¡Pásenlo a nafta! Una trilogía desarrollista

Creación de una moneda espejo, una bancarización universal inducida y un bono estructural estandarizado.
Avatar del

Gustavo Gutiérrez

1/2
¡Pásenlo a nafta! Una trilogía desarrollista

¡Pásenlo a nafta! Una trilogía desarrollista

¡Pásenlo a nafta! Una trilogía desarrollista

¡Pásenlo a nafta! Una trilogía desarrollista

Nuestro país vive siempre yendo a un pantano, teniendo un "pasado que no pasa", resolviendo su pasado con más pasado haciendo que en lugar de progresar, repitamos errores increíbles. Falta potenciar el chip. Aquí en este artículo esbozaremos tres políticas de estado que a nuestro entender son insoslayables e implican un enfoque moderno libre de prejuicios en materia de modelos de gestión. Ya adelantamos de este tríptico de políticas, la creación de una moneda espejo (http://www.mdzol.com/opinion/747376-legislar-para-lograr-una-moneda-espejo/), hito que entendemos es fundamental como base para el despegue de las otras políticas citadas.

Somos un país subdesarrollado con altos índices de pobreza estructural.

Por un lado tenemos 3,5 millones de desocupados (reales, o disimulados en nuestra famosa burocracia improductiva) y por otro lado, tenemos carencias básicas a gran escala que pueden solucionarse porque poseemos, aunque no se crea, recursos internos excedentes que no requieren casi de importaciones para ello.

Decimos entonces que existen dos términos negativos de una ecuación (desempleo y carencias básicas) que al ser multiplicados darían un resultado positivo (plan de desarrollo sin endeudamiento externo)) tal cual nos enseña una de las reglas básicas del algebra.

>

Las carencias básicas de nuestra población deben remediarse con planes a gran escala, utilizando mano de obra rápidamente empleable, y sin endeudarse en divisas.

El Estado es riquísimo en flujo de fondos. 250.000 millones de dólares al año equivalen a 1.000 millones de dólares por día hábil. Recuerde lector de manera constante esta cifra.

Lo que decimos es que bastaría destinar el 5.4% del flujo anual del Gasto Público Total (GPT) luego de implementarse nuestro plan durante 30 años para resolver sin recursos propios actuales, bienes públicos de todo tipo (carreteras, aeropuertos, obras de saneamiento, obras hidroeléctricas, escuelas, hospitales, centros deportivos, parques públicos, cárceles, etc.). Es condición sine qua non para ello, que en general el inversor privado comience a cobrar después de habilitar sus obras. Es lo que parcialmente propone la ley 27.328 de Asociación de Participación Publico Privada (PPP) recientemente sancionada.

La Fundación Metas del Siglo XXI propone un shock de inversiones de gran escala del orden de los U$S 380.000 millones de dólares para terminar con el raquítico crecimiento anual existente logrando un alza del PBI del 10% anual, con efectos en el incremento de recaudación fiscal que evite los ajustes de gasto corriente habituales.

Esto ha de sustentarse como lo indica el título de este artículo, en una mesa de tres patas institucionales: a) creación de una Moneda Espejo (ME), b) Bancarización Universal Inducida (BUE que canalice todo el ahorro existente hacia la ME y utilice el multiplicador monetario estimándose ello en U$S 380.000 millones de dólares) y un c) Bono Estructural Estandarizado (BEE). Si se rompe una de las tres patas y la mesa indefectiblemente se cae.

Los tres diseños institucionales deben de tender a que de manera gradual se absorba personal excedente del estado y a reducir razonablemente el nivel de gasto público existente que hoy depende de un excesivo endeudamiento externo ineficiente por donde se lo mire, todo ello conjuntamente con una reducción de la asfixiante presión fiscal existente al día de hoy.

Creación de una Moneda Espejo. (ME)

(http://www.mdzol.com/opinion/747376-legislar-para-lograr-una-moneda-espejo/)

En mi anterior nota que usted puede leer en el citado link, culminábamos la misma resumiendo las ventajas provenientes de la creación de una ME de la siguiente manera:

a) Defiende el ahorro interno.

b) Pesifica la economía.

c) Es un patrón de medida confiable más que cualquier otro conocido en defensa del poder adquisitivo.

d) Contendría la crónica fuga de capitales.

e) Bajaría los costos de transacción bancarios de una manera sustancial.

f) Fomentaría de una manera más racional las expectativas siendo estas, el alma mater del conjunto del sistema económico.

g) Limitaría el abuso crónico del estado sobre el uso del impuesto inflacionario.

h) Tonificaría de una manera muy sustancial al conjunto del sistema financiero con políticas propias de mediano y largo plazo. Si la Argentina tuviera el mismo sistema monetario que Chile, 260.000 millones de dólares se podrían inyectar al sistema productivo. El público al ver protegidos sus ahorros mediante una ME, inyectaría depósitos en los bancos, o sea les prestaría dinero con los cuales proporcionarían créditos a la producción y al consumo. No hay que olvidar que los depósitos del público figuran en el pasivo de los bancos. Los depósitos son su materia prima y la ME incidiría de manera sustantiva en el fenómeno de multiplicador de depósitos con lo cual permitiría al sistema en su conjunto prestar varias veces el dinero depositado. Sería parte de una estrategia de "bancarización inducida" que permitiría escapar al actual peor de los mundos: crédito insuficiente, moneda escasamente confiable.

