La inimputabilidad también representa desprotección

La diputada Claudia Najul analiza la iniciativa de bajar la edad de imputabilidad, lanzada por el Gobierno.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

La inimputabilidad también representa desprotección

Debo admitir que la baja de la edad de imputabilidad es uno de los temas que me generan un profundo debate interno, porque me considero una defensora y militante de los derechos de niñas, niños y adolescentes, y en ese sentido, entiendo que debemos dar un debate no aislado y específico sino en el marco de un conjunto de medidas. Estoy segura también, que esto no se trata de un tema binario, donde se deba catalogar una opinión en de un lado u otro. Considero que no se trata de un sí o no, de un a favor o en contra y sin más. Es mucho más complejo y profundo que eso, ya que lo que acá debemos discutir es qué hacemos con nuestros adolescentes que comenten un delito grave y no cuentan con una contención familiar adecuada.

Al no ser imputable hoy un adolecente de menos de 16, se lo devuelve a su familia. La inimputabilidad también representa desprotección del adolescente, al devolverlo al mismo ámbito donde estaba, sin brindar ningún tipo de contención.

Es así que hay veces que se disfraza de progresismo lo que muchas veces es un perjuicio para el adolescente evitando su recuperación.

La pregunta central responde a ¿qué hacemos con nuestros adolescentes?, o los devolvemos a la sociedad para que, en muchos casos vuelvan a delinquir, y tengan que estar presos muchos años más, o en cambio, ofrecemos un sistema que realmente lo acompañe, lo eduque, lo contenga y logre su efectiva resocialización, a través de un sistema especial e integral pensado justamente para aquellos adolescentes que cometen un delito grave y donde el estado no se debe desentender.

Bajar la edad de imputabilidad no debe ser para llenar de adolescentes nuestras penitenciarías, concepto con el cual no estoy de acuerdo. Pero sí en una medida que tenga como principal objetivo abordar y contener multidisciplinariamente a nuestros jóvenes, en este marco, con un estado presente acompañado de un régimen especial donde se asegure, vuelvo a decir, contención, recuperación, capacitación, en lugares dignos.

Estudiaremos con absoluto detalle cualquier proyecto que ingrese, para sumarnos al análisis y debate donde se pueda aportar más allá del aspecto penal una mirada social y poder abordar integralmente una solución, no con disposiciones aisladas sino a través de un conjunto de medidas.

Lo que sí debo decir es que celebro nuevamente que éste gobierno se anime a proponer debates históricos de nuestra sociedad, donde más allá de las posturas y los diferentes enfoques que podamos tener, significa un avance poder discutirlos y lograr los consensos que nuestra sociedad necesita.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?