su agrupación política ya se enfrentan a la peor pesadilla (aunque nada novedosa a esta altura de la historia argentina) para un dirigente: la pérdida de credibilidad.

Las idas y vueltas en relación a su voto en la ley de despenalización del aborto, los entredichos con el gobierno de Alfredo Cornejo por la votación fallida para ampliar los miembros de la Corte y la forma en que rápido se despegaron de dirigentes de su sector político, pusieron a la sorpresa de las elecciones de 2017 ante una duda.

¿Ramón y su compañero de ruta, Mario Vadillo, son realmente la nueva política? ¿O son algo más de lo mismo, salvo que nuevos en la política?

"No sabemos si se melló nuestra credibilidad. Nosotros seguimos andando en la calle y seguimos teniendo las mismas manifestaciones de confianza. Y lo que pueda ocurrir... en la cancha se verán los pingos. Pagaremos nuestros costo, no somos soberbios", dice Ramón.

El diputado nacional no había hecho públicos hasta aquí, los motivos principales de su vuelta en el aire en la votación en el Congreso por el aborto. Y la revelación sorprende: según su relato, nunca dijo que iba a votar a favor de la ley.

Extraña respuesta, si se repasan las palabras de aquél comunicado tan impactante del 8 de junio en donde Ramón anticipaba su voto favorable. "Muy a pesar de mis convicciones personales, concluyo en la necesidad de afrontar la cuestión y legalizar definitivamente el aborto", rezaba el párrafo más trascendente de aquella declaración.

  "El comunicado ese era algo que se estaba haciendo y que no lo saqué yo. Fue un error comunicacional", se exculpa.

Y en esa línea van sus explicaciones acerca de tanto traspié en los últimos meses. "Probablemente tengamos inexperiencia en cómo comunicar para que se entienda de qué trata nuestra fuerza política. Las personas que nosotros representamos, entienden perfectamente de qué trata nuestra propuesta y acerca de las decisiones que tomamos. Lo que pasa es que en los pasillos de Palacio, vamos a contramano de cómo funciona la política tradicional. Nosotros tenemos un objetivo muy claro: tomar decisiones para cuidar el bolsillo del ciudadano común, del pequeño y mediano empresario. Del que quiere hacer una vida de ciudadano común", dice en una larga conversación con MDZ en la que entraba y salía, inseparable, su socio y amigo, Mario Vadillo.

"Al tipo común- sostiene Ramón- no le pedimos que nos comprenda. Sabe de qué se trata".

Este dúo de abogados que envueltos en frazadas se convirtió en la nueva estrella de la política mendocina luego de algunos años de trascender en la defensa de los derechos de los consumidores, deja en sus respuestas cierta queja por la incomprensión de una parte de la sociedad (y del periodismo) por lo que pasó.

"Nosotros estamos desarrollando una política que es difícil de comprender. Pero vamos a lograr comunicarlo. Nosotros planeamos una Argentina, una Mendoza para los próximos 20 años. Hay dos maneras. Una,  de la política la vieja, la de los partidos, la de la reelección, la de los punteros Y nosotros tenemos una manera distinta: el mundo del futuro. Las tecnologías, las redes sociales, internet ha generado un mundo de captación de información", plantea Ramón.

-¿Qué fue lo que sucedió en la votación por la despenalización del aborto?

-Con el tema del aborto nosotros hicimos un planteo muy claro en la campaña electoral: la vida. Para nosotros, por convicción, la concepción en el seno materno significa el inicio de la vida. Y eso fue una promesa de campaña. Yo no puedo pensar de una manera y actuar de otra. Pero en la cancha se ven los pingos. Y en el momento en que un legislador emite su voto y lo fundamenta, ese es el concepto. Lo otro es política de relacionamiento entre otros diputados, en la Cámara...

- ¿Por qué dijo primero dijo que sí?

- Yo no dije que sí. Yo dije que era necesario que lo estudiemos y que lo veamos...

-Dijo que sí, que iba a votar a favor.

- Creo que era un momento de reflexión. Que según mi convicción había que legalizar...no dije que iba a votar favor. Porque si no esto parece un River -Boca. Yo lo que dije es que hay que legalizarlo (el aborto), hay que discriminalizar, tiene que haber educación sexual y tiene que haber prevención. Esos son los temas que durante décadas la Iglesia prohibió como un tema tabú.

