La mendocina mantenida: un rasgo triste

Lamentablemente, se ve mucho en las socialités menducas. ¿Qué pasa cuando es la mujer la que elige que su pareja maneje el dinero, y se desconecta totalmente de la realidad económica familiar?
Avatar del

Federico Croce

1/3
La mendocina mantenida: un rasgo triste(web)

La mendocina mantenida: un rasgo triste | web

"Compro, total paga mi marido": el pensamiento de la mendocina mantenida.(web)

"Compro, total paga mi marido": el pensamiento de la mendocina mantenida. | web

La mendocina mantenida: un rasgo triste(web)

La mendocina mantenida: un rasgo triste | web

Hay un rasgo mendocino que me impresiona bastante: comprar para pertenecer. Ir a determinados lugares "porque hay que ir"... y por supuesto, asegurarse de ser visto. Es realmente sorprendente la sobrevida de ese "mandato" menduco que desde hace tiempo dicta que para "ser parte de" tenés que comprar tu ropa en "tal" lugar, mandar a tus hijos a "tal" escuela, que hagan "tal" deporte, etc. etc.

Mi postura es la siguiente: me encanta que decidas vestirte de determinada manera con ropa carísima, o que almuerces en el bolichito de moda, cenes en bodegas cada vez que puedas... siempre que sea tu decisión, puedas hacerlo, y te haga feliz. ¡Pero no porque te sentís en la obligación de hacerlo para que te acepten en un determinado grupo!

Charlando de este tema en la Mesa MDZ, el programa vespertino de MDZ Radio, me acordaba que esta semana comenzaron las presentaciones de varias exclusivas casas de ropa, que ya muestran sus diseños y prendas de las colecciones de primavera y verano; y vi comportamientos divertidos, pero también algunos extremadamente lastimosos en algunas mendocinas. Me refiero a una actitud puntual: la de mantenida. En este caso hablo específicamente del sexo femenino, porque es una franja de féminas de nuestra provincia las que actúan con una liviandad absoluta, comprando a mansalva, y riéndose mientras comentaban que "le destrozaban la tarjeta al ex", o se preguntaban retóricamente en voz alta cómo iban a hacer para "camuflar el gasto" en el resumen de la tarjeta del esposo.

Y te digo algo: yo estoy a favor de la superficialidad: creo que en la vida es necesario tener momentos para darse un gusto, relajarse, gozar de un rato de ocio, un mimo personal que puede costarnos más de lo esperado. Pero ese disfrute se hacer con el cuerpo, el corazón... ¡y la razón! No se puede andar por la vida como un ser descerebrado que sencillamente, gasta la plata que produjo otro. Una cosa es disfrutar de momentos frívolos, y otra es cuando tu vida entera es frívola.

La mendocina mantenida

La violencia de género económica, que tiene que ver con un sometimiento de la mujer a la voluntad de un marido o pareja que le oculta dinero o transacciones, que le maneja el sueldo o que decide unilateralmente qué hacer con la economía familiar es repudiable y ha sido contemplada incluso hace pocas semanas en fallos judiciales. ¿Pero qué pasa cuando son las mismas mujeres las que quieren vivir así? ¿Cuando ellas mismas prefieren que el marido sea siempre el "proveedor" del dinero y ellas simplemente, pedir y gastarlo?

Hay muchas mendocinas súper socialités que todavía son presas del "qué dirán". Que soportan matrimonios infernales solo para no perder los beneficios económicos de la relación, o que aman a sus parejas pero les gusta ser "becadas" en la vida y que sea Él quien financie todo. Lamentablemente aún hay madres que les enseñan a sus hijas que un criterio importante para casarse es que el hombre tenga dinero.

Lo cierto es que es un bajón ser una mujer dependiente económicamente por elección, y que por acostumbrarse a esa comodidad soporte, incluso, el desamor. La plata de un matrimonio es de los dos. Es del núcleo familiar. Si vos querés darte un gusto, hacelo. Pero si te comportás siempre como una mantenida, una desinteresada, una mujer que puede llegar a soportar engaños, humillaciones, descalificaciones y hasta burlas con tal de que "el macho proveedor" te siga bancando... la que finalmente pierde sos vos y tu autoestima.

A continuación, la charla - debate que tuvimos al respecto con Gabriel Conte, Pablo Icardi y Rubén Valle en MDZ radio:

Temas
  • Mendoza
  • mendocina
  • Mujer
  • joven
  • sociales
  • rasgo
  • mantenida
  • compras
  • shopping
  • marido
  • esposo
  • esposa