¿Argentina escuchó a Francisco?

El Papa llega a Chile y Perú. Y aún no visitó su país. Los mensajes de un pontífice que le habla todo el tiempo a los argentinos.
Avatar del

Mario Simonovich

1/6
¿Argentina escuchó a Francisco?(Hna María de Guadalupe - Instituto del Verbo Encarnado)

¿Argentina escuchó a Francisco? | Hna María de Guadalupe - Instituto del Verbo Encarnado

¿Argentina escuchó a Francisco?(aciprensa.com)

¿Argentina escuchó a Francisco? | aciprensa.com

¿Argentina escuchó a Francisco?(Hna María de Guadalupe - Instituto del Verbo Encarnado)

¿Argentina escuchó a Francisco? | Hna María de Guadalupe - Instituto del Verbo Encarnado

¿Argentina escuchó a Francisco?(mysoulpurpose.org)

¿Argentina escuchó a Francisco? | mysoulpurpose.org

¿Argentina escuchó a Francisco?(mysoulpurpose.org)

¿Argentina escuchó a Francisco? | mysoulpurpose.org

¿Argentina escuchó a Francisco?(aciprensa.com)

¿Argentina escuchó a Francisco? | aciprensa.com

En la historia del catolicismo, el apóstol Pedro o San Pedro fue el Papa con más años al frente de la iglesia católica. Su pontificado duró 34 años. Le siguen Pío IX ( 31 años y 7 meses), y San Juan Pablo II, quien a lo largo de sus 26 años y 5 meses como Papa fue 9 veces a Polonia. El polaco Karol Wojtyla inició su pontificado el 16 de octubre de 1978 y casi 8 meses después arribó por primera vez como Papa a su país: un 2 de junio de 1979. Ese día tuvo un encuentro con el primer secretario del Partido Comunista polaco, Edward Gierek. Había miedo en la izquierda socialista de la República "Popular" de Polonia y una fuerte persecución contra la fe católica. 54 religiosos asesinados, 170 sacerdotes deportados durante ese régimen autoritario; Cáritas, desmantelada, propiedades de la iglesia confiscadas, prohibición de los crucifijos en los hospitales y escuelas.Un documento de la inteligencia soviética fechado en octubre de 1978 señalaba que "los órganos del KGB en la URSS están desarrollando métodos preventivos para contrarrestar las aspiraciones subversivas del Vaticano".  El domingo 3 de junio de 1979, durante el primer encuentro masivo con los polacos, Wojtyla fue muy claro: "La cultura es la expresión del comunicar y del pensar juntos. La cultura polaca desde sus orígenes lleva signos cristianos bien claros. Pido que permanezcan fieles a ella". Empezaba a cambiar la historia de Polonia y de Europa.

En sus 8 años como Papa, el alemán Joseph Aloisius Ratzinger visitó 24 países. Electo como obispo de Roma el 19 de abril de 2005, cuatro meses después hacía su primera visita a Alemania, aunque en este caso era en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud 2005 que se hizo en la ciudad de Colonia.. Benedicto XVI fue a Alemania del 18 al 21 de agosto de 2005, del 9 al 14 de septiembre de 2006 y del 22 al 25 de septiembre de 2011.

El 13 de marzo de 2013, el mundo se sorprendió con la llegada de un jesuita al lugar que dejó San Pedro, el argentino Jorge Mario Bergoglio. Y a tres meses de cumplir su quinto año de papado aún no visitó su país. En cambio ya pasó por Brasil, Colombia, México, Ecuador, Bolivia, Paraguay, EEUU, Cuba y en los próximos días, Chile y Perú  Hasta el momento no hubo sólidos argumentos que expliquen el  "¿por qué pasa ésto?".

Francisco es un líder religioso. Se guía por lo que Dios quiere de él y de la iglesia. El criterio religioso usualmente no es tenido en cuenta para abordar el por qué aún no pisó la Argentina desde que se fue a la cónclave de 2013 en el que fue electo sucesor de Benedicto XVI.

>

 La próxima semana, el papa argentino llega a Chile y Perú. Dejando de lado el criterio político y centrándonos en el criterio religioso, ¿cuántas veces Bergoglio dejó el mensaje que necesitan los argentinos? (reconciliación, unidad, bien común, terminar con la grieta y otros).  

De aquí surge otra gran pregunta, que también apunta al criterio religioso: si el Papa le dedica desde siempre muchas horas a la oración, ¿acaso a lo largo de estos casi cinco años de pontífice Dios no le pidió que vaya a la Argentina, como en su momento habrá inspirado, a través de la oración, a Wojtyla para que vaya a Polonia o a Ratzinger para que visite Alemania?  

Es la gran pregunta, aunque suene disparatada. ¿Quién se va a animar a formulárselo el próximo lunes, cuando viaje con periodistas desde Roma hasta Santiago de Chile? 

En la elección del sucesor de Benedicto XVI en 2013, las "quinielas" políticas no acertaron. Los vaticanistas no se destacan por acertar en los pronóstico cuando se trata de estos asuntos. Lo político descarta lo esencial, que es lo religioso, lo que resulta fruto de la oración.Y, en el caso de Francisco, excluye del análisis el punto de partida: los Evangelios, las horas de oración, y el sentido de fondo del deseo de Francisco de una iglesia "que salga a la calle", sobre todo "a la periferia", que no descarte a ningún ser humano" y que procure una humanidad fraterna con personas humildes de corazón y que tengan la voluntad de perdonar para que sean perdonados. No es nada nuevo. "Amar al prójimo como a uno mismo y amar a los enemigos". Llevarlo a la práctica. 