- Está bien, pero para que quede claro, Usted en su momento dijo que iba a votar que sí. E incluso, sostuvo, que lo hacía en contra de sus convicciones. Lo escribió, hubo un comunicado...

- No, no, eso fue una nota hecha por un periodista del diario La Nación. Y el comunicado ese era algo que se estaba haciendo y que no lo saqué yo. Lo sacan los equipos técnicos estos que tenemos nosotros, una referente nuestra que filtra ese comunicado. El comunicado fue algo erróneo, que yo no quiero hacer cargos. Fue de alguien de la fuerza nuestra y sobre lo que yo dije en el diario Clarín. Yo hice una promesa de campaña. El primer proyecto que tuve fue que se penalice a todo político que haga promesas y que no las cumpla. Tenía que seguir con esa idea y así lo expuse en el recinto.

-¿Entonces ese sí, según dice  fue un error interno?

- Fue un error, pero un lamentable error.

- Y si fue un error ¿Por qué no lo aclararon rápido?

- Porque no supimos cómo hacerlo, era un tema muy delicado. Cualquier expresión que yo utilizara iba a generar, como me di cuenta en ese momento, una cuestión nacional. Bueno.. me costó dar una explicación de ese proceso en ese momento Hoy no me volvería a pasar.

- ¿Sabe el impacto que causó todo eso no?

- Muy fuerte, muy fuerte.

-¿Y por qué pasó ?

- Por inexperiencia. Son cosas que se deberían haber tratado más en privado, el desarrollo del pensamiento. Uno, cuando es estudiante de los temas, es como la corriente alterna: va para un lado, va para el otro. No se desarrolla un pensamiento crítico de una sola manera y siguiendo una sola postura.

- El problema no es que haya dicho que no, sino que primero dijo que sí.

- No, primero dije que no. Pongamos bien el punto de inicio.

- Correcto, pero en un momento dijo sí. Y pocas horas después dijo que no. Pareció como si la decisión no hubiera estado ni analizada, ni estudiada.

- Todo lo contrario ¿Sabe cuántos expositores pasaron por el Congreso por este tema? Más de setecientos. Yo tuve la oportunidad de asistir a más de cien, de un lado y del otro. Hablé con juristas, hablé con curas .. no fue fácil el tema de esa ley. Que además no es ley todavía. Pero que quede claro, no jugamos a que vamos y venimos: en la cancha, fue no.

¿Por qué el acting al momento de anunciar que iba a votar en contra? Esas escenas en donde se lo ve tomando los anteojos, el suspiro del final... Era un tema muy delicado para hacerlo así.

- No fue un acting. Fue lo que yo quise mostrar, esa era mi cara. No hubo acting. Porque si lo hubiera habido... Nosotros hacemos acting cuando comunicamos, sabemos como hacerlo.

- Por eso se lo digo

-Sí, pero eso no fue un acting. Yo tenía un angustia grande. No la pasé bien, fue un mal momento que me produjo esta ley, además de un acto de maduración tremendo. Y el que crea que hubo acting, aun si fuera un periodista, me tiene sin cuidado. Porque yo estoy siendo claro: tenía una angustia y voté por el no.

- Bueno, pero lo que quedó es que hubo un ida y vuelta en su decisión...

- No, no. Eso lo dicen los periodistas que no saben, ni leyeron nuestra propuesta de campaña. Esa conclusión es errónea e incorrecta: nosotros somos serios en los planteos, no hacemos nada a contramano.

    "El que crea que hubo acting, aun si fuera un periodista, me tiene sin cuidado. Porque yo estoy siendo claro: tenía una angustia y voté por el no" 

- Pasando al otro tema controvertido ¿Qué fue lo que sucedió en la votación de la Legislatura por la ampliación de la Corte?

- Dos cosas a tener en cuenta. Nosotros creemos que la Justicia de Mendoza tiene que tener un cambio, ahí coincidimos con el gobernador. Ahora bien: Cornejo pretende aumentar el número de los miembros de las Corte y otra serie de modificaciones. Pero tiene una serie de pretensiones que va a contramano de lo que nosotros decimos: de producirse este aumento, en estas circunstancias de la política, el gobernador tiene una mayoría en la Corte que va a permitir que muchas de las cosas que estamos cuestionando, puedan llegar a favorecerlo.

-¿Por ejemplo?

- El fracking. Hay tres juicios colectivos dando vueltas en defensa de la protección del agua y del medio ambiente.

