opinión

"Manifiesto por el 13J"

Manifiesto por el 13J

No son chacales o lobos solitarios. Es una práctica sistémica. Es un estigma supremacista que pesa sobre nuestros cuerpos, y que tiene tantas caras como la desigualdad y la opresión. Deroga nuestros derechos inalienables fundamentales y esta normalizado por dispositivos invisibles que muchas veces repetimos buscando aprobación, tratando de no desentonar con el sentido común.

No es un violento que esta enfermo. Es una cultura del femicidio y la violación como formas de poder sobre el cuerpo de las mujeres y sus vidas.

No es una teoría conspirativa. No es extremismo radical. Es realidad cotidiana registrada en la cantidad espeluznante de asesinatos de mujeres, por odio machista, por disciplinamiento, como acto de poder ejemplarizador.

No es una impresión. Son mujeres asesinadas y violadas por sus novios o maridos o padres, o muertas por abortos clandestinos de la miseria. Humilladas, golpeadas, insultadas todos los días, eso es lo que viene acumulándose en la cloaca heteropatriarcal que hoy está a punto de explotar.

Por eso la reacción femicida e impotente de quienes no entienden que las burbujas de impunidad que durante siglos los protegieron, hoy se rompa por el movimiento pacífico, inteligente, organizado, concientizado y profundamente humanista que las despojadas de la historia traemos como bandera de dignidad. 

Un fantasma recorre la geografía de Mendoza, Argentina y el mundo, es el grito de las condenadas de la tierra, que han decidido liberarse, y nunca más dejarse someter. Pase lo que pase y cueste lo que nos cueste. Porque nuestra dignidad no puede tener grados ni medias tintas, pero sí durante muchos siglos tuvo dueños y apropiadores.

Nosotras ya sabemos, la lucha nunca termina, las votaciones y las leyes transitan el espacio y el tiempo. En cambio las rebeliones marcan la Historia de los Pueblos para revolucionar lo que apesta. En eso estamos, a eso hemos venido. Nadie nos puede explicar si ganamos o perdimos. Nadie puede decirnos si somos correctas o nos pasamos de la línea.

Sencillamente porque los cuestionados son ellos y deben empezar a rendir cuentas y a dejar de explicarnoslo todo, ocuparlo todo, hasta nuestros cuerpos.

Salgan de nuestros cuerpos, es nuestra legítima exigencia, por derecho propio.

Hoy damos un paso histórico en esta lucha inmemorial. Nos importa el resultado de esta votación, tanto como el valor de nuestras vidas y nuestra libertad, desatada y desnuda, furiosa y plebeya, orgullosas frente al poder, poderosas frente a tanta injusticia y desigualdad.

Estamos aquí, vivas por las que mataron, rebeldes y emancipadas frente al supremacismo patriarca artero y sus mil caras, y sus contrareformas, y sus fuerzas retardatarias.

Vivas, libres, nos queremos. Asi lo hemos decidido, por voluntad nuestra, por convicción Histórica, por pertenencia de clase y de género y compromiso con nuestra Justicia, la que debemos construir. La justicia de las que fuimos expulsadas, hasta del propio paraíso, de hombres que también nos criminalizaron.

No queremos ese paraíso. Podemos construir otro mundo, menos idílico, pero mas justo e inclusivo. Porque ya construimos éste, su mundo, desde el sometimiento, y edificamos sus edificios, libramos sus batallas, desarrollamos sus inventos, y también sometidas, criamos a sus herederos.

¿Su amor?, se lo devolvemos, demasiado violento, demasiado servil, demasiado funcional al poder, demasiado criminal.

Vamos a construir con el amor que traemos, uno sin cadenas ni cliches estereotipados. Un amor profundamente anormal y desviado, que nos represente y nos haga felices de tanta libertad.

No llegamos hasta aquí buscando aprobación o para pedir permiso. Venimos a romper las cadenas que nos mantienen cautivas aun en pleno siglo XXI.

Florencia Canali. Feminista. Mendoza, 13 de Junio de 2018 

Opiniones (2)
16 de agosto de 2018 | 01:22
3
ERROR
16 de agosto de 2018 | 01:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. con unas flores y 2 te amo ésta cambia de opinión en menos de 1 día. Alquien que la quierapor favor!!!! ;-)
    2
  2. Que pena me da! se mezclan las cosas ni siquiera tienen una idea clara
    1