opinión

¿Eres víctima o protagonista de tu vida?

Hay dos formas de encarar la vida: víctima o protagonista. ¿Cuál eres tu? ¿Desde dónde generas tu experiencia cotidiana? ¿Acaso sigues un modelo inconsciente que expresas en automático, y que no te permite avanzar?

¿Eres víctima o protagonista de tu vida?

En cualquier campo de la existencia, todo lo que generamos en términos de resultados es parte de un proceso. Aprender, relacionarnos, probar, ensayar alternativas, flexibilizar las creencias y paradigmas, obtener más felicidad y bienestar interno y externo. Absolutamente todo procede de tu intención, acción y actitud.

La intención tiene que ver con tu poder interno de alcanzar el nivel de experiencia para el que estás dispuesto. Los que asumen ser protagonistas de su vida planifican, desarrollan y utilizan su intuición como guía, se marcan metas y sueños; sin embargo, las personas víctimas parecen transcurrir sus días con el freno de mano puesto -como en su auto- por miedo, creencias y paradigmas, y esto los dejan estancados y paralizados. El poder de la intención, entonces, es el gran activador interior.

La acción es consecuencia directa de la intención. Los protagonistas saben que se manifiesta y concreta sólo aquello yace en su interior, y de la forma que viene a apoyar su mejor experiencia humana en este plano físico. Incluso si lo que surge en la realidad es distinto de lo que anhelan, aprovechan esa vivencia colocándose en la posición de un aprendiz, ávido por capitalizarla y evolucionar. La víctima generalmente se queda en la primera etapa, la del sueño. Este vivir en la "ensoñación" de la realidad no hace que las cosas suceden. Cuando no ocurre lo que ellos quieren, se quejan, paralizan, y postergan cualquier otro anhelo por cuanto se rinden sin volver a intentarlo. ¿Sabías que la inmensa mayoría de las personas se rinden sólo en un primer intento? Los protagonistas son distintos: se levantan de los tropiezos y desafíos, y siguen adelante.

La actitud es el resultado de tus elecciones personales, conscientes e inconscientes. Las víctimas quedan enfocadas en el afuera; siempre sueñan con que viene una persona a resolverle todos los problemas, y en esa fantasía, se pierden de disfrutar, aprender y expandirse. Su actitud es negativa, pesimista y nostálgica por un pasado que -dicen- supo ser mejor, o fantaseando un futuro que -afirman- no depende sólo de ellos. Los protagonistas asumen el reto de mantenerse en un estado equilibrado inteligente, con una mayor tasa de positividad en su actitud que la media de las personas. Afrontan los problemas, se sientan encima, y los resuelven. Se ocupan en vez de preocuparse. Tienen la cualidad de la gratitud permanente, y buscan conectar cada vez más con personas y experiencias de bienestar y felicidad, empezando por ellos -base de su sana auto estima-, y, por consecuencia, para los demás.

Todo esto se liga con la responsabilidad personal, que es tuya y no la puedes entregar ni delegar a nadie más. Respons/habilidad es la habilidad para responder ante las situaciones que te ocurren. Sólo depende de ti, y de nadie más.

  • 5 preguntas para pasar a ser protagonista de tu vida

  1. ¿De qué forma me estoy limitando en mi desarrollo?

  2. ¿Cómo puedo trabajar con constancia y persistencia para lograrlo?

  3. ¿Qué quiero de verdad en los distintos aspectos de la vida?

  4. ¿Cuál es la elección de actitud consciente e inconsciente que puedo tomar para que mi vida vaya mejor?

  5. ¿Qué resultados he obtenido con mi actitud negativa? ¿Cómo podrían ser si cambio esa polaridad, a actitud positiva?

Practica al menos 90 días corridos este nuevo esquema de ser, hacer y pensar tu vida, y observa los resultados.

Daniel Colombo, master Coach especializado en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos de trabajo; comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 21 libros.

Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 04:05
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 04:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"