Primer semestre de 2017: el gas agudiza su caída (-1%). ¿Dónde está el dinero del tarifazo?

Avatar del

Federico Bernal

1/2
Primer semestre de 2017: el gas agudiza su caída (-1%). ¿Dónde está el dinero del tarifazo?

Primer semestre de 2017: el gas agudiza su caída (-1%). ¿Dónde está el dinero del tarifazo?

Primer semestre de 2017: el gas agudiza su caída (-1%). ¿Dónde está el dinero del tarifazo?

Primer semestre de 2017: el gas agudiza su caída (-1%). ¿Dónde está el dinero del tarifazo?

En base a los últimos datos publicados por el Ministerio de Energía en sus Tablas Dinámicas, se elabora el siguiente y breve informe con una síntesis de los cambios en materia de gas natural. Los resultados son alarmantes, por un lado, e insólitos, por el otro, dado el incremento exponencial del precio del gas en boca de pozo sumado al de las tarifas de los servicios públicos. Cabe preguntarse, en este sentido: ¿Dónde está el dinero que las empresas están recibiendo de la ciudadanía producto de ese mismo tarifazo? ¿Qué se proponen Macri y Aranguren con tan pésimos desempeños?

>

La producción de gas natural registró una caída del 0,9% en el primer semestre de 2017 en relación a igual período de 2016, acentuando la retracción en lo que va del año. Se trata del peor desempeño desde 2013.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas.

Al comparar las tasas de variación para los últimos cuatro años (períodos primer cuatrimestre, primeros cinco meses y primer semestre) se aprecia en toda su magnitud el pésimo e inexplicable desempeño en lo que va de 2017.

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Los valores en rojo corresponden a 2017.

Como puede advertirse, durante el segundo año de administración neoliberal la producción de gas acentúa su caída (empeora). El desempeño está años luz de 2015 y 2016, siendo incluso peor al de 2014 (entonces mejoraba).

Finalmente, debe tenerse en cuenta con respecto a 2016 el impacto positivo de Vega Pléyade (VP), proyecto iniciado en 2013 y cuya producción comenzó a verificarse recién en febrero del año pasado. De no haber sido por este yacimiento, la producción prácticamente no hubiese cambiado en relación a 2015. Ahora bien, como consecuencia del desplome generalizado de los yacimientos del país, sucede que siquiera el mega-yacimiento VP puede compensar la debacle.