Entre la misericordia y la fe, y el capitalismo global

Avatar del

Oscar Demuru

1/2
Entre la misericordia y la fe, y el capitalismo global

Entre la misericordia y la fe, y el capitalismo global

Entre la misericordia y la fe, y el capitalismo global

Entre la misericordia y la fe, y el capitalismo global

Este mundo tan hostil, producto de la creciente desigualdad, muestra uno de sus perfiles necesarios para alguna esperanza o más esperanza ( more hopes ).

En medio de tanto Brasil, corrupción, inflación, Manchester Arena - Estado Islámico 22 muertos, inseguridad, desempleo, Próvolo, Carrió, " El hombre de baja estatura revolucionario o revolución de lo sencillo", la especulación de las listas, el poder, la pelea por llegar a cualquier precio, 30% de pobreza, Justicia lenta y manipulada, escasas chances de salir delante de este modo.

Ese perfil esperanzador, se mostró con la reunión de dos outsiders de la política mundial, dos hombres que parecen cortados por una misma navaja, antisistema o al menos fuera de lo habitual, uno Su Santidad, el peronista de Flores, jefe del poder mundial más grande de la espiritualidad con sede en el Vaticano pero a la vez también la Curia Romana y todo lo que representa, el otro el histriónico Donald Trump, el que dice lo que piensa y camina a hacer lo que dice, jefe de la Nación capital del Mundo ( lo que fue Roma en su tiempo) y centro de gravedad del capitalismo Global.



Un encuentro que si bien es simbólico y señalador de acontecimientos, es y fué así, pero los símbolos y las señales frente a tanta hostilidad y violencia, parecen necesarias en la búsqueda del equilibrio. Dos hombres que representan antagonismos ideológicos, prácticos severos, donde las bases de su representación son el día y la noche, sin grises, uno de ellos el que con su liderazgo mundial, construye puentes hacia la igualdad con los principios y valores de la misericordia y desde la fe, esa fe con carácter histórica, encarnada en el ser humano que vive, sufre y vuelve a vivir, no abstracta ni dirigida a un ser impersonal sino dirigia al hombre cotidiano transformada en concreta y real, el otro conduce los principios más firmes del capitalismo como ideología y del capitalismo global como eje del poder mundial, construcción histórica y actual de ese capitalismo que genera la creciente desigualdad que hace del Mundo un espacio en estos términos inviable.

¿ Estos dos hombres aún en lo simbólico por ahora, podrán dar testimonios concretos que se puede habitar en un mundo con esperanzas ( hopes) o será una de las tantas etapas de la civilización donde lo mezquino termina de reinar en su propio universo, que aún siendo universo es muy pequeño frente al problema a enfrentar? La desigualdad, la disputa histórica de la humanidad.

Que cada uno saque sus conclusiones o conjeturas. Lo cierto es que el dato relevante del último tiempo en política internacional, ha sido este encuentro que no ha pasado desapercibido, pero tampoco se lo ha visto con las perspectivas de lo que puede venir.

Dos outsiders, que en su apretón de manos, simbolizan las oportunidades que hay en esas manos. De ningún modo es un dato menor.

Por ahora creo. Y si no interrogo ¿ En qué creen los que no creen? ( Este interrogante es el título de un libro de Umberto Eco y Carlo María Martini- Arzobispo de Milán-)