i) La política monetaria perseguiría una tasa de interés real eliminando nominalizaciones que crean perturbaciones importantes en el mercado bancario.

j) Podría colocarse al igual que Uruguay su deuda pública en unidades indexadas (UI). Uruguay de esa manera, ha logrado colocar a valores nuestros de hoy unos 24.000 millones de dólares al 4,375%, y con ello, pesificaron su deuda pública y estiraron plazos de pagos despolarizándola en un 47%.

l) Una ME equilibraría sin lugar a dudas el poder de negociación de la parte más débil en la relación capital/trabajo y no sería un punto menor el que la ME proteja a los jubilados y pensionados de nuestro país dado que estos, no poseen el tan mentado derecho a la huelga del que gozan los activos. Millones de personas de la tercera edad se verían beneficiadas.

Bancarización Universal Inducida. (BUI)

No es necesario que el país siga endeudándose en divisas.

Para ello, una meta alcanzable aunque no se crea, es una bancarización del 79% como tiene Chile. Ello permitiría contar con un crédito equivalente en pesos a U$S 380.000 millones de dólares.

Es necesario que todos los depositantes muevan su dinero dentro del sistema bancario y no interrumpan la cadena de expansión de los depósitos retirando dinero. Las penalidades en su caso deberían ser muy fuertes y también los premios muy atractivos para quienes acompañen esa meta. Hay que evitar que los retiros interrumpan el multiplicador. El dinero en billetes casi no debería existir, salvo en regiones que dificulten esa meta. El BCRA no debiera en esas condiciones permitir un encaje bancario superior al 10%. Solo así y con una ME podrá impulsarse en serio el crédito a largo plazo dado que los plazos fijos también se nominarían en ME.

Lo que es inadmisible hoy es que, con una bancarización del 12% del PBI, nuestro país preste su base monetaria 1,35 veces y nuestro país vecino de Chile, con una bancarización del 79% de su PBI, preste su base monetaria 13,26 veces. Estamos por debajo de Bolivia y Haití.

Para remontar la cuesta el programa de metas de una BUI debe darse en cinco años.

Primer año: alcanzar la bancarización de Haití (19,9% del PBI = U$S 109.000 millones)

Segundo año: alcanzar la bancarización de Jamaica (29,3% del PBI = U$S 161.000 millones)

Tercer año: alcanzar la bancarización de Paraguay (49,9% del PBI = U$S 274.000 millones)

Cuarto año: alcanzar la bancarización de Brasil (67,1% del PBI = U$S 369.000 millones)

Quinto año: alcanzar la meta final que es la bancarización actual de Chile.

La escasa bancarización obliga a una enorme expansión de la base monetaria con fuerte impacto inflacionario y un crédito inexistente. Tenemos un multiplicador bancario bajísimo. Chile presta 13,26 veces su base monetaria con una inflación del 2,71% y nuestro país presta 1,35 veces su base monetaria con una inflación que hoy excede el 22% anual. Tenemos un sistema bancario raquítico con spreads altísimos altamente inflacionarios. Volvemos a decir...estamos en el peor de los mundos: crédito insuficiente y moneda escasamente confiable.

Afirmamos que el mejor método para prevenir la evasión fiscal es la Bancarización Universal Inducida. Solo con menos evasión se podrá disminuir impuestos en un país donde la economía en negro alcanza al 37,2% del empleo. Ni hablar del cómo se mejora el control del dinero proveniente del narcotráfico. Tuvimos en 50 años 19 blanqueos lo que arroja una media de uno cada tres años, frente a dicha frecuencia, los evasores pueden dormir tranquilos que no corren riesgos.

No hay que blanquear la evasión sino blanquear la economía.

Insistimos en que los castigos por no bancarizarze han de ser forzosamente altos. Por ejemplo: la omisión del Postnet sería simple causa para la clausura de un negocio que no lo posea.

Y de cumplirse las metas anuales prefijadas, los bancos al sextuplicar sus activos, indudablemente deberán acoplarse a dichas metas ampliando sus horarios de atención.

Sobre los cimientos de esa meta se lograría en cuatro años un incremento de la recaudación fiscal en términos reales en un 47% para luego solo pagar apenas un 5,4% del Gasto Público Total cuando concluyeran las obras todas. Fue lo que hizo la generación del 80, puso la gente a trabajar para producir la riqueza con veinte años de crecimiento promedio superior al 9% anual con un record del 25,97% en 1882 durante la presidencia de Julio Argentino Roca.

Bono Estructural Estandarizado y Securitizacion de flujos públicos. (BEE)

A través de la reciente Ley 27.328 de Asociación de Participación Publico Privada, el Gobierno Nacional podrá emitir Bonos de Infraestructura con securitizacion de un flujo futuro de fondos de base tributaria a largo plazo comprometiendo de esa manera una porción mínima del flujo de fondos presentes del Estado.

