Opinión La crisis de la Justicia

La Corte banca fuerte a Palermo

Jorge Nanclares aseguró que el hecho de que el juez "obtenga un mérito a la investigación llegando a estos niveles es bueno y la Corte no se resiente".
Avatar del

Marcelo Arce

La Corte banca fuerte a Palermo(Alf Ponce / MDZ)

La Corte banca fuerte a Palermo | Alf Ponce / MDZ

La Suprema Corte se prepara para defender a Omar Palermo, en medio del vendaval de acusaciones oficialistas surgidas luego de que a el juez se le otorgaran seis meses de licencia sin goce de sueldo para capacitarse en Alemania.

Las críticas del gobierno por esta autorización interna de los jueces, impactaron en el Poder Judicial a tal punto que podría suceder algo inédito: que como muy pocas veces hasta ahora, el propio Palermo salga a la luz pública a explicar su decisión de abandonar entre junio y diciembre próximos su sillón de cortesano.

El martes los jueces del tribunal decidirán la forma en que responderán el pedido de informes presentado por el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, para que se expliquen los por qué de la habilitación. Las alternativas son tres, al menos.

Una es que sea el propio presidente del cuerpo, Jorge Nanclares, quien hable en la Legislatura para dar las explicaciones de lo que firmó. La otra, es sacarse rápido el problema de encima y responder por escrito. Pero el miércoles pasado, antes de los feriados de Semana Santa, surgió una tercera salida: que sea el mismo Palermo quien se presente ante los legisladores.

Después de mucho tiempo de rezongos, uno de los jueces más enfrentados con Alfredo Cornejo podría terminar accediendo al menos a uno, de la larga lista de reclamos que tiene el gobernador para con los jueces. "Yo pongo la cara, ellos no", les enrostra todo el tiempo.

Quien ya puso la cara fue Nanclares. Y tras haber firmado la autorización para el viaje, lo respaldo firme a su colega.

"El tema de conceder o no las licencias, es una atribución que la Constitución que da la Corte. Está todo dentro de lo reglamentario y esta dentro de lo que son nuestras competencias. La licencia es sin goce de sueldo", dijo Nanclares en Radio Nacional, el miércoles por la mañana cuando las críticas del gobierno arreciaban.

"Hemos hecho una evaluación de la importancia que tiene la beca Humbolt, una beca que se da a muy pocos científicos en el mundo y realmente nos parece que prestigia a la Corte de Mendoza", siguió.

"Que Palermo obtenga un mérito a la investigación llegando a estos niveles es bueno y la Corte no se resiente. Nos quejamos de que los jueces no se perfeccionan, pero cuando uno obtiene una beca de excelencia surgen las críticas", protestó Nanclares.

El presidente da argumentos que suenan sólidos, aunque con se pueden encontrar algunas grietas.

El jury de enjuiciamiento que se implementó hacia finales de 2017 contra Anabel Orozco (la fiscal viajera) estableció, con el voto de 17 de los 21 miembros que lo integran, que un juez no se puede tomar licencia sin goce de suelo.

A Palermo lo rige el estatuto del empleado público y la licencia fue otorgada con el respaldo del artículo 53 de la ley 5811. Sin embargo, ¿es similar el tratamiento de un cargo en la Administración Pública que otro que tiene rango constitucional?

Nadie puede oponerse a que un magistrado se capacite para luego volcar esos conocimientos al servicio de mejorar el funcionamiento de la Justicia.

Pero en este caso suceden dos excepciones. Una de ellas es que se vuelven a ratificar los privilegios de los jueces. La habilitación de una licencia de estas características (más allá de que no cobrará el sueldo) marca una diferencia, incluso, con el resto de sus pares.

Y el otro asunto es algo más grave, porque se trata de un juez: Palermo no aplicó el sentido común. En medio del conflicto entre poderes, con el evidente retraso en la resolución de las causas y con las críticas hacia el funcionamiento del Poder Judicial, optó por irse igual. Algunos de sus colegas le marcaron esto, pero desoyó esas críticas.

Alfredo Cornejo pisó el freno antes de salir a expresarse en público, aunque toda la maquinaria de comunicación del Gobierno intentó esta semana instalar el malestar contra el juez.

Quien más se pasó de rosca fue Parés, quien en el mismo instante en que presentó su pedido de informes salió a pedir la renuncia del integrante del máximo tribunal.

No hay que esperar por ahora más que una embestida mediática del oficialismo, aunque se hizo el análisis jurídico del otorgamiento de la licencia.

No será fácil que Palermo salga ante la opinión pública como se analiza, aunque sería indispensable para resolver algunas cuestiones que se ventilan en los pasillos de Tribunales.

Por sus históricos vínculos académicos con Alemania, consiguió su beca en la Fundación Alexander Von Humbolt para desarrollar su proyecto de investigación sobre la responsabilidad penal en el ámbito empresario.

Esa beca comprende su alejamiento del cargo por seis meses este año. ¿Pero termina ahí?

Probablemente no. La beca sería de 18 meses en total y el juez podría volver a repartir este procedimiento en 2019 y 2020.

Un rumor tomó fuerza y es que Palermo se va para no volver a la Corte. Esto fue desmentido por su entorno porque una de las condiciones de la Fundación es que todos los conocimientos incorporados deberán ser aplicados de manera práctica. Pero no se descarta que Palermo pueda estar detrás de una designación en algún tribunal internacional para cumplir este requisito.

Las licencias pedidas van por partida doble. Los cercanos a Palermo lo desmienten rotundamente, pero junto al juez de la Corte, viajaría también su mujer, Carmen Vallejo, camarista en juzgado de menores, quien también se alejaría durante un largo período de tiempo de sus funciones dentro de la Justicia.