-Pero eso. ¿Cree en realidad que, en caso de llegar a la Corte, el caso se va a definir mientras Cornejo sea gobernador?

- No lo sé y no importa. Estoy dando un ejemplo. No es lo mismo tener una Corte con miembros imparciales, a tener una que sabemos que sus votos van a dar a favor de una decisión del gobernador.

Mientras Ramón habla, Vadillo sigue de cerca todo lo que dice su socio. Trata de no intervenir, salvo cuando los cargos por haber cambiado de opinión recaen sobre él. De los dos, es quien más molesto está por las miradas acusatorias que caen sobre Protectora. Ramón lo contiene. Y avanza él con las explicaciones.

"Acá -expresa el legislador nacional- hay que saber dos cosas. El tema de las leyes requieren para su tratamiento el quorum. Todas las fuerzas políticas se ponen de acuerdo para discutir una ley. Pero puede haber otra situación: que dar el quorum implique que no haya discusión y que se apruebe la ley inmediatamente. Y eso fue lo que sucedió acá. Y Mario Vadillo y nuestros diputados tienen muy claro eso. Nunca dudaron sobre ese tema. Si no se entiende esto, estamos hablando en japonés o en australiano.

- Ahora bien: ¿Ustedes nunca entendieron que ese día había una maniobra por parte del Gobierno solo para aprobar la ley y que en realidad no importaba la discusión del tema?

-Peor obviamente. Y entonces no le dimos quorum.

- Lo mismo que en lo anterior. Primero dijeron que sí.

- Para su conocimiento, en una Cámara legislativa lo que se logran son acuerdos con otras fuerzas. Y para lograrlo tiene que conversar, relacionarse. El momento del quorum es el día de la sesión Todas las negociaciones intermedias pueden generar una expectativa periodística. Pero no una decisión que se toma en el momento de ingresar o no al recinto.

- El gobernador lo llamó chanta.

- Me merece todo el respeto por su investidura. Nosotros no vamos a hacerle tackles como algunos opositores. Somos una nueva fuerza política que va a tener acuerdos y desacuerdos. Cornejo actuó de una manera muy maleducada e irrespetuosa diciéndonos chantas... Chantas son aquellos que, para hacer valer su idea, lo que están haciendo es denigrar a otros. Este señor va a tener que aprender normas de conducta y de respeto en una provincia que es republicana y democrática. El no es respetuoso. No puede salir a decir que, porque no le damos el quorum para su capricho, somos chantas ¿Un caprichoso qué hace cuando no obtiene resultados? , degrada al otro.

    "Chantas son aquellos que, para hacer valer su idea, lo que están haciendo es denigrar a otros. Este señor (Cornejo) va a tener que aprender normas de conducta y de respeto en una provincia que es republicana y democrática". 

- ¿El juez Mario Adaro llamó a su asesor Mauricio Guzmán para pedirle que no dieran quorum? , como denunció el propio gobernador.

- Insisto. El gobernador es un señor que tiene actitudes de caprichoso. Y tan irrespetuoso es, que no alcanza a comprender que las decisiones que toma nuestra fuerza política tiene que ver con nuestras convicciones El señor Adaro, como juez, a mí me deja mucho que desear. Son muchas las causas que yo tramité en donde él falla sistemáticamente en contra de los trabajadores. No tengo ninguna relación con Adaro. Acá no se trata de quien influye sobre quién. Nosotros también tenemos un proyecto alternativo al del gobernador para cambiar la Corte, no estamos en el capricho. Además nosotros no jugamos, hacemos las cosas por las razones de verdad: queremos una Corte y un poder Judicial acorde con los nuevos tiempos.

- ¿Qué es PI - Protectora hoy? Porque hay dirigentes a quienes mostraron en la campaña, como el pastor Héctor Bonarrico, de quien están tratando de despegarse desde que asumió su banca.

- Y ... son las cosas que pasan en esa analogía de la vieja política. Nosotros para poder acceder a la política de Mendoza, necesitábamos de un partido político con todas las formalidades que exige la ley. Y el Partido Intransigente nos acepta a nosotros como candidatos extra partidarios. Y con la plataforma política que propusimos, en ese momento, este señor estaba alineado a esa idea. Ahora es muy difícil que podamos inducir a alguien a que cambie sus posturas o su forma de proceder. Este señor, ahora alineado a las políticas del gobernador, queda afuera de nuestra línea política. Y esa es la realidad.