Aparecieron los Donald Trump en versión argenta

Ahora, y de un día para otro, los extranjeros son el principal problema que tiene la Argentina. Los empresarios especuladores, los Triaca, los Díaz Gilligan o los Dujovne con sus ahorros fuera del país, son detalles.
Avatar del

Edu Gajardo

1/3
Aparecieron los Donald Trump en versión argenta

Aparecieron los Donald Trump en versión argenta

Aparecieron los Donald Trump en versión argenta

Aparecieron los Donald Trump en versión argenta

Aparecieron los Donald Trump en versión argenta

Aparecieron los Donald Trump en versión argenta

"Entre 7% y 10% de las personas que atienden en la salud pública de Jujuy son extranjeros", dicen. Si el que entrega ese número es el Estado no pueden decir "entre", o es el 7% o es el 10%. Si no es así, ya tenemos un problema.

>

De un día para otro los extranjeros se transformaron en el mayor problema de la Argentina y se presentan proyectos de ley sin mencionar una cifra o dar precisiones y no estimaciones sobre un tema. ¿Cuánta gente se atiende?¿Cuánto afecta eso a las arcas de Jujuy, de Mendoza y el país?¿Qué porcentaje corresponde a cada nacionalidad y qué atenciones son las que vienen a buscar? Esas respuestas no están, pero igualmente los extranjeros no residentes en las universidades y en los hospitales son el problema del país que tenemos.

El problema no es, por ejemplo, que en el Gobierno provincial anterior usaran los 470 millones de Aysam para gastarlos en cualquier cosa y los que pasaron y los que están no se hacen cargo de investigar ese delito. El problema no es -tampoco- que en el Senado trabajen más de 500 personas que no sabés que hacen y se gasten cientos de miles de pesos para darles las tortitas y las frutas de la merienda saludable.

El problema no está -por supuesto- en un ministro del Trabajo que maltrata a una empleada y la tiene contratada en un sindicato que él mismo tiene intervenido. La culpa de lo que sufre la Argentina no es -de ninguna manera- un funcionario que presta su nombre para que un "amigo" guarde más de un millón de dólares en Andorra.

Ni se les ocurra pensar que es un problema pedirle confianza a los argentinos para que ahorren en pesos mientras el ministro de Hacienda guarda lo suyo en una offshore, porque eso no tiene nada que ver con el país que tenemos. Y por nada del mundo cuestionen al ministro de Finanzas -investigado por la Oficina Anticorrupción- porque él estaba jugando en la Champions y ahora se vino para jugar en Aldosivi y resignó mucho.

El abuso de algunos ciudadanos extranjeros en la salud y la educación es una cuestión real, pero a qué nivel, cuánto afecta. Antes de empezar a presentar proyectos hay que hacer un diagnóstico real, con cifras y estadísticas que lo sustenten, no bajo lo que creo, lo que me contaron o lo que veo.

Eso deben hacer los Donald Trump argentos que apelan a un discurso populista y que, aunque no quieran decirlo o de verdad no sea su intención, cae en la xenofobia porque alienta a todos aquellos que tienen ese sentimiento en contra de los extranjeros y que se esconden porque "es mal visto" ser racista. Ahora, cuando alguien asoma con ese discurso, aparecen por miles en las redes sociales, donde se pueden desenvolver con tranquilidad bajo un alias.

A otro perro con ese hueso, si esto no es una bomba de humo, no se qué es.