M. Del Barco

Las mujeres que trabajan en el periodismo deportivo son víctimas de un "abuso horrible"

Russia 2018 parecía ser la oportunidad perfecta para erradicar el machismo, el acoso y reivindicar la igualdad de derechos y oportunidades, pero ¡la desperdiciamos!

Las mujeres que trabajan en el periodismo deportivo son víctimas de un "abuso horrible", dijo el martes Suzanne Franks, directora del departamento de periodismo de la Universidad de la City de Londres.  

Porque para las mujeres que trabajan como periodistas deportivas, #MeToo no es solo un movimiento, sino que a veces es su realidad cotidiana. Por ejemplo, en las últimas dos semanas, dos mujeres fueron acosadas mientras hacían móviles en el Mundial Rusia 2018 y los episodios fueron capturados en videos que se viralizaron de inmediato ¡cómo cómico! 

En Ekaterimburgo, un hombre intentó besar en la mejilla a Julia Guimarães, movilera de TV Globo y SporTV de Brasil, mientras hablaba en vivo a cámara. En el video, se ve a Guimarães esquivando los labios fruncidos del hombre.


-"¡No hagas eso!" le dijo al hombre. "Nunca más vuelvas a hacer eso, ¿OK?"

-"Perdón", se escucha decir al hombre, de fondo.

-"Nunca le hagas eso a una mujer", le dijo Guimarães. "¡Respeto!"

 La segunda mujer, Julieth González Therán, que trabaja para el servicio en español del canal alemán Deutsche Welle, fue abordada por un hombre mientras transmitía en vivo desde Moscú. 

 Deutsche Welle también condenó las acciones del hombre con un tuit: "El acoso sexual está mal y tiene que terminar. En el fútbol y en todas partes". 


La oportunidad perfecta para reivindicarnos 

El 28 de mayo del 2018 leí en el diario La Nación que por primera vez las periodistas acreditadas para un mundial de fútbol superaban los dedos de las manos, así como también que Viviana Vila se convertiría en la primera relatora de habla hispana con participación en un mundial -quien fue convocada por Telemundo- y su trabajo marcará un antes y un después en la historia.

...Y me pregunté: ¿Realmente es necesario remarcar esta diferencia? La respuesta la tengo hoy, cuando veo que aún así el acoso está a la orden del día y lo que estas mujeres lograron es ¡muchísimo! ¿Por qué? Porque:

El fútbol es el último bastión de un machismo concentrado. Manejado por hombres, jugado por hombres", como dijo la periodista Cecilia Caminos (DPA). 

2692923w740

  Agostina Larocca, Cecilia Caminos, Marirró Varela y Débora Rey. Abajo: Nati Jota, Laura Couto, Verónica Brunati y Yésica Brumec

La verdad es que es lamentable, que en un contexto de mayor toma de conciencia sobre el acoso y las agresiones sexuales en todas sus formas, estos episodios expongan cómo las mujeres se ven impulsadas no solo a defenderse mientras trabajan, sino también a explicar qué tipos de comportamiento consideran inaceptables. 

Mientras que cientos de hombres todavía piensan que las mujeres van a aportarle belleza a un mundial, otras sueñan con poder debatir, comentar o analizar un partido de fútbol... 


Opiniones (2)
22 de julio de 2018 | 17:17
3
ERROR
22 de julio de 2018 | 17:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. QUE SE DEDIQUEN A COMENTAR DESFILES DE MODELOS NO FOOTBOL NI BOXEO.
    2
  2. Pensaban erradicar el machismo en una fiesta donde acude la creme de la creme de los futboleros del mundo, entiéndase barras, gente que pide licencias en el trabajo para asistir, gente que se aprovecha de menores para hacerle repetir barbaridades, son o muy ingenua o muy boluda querida, EL FÚTBOL NUNCA VA ERRADICAR EL MACHISMO, así las mujeres lo practiquen, en el sillón de la FIFA nunca se va sentar una mujer, al igual que sucede en otras latitudes y otros deportes por ej LA NFL
    1