A partir de todo esto, que constituye el núcleo del argumento religioso, la gran pregunta es ¿Francisco ya les habló a los argentinos? Y si fuera así, la otra pregunta sería ¿los argentinos escucharon al papa nacido en el barrio de Flores

Una Reina de la Vendimia aterriza en la villa cabecera del departamento que representó unas 48 horas después de consagrarse Reina Nacional. El Papa no es eso, aunque muchos soñaron con una inmediata visita a la Argentina apenas Bergoglio pasó a ser Francisco. 

¿El Papa le preguntó a Dios sobre Argentina? La oración no se puede menospreciar y descartar en este análisis, aunque se trate de una instancia íntima. El papa Francisco arranca el día a las 4 am. "Rezo el Oficio todas las mañanas. Me gusta rezar con los Salmos. Después, inmediatamente, celebro la misa. Rezo el Rosario. Por la tarde, entre las siete y las ocho, estoy ante el Santísimo en una hora de adoración", dijo en una entrevista hecha en 2013. Se acuesta a las 21 y lee hasta las 22. En total duerme 6 horas al día, más una breve siesta. Esto lo hacía también cuando era arzobispo de Buenos Aires. ¿Si reza tantas horas al día, acaso Dios -que se supone que es argentino- ,a lo largo de estos 4 años y 10 meses no le habrá dicho "andá a tu país" ? Es lo que se me ocurre decir.

Hay respuestas. Quizá no exactamente esa respuesta. Pero sí hubo acciones y palabras en los viajes hechos por Francisco en el último año que dicen mucho:

Egipto. 28 y 29 de abril. 20 días antes de la visita del argentino a ese país hubo 53 muertos y 204 heridos por atentados terroristas en iglesias mientras celebraban el domingo de Ramos.

"El diálogo no es una estrategia con segundos fines".

"La valentía de la alteridad (ponerse en el lugar del otro) es necesario para un verdadero diálogo, para que de este modo quien es diferente de mí no sea tratado como enemigo".

"Para contrarrestar verdaderamente la barbarie de quien sopla sobre el odio e incita a la violencia hay que acompañar y hacer que maduren generaciones que respondan a la lógica incendiaria del mal con el paciente crecimiento del bien".

"La religión no es un problema sino parte de la solución; es el antídoto contra la tentación de acomodarse en una vida sin relieve, donde todo comienza y termina en esta tierra".

También hizo referencia a una serie de tentaciones que hay que evitar caer: "La tentación de quejarse continuamente, de dejarse arrastrar y no guiar, de la murmuración y de la envidia, de compararse con los demás, del individualismo, de endurecer el corazón y cerrarlo a los demás y a Dios, y del del caminar sin rumbo y sin meta".

Fátima (Portugal). 12 y 13 de mayo .Conmemoración de los 100 años de las apariciones de la Virgen María y canonización de los dos videntes (Jacinta y Francisco Marto).

"Hay que anteponer la misericordia al juicio y, en cualquier caso, el juicio de Dios siempre se realiza a la luz de su misericordia. Por supuesto, la misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente".

Colombia. 6 al 10 de septiembre.

"No podemos ser cristianos que alcen continuamente el estandarte de prohibido el paso. Todos tienen cabida en la Iglesia, ya que la Iglesia no es nuestra: es de Dios".

"La reconciliación no puede servir para acomodarse a situaciones de injusticia, sino que se concreta y consolida con el aporte de todos"

"¿Cuáles son los caminos de reconciliación? La reconciliación no es una palabra abstracta; si eso fuera así, sólo traería esterilidad, más distancia. Reconciliarse es abrir una puerta a todas y a cada una de las personas que han vivido la dramática realidad del conflicto. Cuando las víctimas vencen la comprensible tentación de la venganza, se convierten en los protagonistas más creíbles de los procesos de construcción de la paz. Es necesario que algunos se animen a dar el primer paso en tal dirección, sin esperar que lo hagan los otros. ¡Basta una persona buena para que haya esperanza! ¡Y cada uno de nosotros puede ser esa persona!".

"A la Iglesia no sirven alianzas con una parte u otra, sino la libertad de hablar a los corazones de todos".

Bangladesh y Myanmar. 26 de noviembre-2 de diciembre de 2017

"Más que una mera tolerancia hay que tender la mano al otro en actitud de comprensión y confianza recíproca, para construir una unidad que considere la diversidad no como amenaza, sino como fuente de enriquecimiento y crecimiento"

Francisco exortó a tener "apertura de corazón" para "ver en los otros un camino, no un obstáculo". Y esta apertura del corazón "tiene tres características: es una puerta, no es una teoría abstracta, sino una experiencia vivida. Nos permite entablar un diálogo de vida, no un simple intercambio de ideas. Requiere buena voluntad y capacidad de acogida, pero no debe ser confundida con la indiferencia o la reticencia al expresar nuestras convicciones más profundas".

Con todo estos mensajes contundentes y de fondo que dijo el Papa a lo largo de 2017, ¿qué nos va a decir de diferente a los argentinos si viniese al país? 

¿Los argentinos escuchamos a Francisco -como dijo en Egipto- con la valentía de ponernos en el lugar de los otros y también en el lugar de él