Una vez dadas las prioridades de creación de ME, y comenzadas las metas anuales de Bancarización, la afectación futura del 5,4% del Gasto Público Total será suficiente para generar el equivalente a U$S 380.000 millones de dólares en el presente de inversión privada a riesgo para encarar una revolución del cemento que sirva para disminuir extraordinariamente el conjunto de carencias básicas que afecta a nuestro país. Una vez que se habiliten las obras, se pagarán las mismas con BEE nominados en ME al 6% pagadero por semestre adelantado, en un plazo de 30 años, siendo los BEE al portador o el concesionario recibe el precio obtenido por la colocación de dichos bonos.

Los BEE tendrían características homogéneas para todos los proyectos. Debería ser un símil de referencia como lo es el Bono a diez años del Gobierno Federal de los EEUU.

Ahora bien, cuál será la garantía de los BBE?. Sera una garantía soberana real dada por la securitizacion del flujo futuro de fondos del Estado dados en pago o garantía. Se prevé afectar a este plan un 5,4% del GPT durante 30 años.

Que se puede hacer con la trilogía citada con impacto final de U$S 380.000 millones de dólares?

Lo que en su momento contextual fue la batalla del petróleo hoy debería denominarse la batalla del cemento. Deben perseguirse las siguientes metas:

En materia de vivienda social y de sectores medios la meta debería ser una cifra de 3 millones de viviendas que implicarían U$S 200.000 millones de dólares. Para el caso de viviendas sociales y mediante el sistema de vouchers inmobiliarios de 50.000 dólares cada uno contra escritura en primer grado a 30 años el propietario reembolsaría el capital y el Estado se haría cargo del pago de intereses del 6% anual. Para sectores medios serian vouchers de U$S 100.000 dólares sin costo fiscal. Tiene que haber grandes soluciones, es claro que el FONAVI solo alcanza para 30.000 viviendas anuales, agravando el problema en vez de resolverlo. Insólitamente el 56% de las viviendas de este fondo carece de escrituras siendo altísimas sus tasas de mora. Lo que se necesita es proveer de 482.000 viviendas por año. A mayor endeudamiento por créditos hipotecarios a baja tasa en moneda espejo (ME), mayor será el desarrollo social de nuestro país. Dicho sea de paso, Holanda posee el stock de hipotecas más alto del mundo (107,1% de su PBI) contra el 0,5% de Argentina. La paradoja es que el endeudamiento de un país puede ser muy perjudicial más el endeudamiento familiar en créditos hipotecarios es muy beneficioso.

La vivienda no es un problema técnico (véase los logros del Centro Experimental de la Vivienda económica en Córdoba o los múltiples Sistemas de Construcción en Seco actuales), es un problema básicamente financiero. A lo que se apunta es a los créditos a largo plazo sin necesidad de subsidios, dando alcance universal a esta demanda erradicando por completo las villas miserias actuales con su correspondiente favelización. Los créditos se desembolsarán de manera simple y automática contra escritura e hipoteca sobre casa totalmente terminada. El sistema así tiene escala y velocidad, siendo las principales beneficiarias las PYMES y las familias. El derecho a la vivienda digna demás está decirlo figura en nuestra constitución.

En materia de agua segura, cloacas y desagües pluviales deberán invertirse el equivalente a 28.000 millones de dólares. El principal objetivo aquí será reducir casi de manera absoluta la influencia de estas carencias en la tasa de mortalidad infantil. Hemos llegado al extremo de colgar de los postes eléctricos, caños de PVC en forma aérea en La Cava del Partido de San Isidro.

En 1930 luego de Holanda poseíamos la tasa de mortalidad infantil más baja del mundo.

El PVC se fabrica con materiales que poseemos en abundancia. El PVC es un compuesto de sal común (57%) y gas (43%) que también producimos. Poseemos en exceso agua dulce, solo falta lo accesorio: depurarla y distribuirla con correctas logísticas de transporte.

En esta materia, cuando las obras se habiliten, el contratista podrá emitir bonos de infraestructura a treinta años que serán pagados por el Estado afectando solo una cuota anual equivalente a U$S 2.034 millones de dólares (2 días y una hora del Gasto Público Total), aplicados obviamente de manera gradual.

En materia de transporte interurbano, deberían invertirse el equivalente a 27.000 millones de dólares dados por 13.346 km de autopistas; 100.000 km de caminos rurales valuados en U$S 32.000 millones y un moderno transporte aéreo equivalente a 50 aeropuertos que den conectividad a 9 millones de personas el equivalente a U$S 1000 millones. En materia de transporte urbano el plan incluye otros U$S 25.000 millones de dólares.

Tenemos apenas el 3% de los caminos pavimentados que necesitaríamos para lograr la conectividad alcanzada por los EEUU.

Debemos escapar de la exigencia de 20.000 habitantes para la construcción de aeropuertos. El Calafate gracias a su nuevo aeropuerto, incrementó su cantidad de turistas pasajeros de 4.621 a 123.544 entre los años 2000 y 2002.

