Opinión La polémica decisión nacional

Cornejo quiso cobrarles a los extranjeros en los hospitales

Hace dos años, el entonces ministro de Salud, Rubén Giacchi, avanzó en la idea de cobrarles un arancel a los ciudadanos chilenos. Pero la idea se abandonó porque en Mendoza el impacto de los extranjeros que se atienden es mínimo y además el 40% de ellos paga.
Avatar del

Marcelo Arce

Cornejo quiso cobrarles a los extranjeros en los hospitales(Alf Ponce / MDZ)

Cornejo quiso cobrarles a los extranjeros en los hospitales | Alf Ponce / MDZ

Hace poco menos de dos años, un paciente de nacionalidad chilena despertó la ira del entonces ministro de Salud de Alfredo Cornejo, Rubén Giacchi. Se trataba de un hombre que, en estado terminal producto de un cáncer, se había venido desde su país a internar a Mendoza para recibir un tratamiento que allí no podía costear.

El Estado mendocino pagó la internación del enfermo en el hospital Lagomaggiore hasta su fallecimiento y, superado el tratamiento, el entonces encargado de la salud pública reaccionó: impulsó una resolución ministerial para que, desde ese momento y hacia adelante, todos los ciudadanos chilenos que sean tratados en los hospitales públicos provinciales (no residentes) pagaran por el servicio que recibían.

Giacchi cayó luego en desgracia. Y su proyecto también

Si bien se avanzó durante algunos meses en el análisis del cobro de un arancel (se lo involucró incluso en la movida al embajador argentino en Chile, José Ovtavio Bordón) la iniciativa no prosperó por una razón sencilla: más allá del claro abuso de ese paciente chileno, la atención de extranjeros en el servicio de Salud público no es un problema en la provincia.

Los datos difundidos hoy por el ministerio de Elizabeth Crescitelli lo demuestran.

Si bien la cantidad de extranjeros ha crecido en los últimos seis años, de la cantidad de internaciones en los hospitales públicos solo el 3% corresponde a extranjeros.

Las cifras de 2016 encuadran la situación. De un total de 98.000 egresos, es decir pacientes que fueron dados de alta, en los hospitales de segundo y tercer grado (Hospital Central, Notti, Perrupato, Schestakow, por mencionar a los más importantes) solo 2.600 fueron extranjeros. Chilenos, fundamentalmente, pero también bolivianos y peruanos.

De esa cantidad (que representa el 3% del total) el 57% no tenía cobertura y el otro 43% pagó a través de alguna de las formas de recupero como, por ejemplo, los sistemas de asistencia médica de las tarjetas de crédito.

En los centros de atención primaria la cantidad de extranjeros atendidos aumenta. Pero casi todos los que allí se atienden , según datos también el ministerio de Salud, son residentes. En su mayoría bolivianos que enfrentan el problema de la falta de algún tipo de cobertura médica.

Mendoza tampoco tiene problemas de reciprocidad con Chile, para tomar el país que más afecta. Bordón confirmó hoy que están vigentes los convenios entre países para que cualquier ciudadano argentino que tenga un problema de salud en el país vecino pueda ser atendido de manera gratuita.

Y además, como ya se ha visto en varias ocasiones, también existen convenios para traslados de pacientes de un país a otro por vía terrestre. Y, en caso de ser necesario, también por vía aérea.