E. Gajardo

¡Ayuda! ¿Y yo qué miro mientras se juegue el Mundial?

Comienza un mes en el que nada parece ser más importante. Acepto recomendaciones para intentar distraerme en un mes en el que, aunque muchos lo crean, el país no se detiene y hay que seguir poniéndole el hombro.

A pesar de constantes cargadas, las publicidades y los memes, recién ahora me pesa que Chile no haya clasificado al Mundial. Netflix por ahora hace su trabajo, pero no puedo pedirle más y a medida que se acerca el jueves, la cosa se viene complicada.

Es que con el inicio del campeonato pareciera que en la vida nada más importa y que, durante lo que dure la copa, cualquier cosa parece ser menos dura o complicada. Eso, siempre y cuando Argentina siga en el torneo.

Por eso, ahora que arranca el Mundial, seguro seré uno de los pocos que no sólo estaré pendiente de lo que pase en Rusia, sino que también viviré sin anestesia un mes que - a priori- se viene tan pesado como los últimos porque tenemos un panorama con muchas incógnitas.

En medio de la cita deportiva llegará la autorización del acuerdo en el directorio del FMI y se entregarán los primeros u$s 15.000 millones, comenzando así un proceso que seguro no será simple para el ejecutivo y, aunque duela decirlo, es un ajuste que permita cumplir con el déficit que se acordó para la entrega de financiamiento.

Si hay algo duro en un país en que mucha gente -especialmente algunos sectores políticos- está convencida que el Estado es casi una agencia de empleos, es comenzar a terminar en serio con ñoquis y gastos innecesarios en un Estado hipertrofiado, como dijo el controvertido Jaime Bayly.

De paso, también estarán las movilizaciones y los aprietes de Hugo Moyano y se entregará el índice de inflación de mayo, que (con un total anual sobre el 12%) dejará finalmente sepultada la meta del Gobierno y nos dejará pensando cómo terminará este año. Pero lo cierto es que junio y julio serían aún dos meses bastante duros.

Por si eso fuera poco viviremos las primeras semanas del mercado cambiario sin la intervención del Banco Central y el dólar comenzará a tomar un precio que se acerque a lo que le llaman el valor real del mercado. Y ojalá que Argentina juegue los siete partidos, porque así también habrá una anestesia moral para cuando venga la suba de la nafta de julio, otro golpe que seguro también se reflejará en una serie de otros aumentos.

Por eso, a cualquier le hace falta un Mundial para buscar alivio en una situación que no deja de estar pesada para el ciudadano común. Eso porque más allá del acuerdo con el FMI, al Ejecutivo le falta aún mucho camino por recorrer para recuperar la confianza perdida de los argentinos. Es de esperar que en ese sentido la nueva mesa chica de Macri, más abierta al resto de las fuerzas y dejando un poquito de lado la soberbia que se vio desde diciembre, se pueda recuperar algo del terreno perdido.

Eso sí, lo que tienen que tener claro es que no se puede apuntar a recuperar confianza con un fin electoral, sino pensando en el bien de todos los que vivimos en el país. Si apuntan a un fin netamente electoral se notará y la gente no es tonta y la cosa no se ordenará. Acá la solución no se consigue sólo con el excel, porque en Argentina, más que en cualquier otro país, se necesitan señales y acciones extras para darle tranquilidad a los ciudadanos.

Con ese panorama y mirando el Mundial por TV, espero que Argentina tenga un buen papel y así llegue ese bálsamo moral llegue a mi casa y a todos los lugares. Porque de esa forma, con una inyección moral, ponerle el hombre a lo que viene, que es pesado, se verá de otra manera. Eso para terminar terminar de enderezar un rumbo que se le hizo más lento y duro al Gobierno por lo que le quedó y también por los errores cometidos. 

Opiniones (3)
16 de julio de 2018 | 13:48
4
ERROR
16 de julio de 2018 | 13:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿No vas a ver los partidos de tu Chile querido?
    3
  2. El mundial no cambia la vida de nadie, y nada. Termina en estadísticas. Asi sean los más fanáticos. Despues todo a lo mismo. Pensaron si argentina pega la vuelta ??? Pero no la olímpica. JA JA JA. Se respeta a todos. Vamos de punto, nada más.
    2
  3. Laburá y listo.
    1