A su vez el plan detallado de obras incluye otras emblemáticas y de energía equivalentes a U$S 62.000 millones de dólares entre los que se incluyen un sistema carcelario moderno para 100.000 internos y obras tan caras a los mendocinos como la revolución logística producida por correctos pasos a Chile por el sur mendocino. Obras hidroeléctricas como Portezuelo del Viento, Corpus sobre el Río Paraná y Garabi sobre el Río Uruguay están contempladas en este proyecto.

No menos importante es el plan de forestación equivalente a U$S 5.000 millones de dólares para forestar en una primera etapa 5 millones de hectáreas que permitirá la exportación de productos derivados en el orden de los U$S 6.000 millones.

Quisiera detenerme en el tema cárceles. Estamos violando sistemáticamente el artículo 18 de nuestra Constitución Nacional, dado que el Estado no está en condiciones de aislar físicamente a delincuentes peligrosos por su crónico déficit carcelario dando lugar entre otros efectos a la famosa puerta giratoria. Está en juego, vista la altísima tasa de reincidencia el derecho humano a no ser asesinado, asaltado o violado muchas veces producto del colapso del sistema judicial. Hay 150.000 vigiladores privados que cuestan U$S 3.200 millones de dólares anuales que superan en número a la Policía federal y a la Bonaerense. Pero también sabemos que, arrojando más gente a la cárcel, no reducimos en absoluto la criminalidad, sino que la reproducimos. Aumentamos exponencialmente el número de personas presas (en los últimos años, la población carcelaria casi se duplicó, pasando de 91 personas detenidas cada 100 mil habitantes, en 1997, a 161 en 2014). Uno de cada dos presos que sale en libertad reincide en el primer año; las tasas de criminalidad no bajan (la cantidad de robos creció un 10 % entre 2008 y 2015); y el crimen violento crece también (pasamos de 1 o 2 homicidios cada 100 mil habitantes, hace tres décadas, a 6.1 homicidios en la actualidad). Es decir, fallamos en todo.

No se trata, entonces, de autoflagelarse diciendo simplemente que lo hacemos todo mal: lo preocupante es que, sabiéndolo, sigamos haciendo lo mismo en materia de cárceles.

Al menos con este plan que presentamos, las cárceles deberían ser cárceles modelo no reproductoras de criminalidad. Otras políticas multidisciplinarias deberían complementarla.

El modelo de gestión tradicional hace que las obras sean muchas veces anunciadas y pocas veces terminadas. Se le miente a la gente de una manera descarada y los ejemplos a citar llevarían un libro entero a escribir. Además dicho modo de gestión hace que distintas partes de un emprendimiento se contraten por separado. De esa manera Yaciretá demoró 30 años y su costo superó cinco veces el previsto. La represa de Belo Monte en Brasil se construyó por vías de ideas opuestas en cinco años. Hasta las expropiaciones fueron pagadas por el inversor. Se compró energía en lugar de cemento y acero y se adjudicó por el precio cotizado por megavatio. Es lo que claramente se intenta en nuestro país con las políticas de estado en materia de energías renovables con un éxito rotundo. La primer ronda recaudó U$S 4.000 millones de dólares y se prevé otra exitosa segunda ronda. Eso es puro PPP. Es lo que se hizo en su momento con el gasoducto Neuquén- Buenos Aires.

La inversión total del plan brevemente citado equivale a U$S 380.000 millones de dólares.

De donde sale?

Del triángulo de metas institucionales: Moneda espejo, bancarización universal inducida y bono estructural estandarizado. Repetimos es una mesa de tres patas.... Si se cae o rompe una de estas tres patas indefectiblemente la mesa se cae.

Estamos muy convencidos que la creación de una ME tendrá fuerte impacto dados en una estrategia desdolarización de la economía y en una reducción del impuesto inflacionario que castiga el salario y daña profundamente al proceso ahorro-inversión.

Y también estamos muy convencidos que las graves carencias básicas de nuestra población (por citar un ejemplo: el 50% carece de cloacas) afectan gravemente derechos constitucionales tales como el derecho a la salud, el derecho a la vida (reducir la mortalidad infantil si o si lleva al tema de agua segura, cloacas, tratamientos de efluentes); el derecho a un ambiente sano y equilibrado; el derecho a una vivienda digna; el derecho a elegir el lugar de residencia, el derecho a un transporte eficiente y seguro, los derechos derivados de políticas federales que equilibren el desarrollo regional, el derecho al trabajo en blanco, el derecho a una moneda estable (ME), el derecho a un sistema carcelario modelo.

Sostenemos que no hay falta de recursos sino una deficiente administración de los mismos.

Con metas simples, de gran escala y modelos de gestión absolutamente diferentes a los usuales es posible cumplir con las garantías constitucionales que habitan el capítulo de derechos de nuestra Constitución. Es hora de pasar de gas a nafta!.

El ejemplo del modelo de Gestión de la Generación del 80.

La generación del 80 fue conducida por líderes con vocación de estadistas que facilitaron a muchísimos excluidos, el acceso a los bienes que hoy resultarían inalcanzables abriendo camino a la civilización moderna.

