Poder político y justicia: la "excepción radical"

Avatar del

Pablo Livio Cazabán

1/2
Poder político y justicia: la "excepción radical"(Alf Ponce / MDZ)

Poder político y justicia: la "excepción radical" | Alf Ponce / MDZ

Poder político y justicia: la "excepción radical"(Alf Ponce / MDZ)

Poder político y justicia: la "excepción radical" | Alf Ponce / MDZ

 En dos notas anteriores publicadas por este medio, dimos una serie de visiones acerca de las ideas, conceptos y bagaje político-cultural del Gobernador Cornejo; decíamos que era una verdadero y consumado kirchnerista tardío.

Fue así que dimos cuenta del diseño, planificación y ejecución de un verdadero plan de cooptación del Poder Judicial por medio de una serie de emisarios. Las primeras jugarretas de sus "pollos" emergieron públicamente con una velocidad y desparpajo inusitado ( echando por tierra las múltiples críticas que recibiera el que escribe estas líneas por sus dos notas anteriores).

Fue así, que se pasó de instalar una discurso político de mano dura, donde el Gobernador y sus delegados en el Poder Judicial lanzaron máximas tales como " el que cometa delitos graves deberá esperar presos el juicio", " se terminaron las interpretaciones legales anarco-abolicionistas", "se terminaron las interpretaciones legales", y algunas otras proclamas más propias de un neopopulismo punitivista que de funcionarios republicanos y democráticos.

Así las cosas, los dos delegados judiciales del Gobernador comenzaron a patrullar y sembrar el nuevo paradigma por todo el Poder Judicial, con métodos pocos ortodoxos, llegando a la amenaza velada de que el que no cumpla con el nuevo modelo corre el peligro de quedar "fuera del sistema" (nos sobran los votos en el Jury, resulta la frase de moda). Comienza, según ellos, una Nueva Justicia.

Fue así que se ordenó una suerte de redada contra aquellos que osaran cuestionar estas nuevas órdenes o que tuviesen una posición distinta.

Pero la realidad a veces es más cruel que las más sofisticadas de las teorías.

Entonces un ministro del Poder Ejecutivo es denunciado su pareja por un hecho de violencia de género, y ante el pedido de su amigo y socio que es Gobernador, se modifican todos los criterios jurídicos creados y aplicados por "su" Procurador y se genera una "excepción", logrando que el irascible médico continúe gozando de la libertad, a diferencia de cientos de personas que están detenidas por idénticas denuncias.

En simultáneo, un grupo de jóvenes deportistas son denunciados de haber cometido un delito gravísimo contra la integridad sexual de una mujer; rápidamente estos jóvenes hacen uso de su contactos políticos con el Partido gobernante (UCR) y logran una "excepción", logrando mantener todos su estado de libertad.

En ambos casos, los delegados judiciales del Gobernador salen públicamente a justificar las escandalosas "excepciones", y el Gobernador ajusta su discurso, pasando de "cárcel para todos" a " que actúe la Justicia"; salvo que omite decir que ahora es "su" Justicia.

El mensaje es claro, de ahora en más a todos se le aplicará la ley con su máxima dureza, salvo, claro, que logre la "excepción radical" que se obtiene solicitando la "clemencia y el favor" del Gobernador, quien maneja a su antojo la justicia a través de sus obedientes delegados.

Este grado de sumisión oligorepulicana del Poder Judicial en relación al Poder Ejecutivo se verificó en algunas provincias feudales, y actualmente en la Provincia de Jujuy, donde otro Gobernador de origen radical lo primero que hizo al arribar al poder fue crear su propia Corte, por medio de la ampliación de sus miembros ( cualquier parecido con el Menemismo es pura casualidad).

Así las cosas, con la "excepción radical" ha comenzado una nueva fase del kirchnerista tardío (Cornejo) que ha superado con creces a su maestro y modelo (Néstor Kirchner)

La próxima fase será sin duda lograr ampliar mayorías en la Legislatura y la cooptación de los órganos de control.

Seguramente la realidad nos traiga muy pronto nuevas noticias.

Pablo Livio Cazabán