Los que hacen política en "modo barrabrava"

En el #Wok! de hoy: La reforma jubilatoria abrió una puerta peligrosa + Los que no ganan en las urnas apuestan a otros métodos + ¿Qué pesa más: una piedra o una idea? + "La confusión democrática", en El resaltador.
Avatar del

Rubén Valle

1/7
Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

Los que hacen política en "modo barrabrava"

{ Maridaje } Para musicalizar la lectura de esta columna, el autor propone Avril 14th, por Aphex Twin


#La guerra larga. La terminología bélica se nos está haciendo costumbre, tanto como la apelación a la violencia para dirimir lo que no se puede con ideas o argumentos. La "batalla" por la reforma, la "lucha" por el Presupuesto, la "guerra" de nervios entre oficialismo y oposición. Si a este clima enrarecido se le suma que atravesamos el habitualmente polvoriento diciembre, no es sorpresa que esa combinación se exprese en implosiones y explosiones como las de hace unos días en torno del Congreso de la Nación.

Para no redundar en lo dicho y visto miles de veces desde aquel festín de los violentos, veamos qué nos depara el futuro cuando quienes no aceptan las reglas del juego quieren cambiarla a la fuerza. Lo alertaba el reconocido historiador Luis Alberto Romero en la Mesa MDZ al analizar los vergonzosos sucesos dentro y fuera de la Casa de las Leyes: "Yo creo que el Gobierno ganó con esta votación (la reforma previsional) una batalla importante, pero es una batalla que preanuncia una guerra larga...La idea del presidente de una reforma contínua no es fácil. Le están diciendo que no le va a resultar fácil".

No es paranoia lo que alerta el profesor Romero. Es poner negro sobre blanco un modus operandi que ya se empieza a percibir no sólo en el microclima de las redes sociales. La agresión a Lousteau, la agitación permanente de que todos son "presos políticos", de que no existe libertad de prensa, la vergonzosa justificación de Leopoldo Moreau a la golpiza que recibió el periodista Julio Bazán, las amenazas anónimas en Casa Rosada y Olivos, o el influyente Indio Solari editando la realidad al decir que lo del lunes 18 "fue como una película de romanos con todos sus tips. El palacio defendido por la guardia pretoriana, con la corte oculta y la muchedumbre de excluidos pugnando por entrar", obviando mencionar, por ejemplo, al excandidato a diputado por el FIT con su bazuca casera y a los cientos de encapuchados que bombardearon de piedras incluso a los que fueron pacíficamente a cuestionar la cuestionable reforma jubilatoria.

Hasta Gabriela Michetti, una figura poco gravitante en acciones & declaraciones, advirtió: "La violencia que vivimos esta semana se puede volver a repetir. No creo que sea la última vez que veamos hechos como estos, es preferible estar prevenidos". La vice abrió un paraguas realista. Son muchos los que por estos días muestran los colmillos, muchos los que siguen soñando con el helicóptero.

Creen, y está a la vista, que tensar la cuerda es el método válido para ejercer la oposición. Se ilusionan, erróneamente, con que toda la sociedad los acompaña para ir al choque, no para negociar, conciliar o consensuar. 

Si ya no sirven las urnas para expresar qué modelo de país se quiere, ¿qué hay que esperar como alternativa? ¿Una Intifada a pura piedra? ¿Escraches a cualquier político que aun no siendo del oficialismo haya votado una ley que no les gusta? ¿Agredir en patota a quien no comulgue con las ideas del peronismo o la izquierda? ¿Evitar el chequeo de archivos?

De perogrullo: el apoyo que no obtuvieron con el voto no se logra ni se recupera de prepo. Que haya muchísimos argentinos que rechazaron la polémica reforma previsional no los avala para, de ahora en más, romper todo con métodos de barrabravas. 

Apelando a la imaginaria banca del ciudadano, su cuestión de privilegio podría ser para reflexionar acerca de cómo este país que ya se desangró lo suficiente merece cicatrizar de una vez por todas. 

--------------------------------------------------

#El resaltador


Confundidos

"Una parte de la dirigencia política descree del sistema que fundamenta su representación. Son los que llegan a las bancas del Congreso por elecciones libres pero luego no acatan las reglas de la democracia y por eso la ponen en riesgo. Confunden ciudadanía con militancia, participación con movilización y hacen de la calle el lugar de la disputa política... La violencia es la negación misma de la política, asesinada tantas veces en nuestra historia por la predica autoritaria y ensuciada por los que hicieron de los bienes públicos, botines privados. Esta confusión democrática ha ofuscado y distorsionado la vida de convivencia".

{ Norma Morandini, periodista, en su columna Escombros }

--------------------------------------------------

#Se lo dijo