J. Albornoz

Se van de vacaciones dos meses después de haber empezado

Los diputados y senadores que asumieron en mayo podrán disfrutar, desde este fin de semana y hasta el 22 de julio, de un polémico paréntesis invernal. Las excusas para mantener este privilegio y el trabajo que dejan para después del receso.

Se van de vacaciones dos meses después de haber empezado

¿Quién tiene la posibilidad de tomarse vacaciones dos meses después de haber empezado en un trabajo nuevo? La respuesta es sencilla: solamente los legisladores, que insisten en defender privilegios irritantes.

Para ser juntos, son sólo la mitad de los diputados y senadores. La otra mitad venía trabajando desde febrero. Se trata de los nuevos, los que entraron el 1 de mayo y que, entre ayer y hoy, se harán acreedores a unas precoces vacaciones de invierno.

El Senado definió el receso de invierno este martes y hoy lo repetirá Diputados. Durará desde el fin de semana hasta el 22 de julio y se suma al mes de vacaciones en verano. El argumento principal es un acuerdo paritario con los empleados legislativos que algunos asimilan casi a una cláusula constitucional: la consideran inamovible.

Aunque la costumbre de tomarse vacaciones de invierno es muy antigua para los legisladores, el beneficio quedó en firme hace unos cinco años, durante el gobierno de Francisco Pérez, cuando quien comandaba la Legislatura era el vicegobernador Carlos Ciurca. Se adoptó con el objetivo de "ordenar" el trabajo y, aunque suene curioso, para evitar excesos: "Antes había empleados que se tomaban el receso de invierno y la licencia en distintas fechas", explicó una fuente.

Lo acordado quedó para siempre, como un mandato bíblico. Las paritarias se abren todos los años, pero sólo para discutir los salarios de los empleados. Nadie considera posible plantear en esa mesa un debate sobre "condiciones de trabajo". Senadores y diputados discuten cambios de fondo todos los días con el gobernador, tales como la propia reforma de la Corte, pero no se animan a enfrentar a los empleados legislativos para fijar un cronograma laboral un poco más riguroso.

No suena lógico. Parece, más bien, un acuerdo entre compinches, un arreglo con beneficios para todos. Al fin y al cabo, otros poderes, como la Justicia, también tiene una doble feria: en enero un mes y en julio 15 días. Hasta el presidente se ha quejado y nadie cambia nada.

Como ha contado la periodista de MDZ Jimena Catalá, jueces y empleados judiciales tienen a su favor un artículo constitucional que les permite tomarse un mes en el verano. Además, hay cláusulas del Código Procesal Civil que los autoriza para irse de vacaciones, también, en invierno.

Ciertamente, si hay que comparar, modificar un código es un asunto mucho más complejo que cambiar un acuerdo paritario ¿Pero no es precisamente eso lo que viene haciendo desde 2016 el gobierno de Cornejo con los códigos de funcionamiento de la Justicia?

No hay caso con la feria de julio. Es inamovible para legisladores y jueces y va a dejar para fines de mes, o comienzos del próximo, definiciones importantes. Tal vez, urgentes.

En ninguno de los dos poderes hay mucha preocupación por la inactividad que genera el receso. El Jury de Enjuiciamiento, una comisión especial que reúne precisamente a legisladores y magistrados, es una prueba clara de ello.

El Jury, que está conformado por 14 legisladores y los ministros de la Corte, es muy importante, porque controla y juzga a los jueces, y debería tener encuentros semanales. Pero entró de vacaciones hace mucho: a mediados de marzo. Se reunió por última vez para resolver una denuncia contra la Octava Cámara del Crimen, la cual fue archivada, y desde entonces no se activó nunca más.

El recambio de legisladores fue una de las razones invocadas. Sin embargo, el Jury tendría que haberse puesto en marcha en mayo. Pero no: como Showmatch, el programa de Tinelli, sigue siendo un misterio cuándo va a arrancar.