Entre 1864 y 1914 y con aportes presupuestarios mínimos en subsidios del Estado nacional por quince años (recordemos que en aquella época solo tenía una participación del 2% en el PBI), la inversión privada construyó en tiempo record, 33.510 km de vías férreas con un promedio de 670 km por año. Durante 50 años se construyeron 2 km por día y al festejarse el primer centenario nuestro país poseía la red más extensa de América Latina.

Argentina asombraba al mundo siendo que en 1914 nuestro PBI triplicaba el de Japón, era 26% mayor que el de Italia, un 18% más que Alemania, un 7% más que Francia. Mirando el Grupo de los 7 actuales, estábamos por encima de cuatro potencias actuales (Japón, Alemania, Francia e Italia) pisándole los talones a EEUU y a Canadá aunque lejos de la Gran Bretaña de entonces.

Mitre en 1863 construyó las bases para la construcción del célebre Ferrocarril Central Argentino en solo 6 años, con inversión privada de riesgo (hoy PPP), sin endeudarse con el exterior a pesar de las constantes tentaciones que recibió por parte de la banca extranjera.

La Argentina de hoy está en condiciones de repetir dichas experiencias exitosas.

Se abarataron los fletes de una manera asombrosa. La tonelada de carga entre Rosario y Mendoza por caso, bajó de $90 a $18 según el historiador Roberto Cortes Conde. Frente a aquellas estrategias, el gobierno pasado optó por oponerle, un nombramiento neto de 1.845.810 empleados públicos financiados por la sociedad no solo con una presión tributaria record sino también con inflación generando el auxilio permanente del tesoro con emisión de dinero primario por parte del BCRA y a su vez este absorbiendo hoy los escasos recursos de oferta en créditos con la colocación de LEBACS.

El déficit fiscal en el 2017 representó unos 600.000 millones de pesos.

Casi 2.000 millones de pesos diarios.

Al levantarse usted cada día, pregúntese como reducir sus gastos del día por esa cifra.

Pensemos también que el Gasto Público total de 250.000 millones de dólares dividido por 10.500.000 familias suma 34.000 pesos por mes. Más de lo que gana el 80% de las familias.

Por lo tanto mediante los métodos de gestión tradicionales, el Estado no puede financiar un plan como el que aquí se propone.

Sostenemos que este plan se puede financiar gracias al trípode citado (ME, BUI, BEE), evitando el endeudamiento externo que es sin dudas, innecesario, insuficiente, distorsivo para la macro, drenaje de riqueza, generador de dependencia a los shocks externos y que finalmente atenta contra la posibilidad de crear una mercado de capitales como el que nuestro país requeriría.

Frente a ello, es importante entonces definir un conjunto de metas públicas de gran escala que prioricen aquellas que tengan profundo impacto social.

Requiere una clase dirigente que esté de acuerdo con las tres metas institucionales citadas (ME, BUI, BEE) pensando en las siguientes generaciones que escape a las habituales y mediocres miradas cortoplacistas esclavas del marketing del día a día.

Carecemos de grandes metas públicas. Sin metas es imposible conocer el camino.

En lugar de ello, las No Ideas culminan en caciquismos y ambientes feudales.

Proyecto de ley Carrio, Conessa, Gutiérrez (2003). El gran antecedente.

Red Federal de Autopistas.

Los recursos para la revolución del cemento están en nuestro país en oferta excedente.

Solo hay que saber captarlos y organizarlos hacia metas grandes con modelos de gestión distintos a los tradicionales.

Tierra, arena, piedra, sal gruesa sobran y por lo tanto no habría cuellos de botella en su proceso de abastecimiento. La red federal de autopistas se construye básicamente con los citados elementos. Para ambos casos los componentes importados de relevancia provienen de equipos pesados cuyo valor no excede el 5% del total de las obras a ejecutar. Por lo tanto, son obras que se pueden financiar internamente sin recurrir a deuda en divisas. A ello apuntalaría la ME en tanto permite desdolarizar casi por completo nuestra economía y eliminar la excusa de las referencias inflacionarias.

Por otra parte las obras de autopistas, vivienda, saneamiento, carreteras y forestación deben hacerse in situ. NO se puede importar una carretera. Esto crea importante masa de empleo local que genera a su vez una riqueza que se multiplica.

Por lo tanto....los ingredientes para alcanzar las metas y los recursos financieros internos están disponibles.

Las leyes de Vialidad de 1932 y 1945 quedaron en desuso por imperio de una inflación record.

Solo pudo revertirse parcialmente con Frondizi quien fijó un porcentaje del precio del combustible dando lugar en su presidencia a la construcción de 10.000 km de autopistas. Reemplazaba el ferrocarril con accesos pavimentados.

En los 90 entraron en escena los impresentables del Club del Peaje con la autoría intelectual del mendocino Dromi para hacer exactamente todo lo contrario. Desde esa fecha han transcurrido 27 años y no se construyeron por sistema de peaje ni un solo km de autopistas o carreteras nuevas, cobrándose dicho Club un millón de dólares por día durante 12 años solo para hacer bacheo o cortar malezas lindantes.

