La escuela futurista

Avatar del

Mariana Caló

La escuela futurista

La escuela futurista

Años atrás, cuando mi asistencia a la escuela secundaria era perfecta, sólo pensaba en aprender. Siempre fui curiosa, siempre me gustó instruirme, escuchar a mis maestros, preguntar... Algunos a eso lo llaman ñoñez...Yo le llamo curiosidad. Para mí la curiosidad es indispensable para aprender. En fin...Allá por mis años dorados, la escuela representaba un ámbito donde era feliz, estaba rodeada de amigos, estaba protegida dentro de la institución y encima aprendía cosas nuevas todos los días. Verdaderamente estaba en mi salsa. Acatábamos las órdenes de los docentes con precisión, y el que no... le pedía los deberes a las compañeras más responsables. Una cosa era cierta...En ese tiempo se competía para ver quién obtenía mejores calificaciones, o quién había entendido mejor el tema. Simplemente maravilloso.

En nuestra queridísima Argentina hay un imaginario colectivo sensibilizado por la historia, y a ello lo estamos palpando con la toma de colegios por ejemplo. Donde un grupo de estudiantes de secundaria se auto adjudicaron la facultad de tomar el colegio "democráticamente" para protestar en contra de una supuesta reforma educativa que se pretende implementar el año entrante. Y digo "supuesta reforma educativa" ya que aun no sale a la luz las pautas, como estamos acostumbrados con los voceros oficiales que dan bastante que desear en cuanto a comunicados oficiales. No son claros los puntos de la reforma, hay lagunas y no es novedad. En donde no hay lagunas ni vacilaciones es en la labia de los adolescentes tomando los colegios y hablando en los medios masivos de comunicación con una altura que intimidan hasta al más macho. Los etiquetamos de "chiquitos revoltosos". Estos "chiquitos revoltosos" están tomando los colegios en protesta por la reforma, ok, lo voy entendiendo... Ahora... ¿Cuál es el perjuicio de hacer pasantías durante el cursado de la secundaria? ¿Cuál es el fundamento de su negativa a esta reforma y sus supuestas pasantías? Me encanta que los pibes de ahora con 16 o 17 años hablen libremente, puedan votar, puedan opinar y hacer uso de sus derechos. Lo que no me convence mucho en esta situación es el rol de "legalidad" y de "democrático" que le están dando a la toma del colegio. Es decir, constitucional no es, punto. Le pese a quién le pese la medida no es constitucional, y no me vengan con que una jueza avaló la toma de colegio como constitucional porque ella se basó en una constitución provincial y no en la Nacional. Hasta acá sigue siendo inconstitucional la toma del colegio. Para continuar con el término de legalidad pienso... Estos "chiquitos revoltosos" que hablan de enriquecer a los empresarios con su mano de obra barata culpa de un Gobierno neoliberal que quiere implementar pasantías como parte de la educación secundaria... ¿Piensan en lo anti democrático de su medida? Porque hay que recalcar que existe un alto porcentaje de alumnos que desea tener clases. Los curiosos. Los de siempre. ¿Acaso los tomadores de colegios piensan en ellos? Siempre dije que los extremos son malos.

Cada cual con sus derechos, cada cual con sus opiniones. Respeto todos los sentires porque me parecen enriquecedores, sin embargo hay que conocer los conceptos adecuadamente para reclamar y no perjudicar a los otros.

Y allí en una escuela se ve una gran bandera que reza "La educación del pueblo no se vende...se defiende". La educación está a cargo del Estado, y constitucionalmente la educación es un derecho. El que lo reprime lo está violando. Avancemos, no retrocedamos. Que las escuelas sigan siendo instituciones respetadas, sigamos siendo curiosos, los demás que sigan vendiendo humo politizado.