Mendoza y la homofobia

Avatar del

Daniel Di Giuseppe

1/2
Mendoza y la homofobia(BBCMundo / Getty)

Mendoza y la homofobia | BBCMundo / Getty

Mendoza y la homofobia(BBCMundo / Getty)

Mendoza y la homofobia | BBCMundo / Getty

El 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género. Este fecha tiene su origen en la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que tuvo lugar el 17 de mayo de 1990.

A 27 años de este hito para la sociedad y en especial para el colectivo LGTBI+ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex) y a 7 años de la Ley de Matrimonio Igualitario, podemos afirmar que en Mendoza la diversidad sexual es política de Estado. La creación en los últimos años de áreas específicas de diversidad en prácticamente todos los municipios, enmarcados en una política general del Gobierno Provincial donde, aunque no debería ser algo para destacar (pero lo es), una mujer trans es la coordinadora provincial de esta temática.

También es destacable, aunque ya nos hayamos acostumbrado, que en el marco de la fiesta madre de los/as mendocinos/as y una de las más tradicionales del país, se encuentra incluida la Vendimia Gay, una fiesta LGTBI+ de gran relevancia simbólica, dentro del calendario oficial de Vendimia y con apoyo gubernamental.

¿Todo esto quiere significar que en Mendoza ya no se discrimina y que la diversidad está totalmente reconocida? Obviamente no. La diversidad sexual continúa siendo uno de los temas más debatidos y resistidos por una parte muy significativa de la sociedad. Junto a otros temas "polémicos" despierta profundos debates ideológicos, religiosos y políticos, sobre la estructura misma de la sociedad.

Pero todas estas resistencias, debates y reservas encuentran su límite en lo humano, como en el caso de Matías, un chico de 17 años de Gral. Alvear que se nos acercó luego de una charla en su escuela, para contarnos que los padres lo habían echado de su casa por su orientación sexual y que quería terminar el colegio para poder trabajar, pero que no tenía dónde vivir.

Como el caso de Matías, que fue abordado entre los gobiernos municipal, provincial y el INADI para brindar una contención adecuada, existen numerosas situaciones, dado que la discriminación por orientación sexual e identidad de género, a diferencia de todos los otros tipos de discriminación, en general el primer ámbito dónde se sufre y no se contiene es la propia casa. En la familia.

Nuestra provincia tiene altos índices de intentos y concreciones de suicidio adolescente, principalmente en algunos departamentos alejados de la capital provincial, de los cuales un porcentaje importante está relacionado con la orientación sexual, el acoso escolar y la falta de contención del núcleo familiar, donde no se lo/la acepta pensando tal vez que es una elección o una moda, negando que es una orientación que no hay que curarla o cambiarla, sino aceptarla.

En Mendoza queda mucho por deconstruir y construir. Enormes desafíos que requieren un compromiso de todos los organismos del Estado, las organizaciones y la propia sociedad. La modificación del Código de Faltas, la protección integral a personas trans, la aplicación completa de la ley ESI en las escuelas, son sólo algunos de los objetivos.

Empatía. Ponerse en el lugar del/la otro/a. Son pilares de la lucha contra la discriminación. Podemos estar de acuerdo o no con muchos de los planteos. Y la Democracia se construye a partir de esos mismos debates, los consensos y los disensos. Pero la discriminación es una afectación directa a la autoestima y la dignidad de las personas generando heridas irreparables. Sigamos construyendo entre todas y todos una Mendoza más respetuosa, diversa y accesible, aceptando nuestras diferencias, pero garantizando la no discriminación.


Daniel Di Giuseppe

Delegado en Mendoza

Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo.

Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.


Por denuncias y consultas:

Delegación INADI Mendoza

Dirección: Peltier 50, local 3, Ciudad de Mendoza

Teléfono: (0261) 424-3182

Horario de atención: lunes a viernes de 8 a 16 horas.

0800-999-2345 (24 hs).