El recapado de 6 cm de base negra exigido requería U$S 600 millones de dólares, apenas el 16% de los U$S 3700 embolsados y nunca se llevó a cabo. También los Kirchner perpetuaron semejantes disparates.

El objetivo del proyecto de red federal de autopistas que elaboramos con Carrio, y con el gran economista Eduardo Conessa, era y es transportar vehículos no la obra física en sí misma. Nos inspiramos en la generación del 80, en el Plan de reactivación Pinedo de 1940 y en la visión de estadista de Eisenhower sosteniendo en dicho proyecto que no hay dudas que existe una relación entre infraestructura de transporte de bajos costos operativos y un desarrollo económico sostenido.

El mundo es logística pura.

El sector privado automotor construye 4.500 km de autos por años, paragolpe contra paragolpe y el estado viene de fabricar 29 km anuales de autopistas (2015). Nuestra inolvidable María Elena Walsh estaba en lo cierto cuando decía que vivíamos en el reino del revés.

Nos inspiramos en el ejemplo de metas grandes de Eisenhower que es por demás concluyente. Considerado el peor presidente en sus tiempos, 22 años después de su muerte, concluyó su famosa red interestatal de autopistas a la que se le dio post mortem su nombre. EEUU sin esas autopistas y el modo de gestión para construirlas hoy no sería potencia mundial.

Allí hubo un Einsenhower....aquí un club de peaje que lucraba con un viejo orden conducido por el menemista Dromi que los obligaba a recaudar 1 millón de dólares por día a condición de que cortasen los pastos laterales de las rutas. La dinastía k hizo lo mismo. No por error. No fue magia, fue mafia.

Lo que necesitamos es aprovechar el estímulo surgido de una auténtica revolución del cemento para el crecimiento de otras industrias. Hacer autopistas antes de fabricar autos se entiende no?. China en 1985 tenía tan solo 22 km de autopistas. Luego de tres décadas, en 2015 inspirándose en gran parte en el modelo de gestión Eisenhower, habilitaron un final de 126.000 km de autopistas superando por amplio margen a los EEUU. En un solo año habilitaron lo que hoy necesita nuestro país.

Los autos se fabrican en horas....las autopistas en no menos de cinco años y siempre dependiendo del tamaño. La producción de automóviles en dicho país aumento exponencialmente casi sin sentido lógico.

El mundo es puro PPP (Programa de asociación pública privada)

No hay que ir a los ejemplos de Chile o EUU. Sin ir más lejos, Mitre se inspiró en lo que hoy se denomina PPP (Asociación de Participación Publico Privada). Para decirlo básicamente de otra manera Inversión Privada de riesgo.

Ello no implicaba en aquella época, la desaparición del principio de subsidiariedad.

A modo de ejemplo, se trataba de garantizar una mínima rentabilidad al inversor, es decir, si las empresas ganaban 5% y la rentabilidad garantizada era del 7%, el Estado ponía la diferencia.

Mitre y sus sucesores subsidiaron el Central Argentino por quince años, a cambio, todo el país alcanzó un extraordinario desarrollo agropecuario con lo cual el subsidio se amortizaba solo por cuanto los efectos multiplicadores del desarrollo fueron sorprendentes. El concesionario debía operar durante 99 años y construía con calidad para evitar gastos de mantenimiento futuros, aunque luego se reconoce que ante falta de seguridades jurídicas bajaron en sus metas cualitativas.

La PPP obliga al inversor a cumplir sus objetivos de construcción fijados y a superarlos para así cobrar su renta una vez concluida la obra. Fue así que se construyó como dijimos la línea de ferrocarril Rosario-Córdoba en 6 años. La actual autopista del mismo tramo, con un sistema de gestión diferente, en una economía 188 veces más grande y con toda la tecnología disponible tardó 19 años.

Las autopistas con sistema PPP, 25 de mayo y Perito Moreno en la CABA se construyeron en tiempo récord de 4 años y luego de 32 años nunca necesitaron mantenimiento estructural canalizando 235.000 vehículos diarios generando hoy 370.000 dólares de recaudación por día.

Para el caso del proyecto de red federal de autopistas que elaboramos, fuimos conscientes de que en gran parte del país existen serios problemas de escala para el cobro de PPP por peaje directo. Propusimos un peaje indirecto que denominamos TROSA (Tasa Retributiva de Obras y Servicios de Autopistas). Los usuarios pagan luego de habilitada la obra, una pequeña tasa sobre el combustible conocida como peaje indirecto. Las petroleras recaudarían bajo estricto control ese tributo y lo depositarían en la cuenta de cada concesionario sin que los fondos ingresen en algún momento a la esfera estatal. Es decir los usuarios pagarán directamente al concesionario por cuanto el flujo de fondos proveniente de las TROSA será propiedad de los concesionarios por ley. Si el dinero será de los propietarios no cobraran coima a sí mismos. Incluso pueden pedir a la CNV (Comisión Nacional de valores) la creación de fideicomisos financieros a tal efecto. Sería un costo fijo no variable expresado en ME. La historia nos enseña entonces que, los fondos específicos tales como los de Vialidad Nacional son inviables porque la mayoría de las veces se destinan finalmente a gastos corrientes.

