¿Habrá con qué asistir a los productores?

No pueden ir a los bancos para financiar la próxima cosecha porque las tasas de interés son inaccesibles. Por eso crece la expectativa respecto del Fondo para la Transformación y Crecimiento, que presta a dinero a costos más bajos. Pero no es un buen momento allí tampoco, ya que se suprimió una partida de 300 millones de pesos que estaba destinada a créditos del fondo en 2019. "Había que cuadrar recursos y gastos", lamenta la ministra de Hacienda. En el Gobierno advierten que habrá que acomodarse a la realidad de un presupuesto con "endeudamiento cero" y a una caja con menos recaudación.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

¿Habrá con qué asistir a los productores?

Sólo las agendas de dos figuras del Gobierno está demorando la definición de medidas difíciles.

El ministro de Infraestructura, Martín Kerchner, acaba de llegar de China. Y también el gobernador Alfredo Cornejo viene de hacer un viaje a México. La ministra de Hacienda, Paula Allasino, espera que ambos se terminen de acomodar para charlar con ellos qué recortes habrá que hacer en 2019.

El presupuesto de la provincia es "gordo" en cifras (más de 140.000 millones es el gasto total), pero siempre hay pocos fondos de libre disponibilidad. Para colmo, el año que viene contará con casi 3.700 millones menos de lo previsto, ya que el PJ decidió impedir que el Gobierno refinanciara deudas.

Kerchner puede ser una víctima del ajuste porque en Hacienda estiman que que la restricción tendrá impacto en el plan de viviendas y en los créditos que otorga el Fondo para la Transformación y Crecimiento a los productores.

No serán medidas amables para un año electoral.

De hecho, cuando maduraba el rechazo peronista a la refinanciación de deudas, el propio oficialismo suprimió del presupuesto del año que viene que todavía no se había votado un artículo para dotar de 300 millones de pesos al Fondo para la Transformación y Crecimiento. "Había que cuadrar los recursos con los gastos", explicó Allasino.

El recorte se da justo cuando los productores han comenzado a golpear las puertas del Fondo para la Transformación en busca de una solución para la próxima cosecha. "El dueño de una finca no puede ir al banco para que le den un crédito de cosecha y acarreo porque la tasa es imposible de pagar, por eso van al fondo, que no es un banco", explican en el Gobierno.  Al parecer, las restricciones del Presupuesto 2019 han limitado las herramientas que tenía para asistirlos.

El año que viene habrá menos recaudación nacional y provincial. La reducción de la actividad económica de este año se hará sentir, por ejemplo, en la recaudación del impuesto a las ganancias, que se derrama en las provincias.

Además, la Provincia redujo alícuotas de impuestos provinciales y los bonos fiscales que otorgó también acotarán la caja.

¿Qué hacer frente a este panorama complejo, si no se quiere ajustar? La ministra de Hacienda no descarta la posibilidad de volver a la Legislatura con un pedido de endeudamiento para fines específicos. "Tendría que haber un diálogo adulto, pero se puede hacer", afirma.

Sin embargo, los referentes de Cornejo en la Legislatura descartan la viabilidad política de esa idea.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?