Lápices manchados con sangre

El Día del Estudiante Secundario y La Noche de los Lápices, parte d ela historia trágica argentina.
Avatar del

Juan José Deliberto

1/2
Lápices manchados con sangre

Lápices manchados con sangre

Lápices manchados con sangre

Lápices manchados con sangre

Hubo un tiempo que fue hermoso

Y fui libre de Verdad

Sui Generis

Un 16 de Septiembre pero de 1976, un grupo de estudiantes secundarios protestaba movilizándose por una conquista adquirida durante el anterior gobierno constitucional y eliminado por la dictadura: el boleto estudiantil.

Las fuerzas de choque del Estado reprimieron la manifestación y a partir de esa fecha y hasta el día de hoy nada se sabe de varios estudiantes: María Claudia Falcone (16 años), María Clara Ciocchini (18 años), Francisco López Muntaner (16 años) y Horacio Úngaro (17 años).

Todos ellos desaparecidos por manifestarse.

Por eso el 16 de Septiembre, se constituye un aniversario más de alcance nacional y el suceso es conocido mundialmente como La Noche de los Lápices como síntesis del accionar aberrante del terrorismo de Estado.

Por eso se conmemora "el día del estudiante secundario".

Los amigos del barrio pueden desaparecer

Los cantores de radio pueden desaparecer

Charly Garcia

Desaparecidos, desaparecidos, hasta cuando los argentinos tendremos que lidiar con el terrorismo de Estado camuflado en muchas Instituciones

Desde el 11 de septiembre de 1930, hace hoy 87 años, surge a manos del Estado Terrorista de Uriburu el primer desaparecido en la historia argentina: Joaquín Penina, obrero español anarquista, fue fusilado en las Barracas del Río Paraná y su cuerpo nunca fue encontrado, sólo por oponerse al régimen.

También, en junio de 1955 se produce el trágico bombardeo a la Plaza de Mayo contra el Gobierno Constitucional de Perón. Nunca se supo cuántos fueron los allí masacrados. Ni sus nombres. Ni donde fueron enterrados. Los militares se encargaron de hacer el trabajo de desinformación, acallando las averiguaciones o intentos de juicio y de protesta. En realidad, las desapariciones quedaron impunes, entre ellos la del médico comunista Juan Ingallinella, torturado y desaparecido.

El 23 de agosto de 1962: Felipe Vallese, obrero metalúrgico de la juventud peronista de 22 años, secuestrado y desaparecido durante el Gobierno de facto de José María Guido. En 1968 se produce la brutal represión a las Universidades en la noche de los Bastones Largos del Gobierno antidemocrático de Onganía, y en 1972 se suma la tremenda Masacre de Trelew, son ejecutados los presos políticos en la cárcel de Trelew a disposición de la Marina. Entre ellos, Ana María Villarreal de Santucho embarazada con más de cinco meses. Y luego la brutal dictadura a partir de 1976. Y en democracia la Amia, la Embajada de Israel, Julio Lopez...

Los desaparecidos que se buscan
Con el color de sus nacimientos

León Gieco

Y ahora otra vez, nos encontramos con un caso paradigmático de desaparición forzada de quien apoyaba la justa causa histórica de la comunidad mapuche. El Estado terrorista se manifiesta siempre y en distintos escenarios, el pueblo en su conjunto debe ser específico como lo ha sido históricamente con los chicos de la noche de los lápices. La represión debe ser absolutamente repudiada, sea quién sea, venga de donde venga. Frente a estos hechos aberrantes de nuestra historia contemporánea elevo un grito con un pedido que hago mío, la del Fiscal Julio Cesar Strassera en el juicio a las juntas: Señores Jueces : NUNCA MAS.