Propusimos en definitiva, unir 1.150 ciudades de manera inteligente, con inversión que se recuperara con una tasa actual de 19,14 centavos por litro de combustible (a diciembre de 2016) por cada mil km de autopista terminada, generando 10.000 empleos directos, teniendo doble calzada evitando así, el 87% de las muertes en rutas, reduciendo los costos logísticos en un 20%, acortando los tiempos de viaje en un 30%. Para cuando la red final esté terminada, 20 millones de usuarios o más serán usuarios del servicio. La logística de recaudación entonces, no tendría costo alguno y sería creciente. Muy productivo y rentable entonces para el concesionario. Por lo tanto, si existe un flujo de fondos por demás potencial y creciente, entonces la financiación aparecerá si o si y los bonos a no dudar serán Triple A estables.

El gobierno actual está aplicando esta política en materia de energías renovables con probado éxito.

Y para mayor información sugerimos Ver www.autopistasinteligentes.org.ar.

De todos modos hay que pasarlo a nafta!!!

Tiene que haber un gradualismo no tan dormilón.

Aquí, en nuestro modelo, el pago va directo del usuario al prestador sin pasar por las manos del funcionario público. Es lo que sucede con el gas, la electricidad y el teléfono.

Hoy por el sistema actual de peajes, pasan por impuesto al combustible y tasas de peajes directo a las manos de los funcionarios públicos, casi U$S 4.000 millones de dólares...y si el contratista no acepta sus reglas de juego....queda excluido del sistema. Y también sabemos lo que pasa en casos donde se anticipa el 15% de la obra sin contraprestación alguna a la firma del contrato. Si una obra vale 100 millones, la cotizan 120 para afrontar la coima. Ese poder sale del manejo absoluto de la Caja por parte de funcionarios públicos. Ese poder debe de desaparecer. Esta caja política ha demostrado ineficiencia en el desarrollo de nuestro país.

A modo de ejemplo: la autopista Rosario-Córdoba cuyo total de inversión equivalió a doce horas de gasto público, y tardó 19 años en ejecutarse. Ejemplos extremos son los de Atucha (32 años), Yaciretá (30 años) que son célebres por ser records mundiales de la ecuación: demora más corrupción.

En nuestro esquema la PPP debe hacerse bajo la figura institucional de ME mas una securitización de los flujos tributarios. Es lo que hoy el estado no hace, o tiene miedo de hacer u obra tímidamente en algunos casos

Estos dos procesos institucionales en forma conjunta no tienen antecedentes en nuestro país.

La securitización implica la transferencia del flujo de fondos al inversor eliminando así el grave riesgo de desvíos de fondos como ha sido tradicional. Dicha percepción de flujos siempre estará condicionada a la previa habilitación de las obras, nunca jamás antes.

Solo de esa manera es factible construir una red de 31.510 km. Este proyecto esta cajoneado.

Lo que queremos decir es que en el modo de gestión habitual, el gobierno entrega riqueza presente (fondos públicos) a cambio de promesas futuras (y rotas) del contratista que va a hacer la obra. Esa estrategia conto con la inestimable complicidad de la Cámara Argentina de la Construcción y sus clubes de peajes.

Decimos rotundamente que, el modelo de gestión influye en el fenómeno de la corrupción.

Lo que proponemos es que haya "beneficios intercalares", es decir, sin aportar dinero del presupuesto de la nación, el gobierno puede: generar empleo productivo, crecimiento del PBI, mayor recaudación de impuestos y reducción del déficit público, mientras que a la par de todo ello está construyendo bienes públicos con plata de inversores de riesgo. Con la mayor recaudación de impuestos derivados de ese crecimiento, con las obras concluidas recién paga habilitando de ser necesario el principio de subsidiariedad.

Hoy, con un déficit fiscal consolidado del 7% del PBI el Estado debe atraer si o si la inversión privada con reglas claras, de fácil control público y privado.

Cuáles son los principios a establecerse? Son cuatro a saber y lamentablemente no figuran en la Ley 27.328 de PPP o lo hacen muy tímidamente.

a. El inversor debe asumir la responsabilidad integral llave en mano de finalizar la obra con sus propios recursos.

b. No debe haber aportes presupuestarios durante la construcción de la red.

c. El estado no otorgará avales financieros ni antes ni durante ni después de la finalización de la obra.

d. Por principio de subsidiariedad, el Estado podrá otorgar garantía de ingresos mínimos a partir de la inauguración de la obra para asegurar la estabilidad de la concesión.

Conclusiones finales. Simplicidad de la propuesta.

Lo simple de la propuesta radica en destinar una pequeña parte del Gasto Público Total (5,4% del GPT) para ser convertido en un flujo securitizado de reembolso de inversiones hechas previamente por el sector privado por decisión del Congreso de la Nación.

