Algunas consideraciones sobre el Presupuesto 2018 para Mendoza

El diputado Javier Cofano, que renunció a la presidencia del bloque del peronismo, analiza la "ley de leyes" para el año que viene.
Avatar del

Javier Cófano

1/2
Algunas consideraciones sobre el Presupuesto 2018 para Mendoza(Alf Ponce / MDZ)

Algunas consideraciones sobre el Presupuesto 2018 para Mendoza | Alf Ponce / MDZ

Algunas consideraciones sobre el Presupuesto 2018 para Mendoza(Alf Ponce / MDZ)

Algunas consideraciones sobre el Presupuesto 2018 para Mendoza | Alf Ponce / MDZ

El proyecto de presupuesto provincial además de la previsión de recursos y gastos, contiene una gran cantidad de cláusulaspermanentes y transitorias de gran importancia para las finanzas provinciales. Sin embargo, lo que más trasciende en la discusión, es la determinación del déficit y la forma de financiarlo. En ese sentido, antes de iniciar cualquier discusión, vale hacer algunas aclaraciones:

- Si bien es cierto que los ingresos corrientes superan a los gastos corrientes, el déficit, tomando ingresos totales vs. Gastos totales es de 6.000 millones.

- Para que esta condición se mantenga debe cumplirse que el ejecutivo obtenga autorización para tomar deuda y cancelar los vencimientos de capital de 2018, que suman 4.000 millones de pesos más. Por lo tanto, la necesidad de financiamiento ronda los 10.000 millones.

- Para financiar esta cifra el proyecto de presupuesto propone: remanentes de ejercicios anteriores por 3.000 millones, nueva deuda por 2.000 millones, deuda con autorización legislativa previa 1.000 millones y deuda para cancelar vencimientos 4.000 millones. Los números se han redondeado para mayor claridad.

- Las objeciones a este proyecto son las siguientes:

No baja el déficit nominal con respecto a los años anteriores, a pesar de los ajustes, la recuperación del 15% de coparticipación y la pretendida eficiencia de esta gestión.

No parece estar bajando el peso del gasto público respecto al PBG, situación que se podrá verificar cuando se tengan más datos de la evolución del PBG. Por lo tanto, la pretensión de liberar al sector privado de carga tributaria o de deuda que significa impuestos futuros, no parece estar avanzando.

- Resulta llamativo que, a dos meses de finalizar el ejercicio, el gobierno ya sepa que van a existir remanentes por 3.000 millones. Si existen estos remanentes seguramente corresponden a una mayor recaudación que la estimada en el ejercicio 2017. Si se está recaudando más de lo previsto, ¿no convendría bajar más impuestos o evitar más toma de deuda?

- Respecto a los 2.000 millones de deuda nueva, caben varias consideraciones: El stock actual de deuda ronda los 32.000 millones. El oficialismo argumenta que la ratio Deuda /PBG todavía es relativamente baja, debería prestarse más atención a la ratio Deuda/Presupuesto. Sobre todo, considerando que en 2018 se van a pagar 4.200 millones de intereses y gastos. Más que el presupuesto destinado al Poder Judicial.

- Suponiendo que gran parte del endeudamiento solicitado sea para obras, subsiste la pregunta si resulta conveniente seguir aumentando una deuda que condicionará a las futuras administraciones, o hacer un listado de obras prioritarias de acuerdo al beneficio social que generan.

- Si es cierto que el acuerdo con la nación contempla la baja progresiva de las alícuotas de ingresos brutos, transformando el impuesto en una especie de impuesto a las ventas minoristas, convendría dejar algún margen para tomar deuda los próximos años, porque la baja de recaudación va a ser considerable. El gobierno provincial todavía no explica el impacto del nuevo pacto fiscal en las finanzas provinciales.

- Los 1.000 millones de autorizaciones legislativas previas no merecen objeción, ya que se trata de convenios con organismos internacionales para financiar obras públicas, con bajo interés y responden a programas que se encuentran en ejecución o en trámite de concreción.

Resta analizar el tema de los 4.000 millones de vencimientos de capital. El gobierno propone la modificación del artículo 68 de la ley 8.706, de Administración Financiera a fin de autorizar en forma permanente la toma de deuda para cancelar deuda, en contradicción con la disposición constitucional que determina que las autorizaciones deben otorgarse expresamente.

- Si bien es cierto que esta operación no aumenta el stock total de deuda, el mecanismo de autorización no puede ser el planteado.

- Finalmente, el proyecto establece una autorización genérica para contratar con financiamiento de proveedores. Sin especificar monto, condiciones o determinación del tipo de bienes o servicios que pueden contratarse de esta manera. Lo que constituye una autorización ilimitada contraria a las disposiciones constitucionales y legales.

- Estos aspectos entre otros requieren una profunda discusión de cara a la sociedad, tanto en los aspectos relativos a como se financian las actividades del estado, como de la cantidad y calidad de los servicios que recibimos los mendocinos, poniendo el interés general por encima de diferencias partidarias.