Elijamos el diálogo

Avatar del

Claudia Najul

Elijamos el diálogo

Elijamos el diálogo

 En las últimas horas se viralizó un video en el que manifestantes agreden a Miriam Skalany, directora provincial de Protección Ambiental. El episodio ocurrió en San Rafael, cuando la funcionaria se retiraba de la Cámara de Comercio luego de participar de una charla sobre estimulación hidráulica junto a Santiago Echeverría, ingeniero de la Fundación Cricyt.

Es cierto que durante las últimas semanas venimos asistiendo a situaciones similares en distintos puntos de la provincia, donde unos pocos violentos -sin ninguna intención de debatir, escuchar o preguntar- impiden el desarrollo de actividades pensadas precisamente para eso. Sin embargo, no deja de impresionar ver actos tan cobardes, que alimentan a formar una imagen incorrecta de Mendoza, una provincia tolerante y pacífica.

El Gobierno provincial, a través de todos sus funcionaros, ha dejado claro su intención de dialogar con todos los sectores interesados en el tema. El evento en San Rafael no fue la excepción; los grupos ambientalistas fueron invitados a participar, a exponer sus ideas y expresar sus inquietudes. Pero eligieron quedarse afuera durante horas, para insultar y arrojar basura a una funcionaria que siempre se ha mostrado abierta a escucharlos. No puedo ni quiero dejar de manifestar mi repudio a quienes no solamente se niegan a dialogar, sino que eligen concienzudamente el agravio.

Conozco bien mi provincia, y me tranquiliza saber que quienes actúan de esta manera son los menos. Sé que hay muchos mendocinos preocupados por las implicancias del fracking. Muchos de los cuales participan activamente, desde hace años, de las asambleas y marchas para cuidar nuestra agua, una lucha de la que también me siento parte. A ellos les digo que el Gobierno de Mendoza está tomando todas las precauciones necesarias, junto a especialistas nacionales y extranjeros, a las universidades, para que esta técnica de extracción se ejecute con los mayores cuidados y bajo los más estrictos controles.

Es fundamental también que todos aquellos que fuimos elegidos por los mendocinos para ocupar cargos en los municipios, en la Provincia o en la Nación, demos el ejemplo y nos expresemos con pasión, pero sin rencores ni golpes bajos. Nunca es bueno dejarse llevar por actitudes oportunistas, y mucho menos cuando sobre la mesa hay cuestiones tan sensibles para la ciudadanía.

Somos los primeros interesados en promover un desarrollo sustentable para nuestra provincia. Y para lograrlo es imprescindible la participación activa y comprometida de todos. Ojalá podamos canalizar nuestras propuestas y dudas en espacios donde prime el respeto por las opiniones diferentes y un genuino interés en el futuro de Mendoza.