Representaría un total de U$S 13.500 millones de dólares anuales durante 30 años que se suman a los montos que abonarían los beneficiarios directos de los servicios, tales como: peajes, cuotas de créditos hipotecarios que posibilitarían el shock de inversiones de U$S 380.000 millones de dólares anunciado en este trabajo.

La cuota anual de U$S 13.500 millones comenzaría a pagarse recién cuando las obras estén culminadas habiendo y generando rentabilidad social en el durante y en el después. Podría incluso haber años de gracia en el plazo para iniciar el repago.

Se podría comenzar a pagar por ejemplo a partir del año 2021 (cuatro años a partir de hoy). En términos de energía eólica se está haciendo y lo celebramos.

Mientras tanto habremos salido del estancamiento, creciendo a altas tasas alrededor de 10% y generando cientos de miles de empleos, descentralizando obras en el país, evitando una fuga de capitales como es habitual a través de la ME.

Se calcula que en el lapso de cuatro años, la economía podría crecer un 47,6% incidiendo notablemente en la recaudación fiscal que se incrementaría en U$S 119.000 millones de dólares.

Esta cifra facilitaría enormemente el pagar la cuota anual de U$S 13.500 millones de dólares.

Es un margen de seguridad en el repago muy pero muy grande.

Insistimos en el efecto de poseer una moneda espejo. Quien podría decir cuál es el valor de un dólar dentro de 30 años? Es una enorme seguridad jurídica para el inversor que arriesga una inversión llave en mano, sin riesgo de sorpresas de mayores costes para el Estado.

Está claro que los elementos catalíticos para realizar todo ello son la ME (La ME elimina los conflictos inflacionarios que impactan en los contratos de largo plazo); la Bancarización Universal Inducida (BUI que generaría un tremendo multiplicador crediticio); el Bono de Infraestructura Estandarizado (BIE) y la securitizacion de los flujos de parte del GPT, que garantizarían rentas más que suficientes para abonar a los inversores de riesgo privados. En realidad tanto riesgo no tendrían no?

En los estudios realizados alrededor de esta propuesta, el repago se haría con sistema francés al 6% anual, siendo en treinta años el flujo de fondos regular el equivalente a 13,76 el monto anual de la cuota, donde el 54,13 de las mismas se destinará al pago de intereses mientras el 45,78% amortizará el capital. Si el flujo existe, la financiación aparece.

Asómbrese. Construir 50 aeropuertos es el equivalente a afectar dos horas de GPT pagadero luego de la habilitación de los mismos.

80.000 km de redes de saneamiento equivale a dos días y una hora del flujo de fondos del GPT.

En resumen, se invierten U$S 380.000 millones de dólares para afectar luego, apenas el 5,4% del GPT, con las obras ya terminada o ejecutándose (según su complejidad) y con un nivel de recaudación anual muchísimo mayor al actual.

Lo más importante será la increíble cantidad de puestos generados en esta estrategia de empleo sin burocracia mediante.

Es claramente una meta con suma rentabilidad social. No es la meta Schocklender-Madres de Plaza de Mayo. Además produce un importantísimo crecimiento de la economía del orden del 10,1% anual, tal como era rutina en los tiempos de la Generación del 80 promedio. Habrá más recaudación con menos gasto corriente.

Luego el Estado pagará el 5,4% del GPT en una economía que en ese momento será un 47% más grande sin grandes apremios presupuestarios.

Mientras tanto....hoy por hoy vamos consumiendo tiempo que no se repite.

El proyecto de Carrio, Conessa, Gutiérrez, (que es una modesta parte del total del plan citado al principio del presente trabajo) mientras tanto está bloqueado siendo la cifra de 29.559 muertos evitables en autopistas en el periodo 2001/2016.

El proyecto original data de 1998. Varias veces archivado.

La Cámara Argentina de la Obstrucción (si...obstrucción aunque otros prefieren llamarla Cámara Argentina de la Corrupción) hace su juego....quiere seguir con los privilegios de la patria contratista, sin riesgo empresario, sin endeudamiento propio y cobrando mensualmente los certificados de obra. Esta es otra de las grandes batallas que está llevando adelante la nueva gestión de Cambiemos.

A las habituales excusas de dicha institución en que hay carencia de crédito de largo plazo y bajas tasas de interés la desactivamos con esta propuesta con su triple anclaje institucional (ME, BUI, BEE). Y ello requiere de un gradualismo muchísimo mas rápido que el actual. Insistimos....hay que pasarlo a nafta!

Y mientras tanto, el Gobierno actual no logra luego de dos años de mandato, el objetivo de atraer inversiones cuantiosas para resolver el tema de empleo y pobreza.

Y mientras tanto..... Usted querido lector de infinita paciencia....saque sus conclusiones.

Ideas no faltan.... Los hombres decididos a ejecutarlas sí. Esos no tienen precio.

Mis palabras finales son para tantas personas talentosas que desde lo privado piensan en lo público pero que son marginadas desde lo estatal, tales como Rubén Lo Vuolo, Guillermo Laura, Ergasto Riva, Eduardo Conessa.....a todos ellos gracias por iluminarme en estas ideas.