opinión

La próxima campaña electoral será verde

De cara a las elecciones de 2019, los partidos políticos deberán planificarse con perspectiva de género por la implementación de la ley de paridad y el creciente movimiento de género.

La próxima campaña electoral será verde

Las estrategias de los partidos políticos para la campaña electoral de los comicios presidenciales del año que viene deberán planificarse con perspectiva de género. La aplicación por primera vez de la ley de paridad para las listas legislativas nacionales y el amplio y creciente movimiento de género- que impulsó la aprobación del aborto legal en Diputados y ahora va por la sanción definitiva del Senado- son señales del proceso sociopolítico que estamos atravesando. Además, las estadísticas señalan que las mujeres son las más castigadas en época de crisis económica, por lo que no sólo debería fomentarse la participación política y los derechos individuales sino también proyectar cambios estructurales.

La renovación del Congreso traerá intercalados un hombre y una mujer (no se avanzó en categorías de diversidad de género).Esto fue garantizado el año pasado cuando se aprobó que el 50% de las listados esté compuesto por mujeres, supliendo al cupo del 30% que es de 1991. La visibilidad de las mujeres contribuirá a la calidad de la democracia, haciendo la salvedad de que portar un cuerpo de mujer no asegura una mirada de género. Esta nueva composición será un factor diferencial respecto de la historia parlamentaria argentina. Pondrá en evidencia a aquellas legislaturas que no hayan aprobado la paridad, como es el caso de Mendoza, y a otros poderes del Estado.

Pero por otro lado estamos ante el crecimiento exponencial de un grupo social conformado por el histórico movimiento de mujeres, pero que trasvasa sus fronteras. A diferencia de estos 11 años trascurridos desde que fue presentado el proyecto de IVE por primera vez por la Campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, jóvenes-en su mayoría "pibas", como se llaman a si mismas, pero también de diversos géneros- de entre los 13 y los 30 años aproximadamente, hicieron propio el reclamo. Tienen un símbolo, el pañuelo verde acuñado por la Campaña desde 2005 y lo portan en sus mochilas; consignas de la lucha feminista, en este caso la del aborto legal; un lenguaje particular: usan la e para garantizar la inclusión de todos los géneros rompiendo con la RAE (Real Academia Española) y sus mandatos. Se muestran, en el espacio público, que son los colegios, las plazas, la calle. Ese colectivo que tiende a consolidarse, puede votar- tienen ese derecho quienes son mayores de 16 años- . Ante este movimiento amplio, los partidos políticos tradicionales ya reconocen que no podrán mirar para otro lado. En el debate en Diputados por el aborto legal muchos votos fueron puestos a disposición "de las mujeres", con palabras que aún no parecen ser apropiadas por algunos y algunas diputadas, pero que sin embargo se hicieron eco de los postulados.

El año pasado, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género que es una organización que trabaja agenda pública, analizó la presencia de temas de género en la campaña legislativa. Cambiemos, la fuerza que más bancas obtuvo, sólo tuvo apenas alguna mención a la prevención de embarazo no intencional en la adolescencia en el eje de derechos sexuales y reproductivos. A menos de un año de esa contienda, muchas mujeres de ese espacio político- como la diputada Silvia Lospenatto- fueron clave para aprobar la ley de aborto en Diputados.

Si el aborto legal es ley, seguramente se pondrán en agenda otros asuntos que apunten a la igualdad. De hecho, tras la sanción de Diputados se conformó un grupo de mujeres legisladoras de distintas fuerzas políticas que quiere avanzar en esa tarea. La disparidad de los salarios es un punto central y difícil de resolver. Según los últimos datos datos del INDEC las mujeres argentinas cobran en promedio un 27% menos que los hombres. La extensión de las licencias por maternidad son un tema pendiente pero también por paternidad, que han tenido retoques en los últimos años en el sector público pero que nos alejan del modelo de igualdad de otros países del mundo. Teniendo en cuenta, en el mismo proceso, la inclusión del colectivo LGTB, de lo contrario las desigualdades por género persistirán.

Uno de los argumentos de quienes se oponen a la aplicación de políticas de igualdad de género es en un país en crisis económica hay otras urgencias. Sin embargo quienes más padecen las consecuencias son las mujeres. Como afirma la economista Mercedes Dalessandro, la tasa de desocupación de las mujeres entre 14 y 29 años es del 20,1 por ciento, más del doble del promedio general del país. Desde un aspecto económico, el número muestra el impacto que tiene la tarea del cuidado de hijos e hijas en esa parte de la población. El 67 por ciento de los mal llamados Ni-Ni (ni trabajan ni estudian) son madres, que trabajan en sus hogares haciendo tareas domésticas y de cuidado. ¿Podrán los partidos políticos tradicionales salir de sus propias lógicas y dar respuestas?

Opiniones (4)
20 de julio de 2018 | 12:28
5
ERROR
20 de julio de 2018 | 12:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Nunca va a dejarme de sorprenderme la ignorancia en alguien que sabe leer. El huevo no es pollo pero lo será, salvo que lo tiremos a la sartén y lo disfrutemos frito. Pero un megano que no come sustancias animales jamás comería huevos, solo ese ejemplo simple demuestra que el huevo es un animal en gestación, y el embrión o cigota es lo mismo. Leyendo aprende la gente.
    4
  2. me impresiona la ignorancia de gente como vos, no se trata de tomar posición sino del desconocimiento de hechos y datos largamente expuestos. en el fondo es una actitud necia sobre todo.
    3
  3. peterotul un embrión no es un niño, no sea ignorante.
    2
  4. Y roja doña Laura. Roja. Como la sangre derramada por tantos niños asesinados y mujeres abandonadas. Lea la nota de Gabriel Conte y quizá pueda usar sus mismos argumentos acerca de los niños inmigrantes para todos los niños. No se olviden que TODOS fuimos fetos. Y nacimos. Como dice Conte (aunque no se si lo diria por estos) los niños no tienen la culpa!
    1