Impunidad para la Tupac: vergüenza ajena

La ministra de Salud y candidata a diputada nacional repudió con dureza el fallo judicial que liberó a los imputados y dio la espalda a las víctimas.
Avatar del

Claudia Najul

1/2
Impunidad para la Tupac: vergüenza ajena(Pachy Reynoso / MDZ)

Impunidad para la Tupac: vergüenza ajena | Pachy Reynoso / MDZ

Impunidad para la Tupac: vergüenza ajena(Pachy Reynoso / MDZ)

Impunidad para la Tupac: vergüenza ajena | Pachy Reynoso / MDZ

* Por Claudia Najul - Ministra de Salud y candidata a diputada nacional

El fallo de la 8va. Cámara Penal que considera insuficientes las pruebas aportadas por la Fiscal para demostrar la configuración de los delitos de Estafa, Extorsión y Asociación Ilícita, nos pone a todos los mendocinos frente a una situación de profunda decepción por su accionar permisivo y carente de los principios que la sociedad valora.

Día tras día hacemos un gran esfuerzo para atender la situación crítica del treinta por ciento de mis comprovincianos en situación de pobreza, profundizada y consolidada en la última década.. Y créanme que nunca alcanza.

Me produce, entonces, una gran frustración, que aquellos que se beneficiaron malversando la plata que la sociedad toda, solidariamente aporta para los más pobres, gocen de impunidad para disfrutar de esos bienes mal habidos.

Pero lo más indignante es que algunos jueces, desde la comodidad de importantes y cómodos sillones, hayan decidido que el dolor que han sufrido y las humillaciones que han padecido cientos de víctimas que las aceptaron porque estaba en juego la obtención de un techo para sus hijos, no valen nada.

No puedo entender que la utilización de los fondos públicos con fines políticos y de enriquecimiento personal no merezca ninguna sanción, que se avalen prácticas nefastas que desconocen la dignidad de las personas y las limitan en su libertad. ¿Cómo puede ser que a quienes exhibían impúdicamente su poder y su impunidad y se sirvieron de lo que era de todos, o peor aún, de lo que era de los más necesitados, no tengan que rendir cuentas a la justicia?

Por último, dejarle a la sociedad el mensaje de que los que se animan a denunciar a los corruptos están desprotegidos, es promover el silencio cómplice, es darle una bofetada a gente sencilla que superando sus miedos hizo lo correcto y perpetuar la injusticia.

Una visión parcializada ha castigado hoy a los más desvalidos. La Cámara en este fallo, legitimó el accionar de quienes se aprovechan de los más vulnerables, los vuelve rehenes y se enriquecen a costa de todos.

¿Qué comunica la cámara con este fallo? Que la corrupción del pasado, es la impunidad del presente.

Insto a los dirigentes políticos que, como yo, aspiran a representar al pueblo a expresarse en defensa de la honestidad, el esfuerzo y la solidaridad, repudiando esta decisión judicial.

Claudia Najul