La UTN de Santa Cruz no es la UTN

Avatar del

Pablo Gómez

1/2
La UTN de Santa Cruz no es la UTN(Pachy Reynoso/MDZ)

La UTN de Santa Cruz no es la UTN | Pachy Reynoso/MDZ

La UTN de Santa Cruz no es la UTN(Pachy Reynoso/MDZ)

La UTN de Santa Cruz no es la UTN | Pachy Reynoso/MDZ

A partir de la detención del ex Ministro Julio De Vido, se comenzó a nombrar la participación, como un socio fundamental del detenido a "la UTN". Pero la verdad es que, en las crónicas (tantas veces simplificadoras de la realidad), obvian un hecho que cambia totalmente la idea de Universidad Tecnológica Nacional que tienen la mayoría de los argentinos.

Porque "la Tecnológica", como habitualmente se llama a la UTN, tiene Facultades Regionales en 30 (sí treinta) ciudades del país, y la única acusada en este caso es la sede ubicada en la provincia de Santa Cruz y su Fundación, quedando absolutamente fuera de este entuerto las otras 29 Unidades Académicas.

La UTN tiene sedes desde Chaco Y Tucumán en el norte, hasta Tierra del Fuego en el sur de Argentina, y en sus aulas han estudiado con honestidad y esfuerzo más ingenieros que en ninguna otra Universidad de nuestro país. Es un error y una injusticia muy grande meter en la misma bolsa a todos los integrantes de esta inmensa y compleja Universidad Nacional.

Es bueno aclarar que las distintas Facultades de la UTN (como ocurre además en casi todas las demás Universidades nacionales) tienen Fundaciones, o Cooperadoras. Éstas instituciones, que legalmente son organismos privados, se crearon en general durante el menemismo para permitir a las Casas de Estudio generar ingresos y utilizarlos, con exclusividad, en gastos realizados en las mismas Universidades o Facultades que las dirigen. Siempre la idea ha sido tener una fuente de ingresos directa a los fines de poder simplificar la adquisición de bienes y servicios tendiendo a mejorar la Educación Pública, sin poseer estas instituciones (como regla general) otros objetivos en sus estatutos fundacionales.

De esta forma, y atendiendo a las denuncias que recaen sobre la UTN de la provincia de Santa Cruz y su Fundación, no cabe otra opción que entender que, de ser ciertas estas acusaciones, el problema no es que los involucrados sean de la UTN, sino que son dirigentes santacruceños. Porque hemos visto, en los últimos años, a buena parte del kirchnerismo oriundo de Santa Cruz, desfilar por tribunales de distintas índoles y, por suerte, y gracias al accionar de la Justicia, quedar detenidos en más de una oportunidad por haber sido descubiertos en sus ilícitos.

Nuestra querida Universidad Tecnológica Nacional, la más distribuida geográficamente de todas las Universidades Nacionales, ha elegido este año nuevas autoridades. Y a pesar de, en lo personal, no compartir la ideología de los ganadores, debo reconocer la transparencia de las Asambleas en las cuales se eligieron Decano (en el caso de Mendoza) y Rector (a nivel Nacional). Es injusto, absolutamente injusto, suponer que un pequeño sector remanente del kirchnerismo en una de las 30 sedes, pueda ensuciar a toda la Institución.

Los que defendemos la educación pública, gratuita y de calidad, debemos, con nuestro ejemplo, evitar que eso suceda.

Pablo R. Gómez

Consejero Directivo UTN Mendoza