Mientras tanto, las denuncias de mal desempeño contra al menos tres magistrados esperan que alguien las trate. Tanta preocupación por mejorar la Justicia no hay, parece, a pesar de la inmensa polémica en la que se han metido todos por la ampliación de la Corte.

Podemos precisar la urgencia de al menos uno de esos casos. Desde el 11 de junio permanece estacionada en el Jury una nota del procurador Alejandro Gullé dirigida a su presidente, Jorge Nanclares, quien ha pedido que el organismo active el proceso contra el camarista laboral Gustavo Estrella.

El magistrado está suspendido y cobra la mitad del sueldo desde hace cuatro años, por una sonada denuncia de violencia de género. Para Gullé, ha llegado el momento de que el Jury resuelva si es ratificado o no en su cargo. El Procurador ha marcado una urgencia institucional, pero en el Jury no hay nadie que se haga cargo del asunto. La nota que duerme en una oficina es la de aquí abajo:

Nota

Ya pasó la mitad del año, pero el Jury todavía no trabaja porque los diputados no se ponen de acuerdo respecto de sus miembros. La Cámara Baja debe consensuar una nómina de siete integrantes y los tironeos en el despacho del presidente Néstor Parés llevan semanas y parecen ser interminables.

Con el resultado electoral del año pasado como argumento, el diputado Mario Vadillo reclama que lo dejen entrar al Jury. Pero el radicalismo se inclina por colocar en su lugar a un diputado del bloque kirchnerista. La silla en el Jury se ha convertido en un instrumento de castigo contra Protectora, después de que esa agrupación impidiera la ampliación de la Corte.

Este miércoles podría resolverse por fin el culebrón de los miembros del Jury, casi en coincidencia con la aprobación del sagrado receso de invierno en Diputados. El control de los jueces quedará así, con suerte, para después de las vacaciones de invierno. "¿Cuál es el problema si no hay ningún tema que tratar?", respondió este martes una diputada desinformada. Hay que entenderla: cuando uno está por irse de vacaciones, se olvida de todo.

Opiniones (33)
16 de julio de 2018 | 18:18
34
ERROR
16 de julio de 2018 | 18:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Esto NUNCA será un país...
    33
  2. Si cobraran por productividad serían indigentes estos atorrantes. Hay que ahorrar en políticos, elijamos un dictador y el resto a su casa a buscarse un trabajo honrado, si están al pedo ahí, no sirven para un carajo
    32
  3. Justicia (todo el poder judicial) y legisladores, VAGOS MANTENIDOS, ineficientes y korruptos... van a cansar a la sociedad y los van a odiar, escrachar y rachazar ...
    31
  4. primate... las minorias son peores... son de cuarta, impresentables.
    30
  5. No vale la pena opinar,uds la mayoria votan y no respetan la minoría ,basta del bipartidismop demos posibilidad que haya legisladores de distintas vertientes
    29
  6. No se puede pretender, que la bosta, no tenga olor a merda.
    28
  7. Que se tomen licencia. SIN GOCE DE SUELDO
    27
  8. SRES COINCIDO CON TODOS PERO HUMILDEMENTE QUE EL VOTO EN BLANCO NO ES LA SOLUCION. TENEMOS QUE SALIR A LA CALLE TODOS LOS CIUDADANOS CDO SE AUMENTAN LAS DIETAS (DIETAS???) DE ESTOS SEÑORES Y NO DEJARLOS QUE SE AUMENTEN LO QUE QUIEREN. AH PARA ESTO NO HAY OFICIALISTAS NI OPOSICION, NO HAY VENCEDORES NI VENCIDOS SALE COMO EN LA PERINOLA "TODOS GANAN" OBVIO LOS DIPUTADOS Y SENADORES Y TODOS LOS QUE PIERDEN SON LOS BOLUDOS.
    26
  9. vagos , atorrantes
    25
  10. pero cual es el escandalo? si estos tipos viven de vacaciones!
    24