opinión

Guía práctica para tener una mente ganadora

Como en todos los aspectos de la vida, hay cinco ingredientes indispensables para obtener el éxito: la pasión, el entusiasmo, el optimismo, la fortaleza interna y la perseverancia.

Guía práctica para tener una mente ganadora

Las personas ganadoras son aquellas que se arriesgan y van por sus sueños y metas; que conquistan los objetivos, y, a la vez, que tienen la habilidad, innata o adquirida, de fortalecerse cuando algo no sale tal lo planificado.

Lo que sí tienen en común es una mente ganadora. El cerebro, con sus dos hemisferios, acciona lo que la mente le ordena. Es especialista en conectar las redes neuronales para producir el resultado que se le ordena. La mente es quien dirige la acción, determina el nivel de participación de cada persona en la experiencia que se está buscando, y diseña la estrategia apropiada, naciendo del interior y no sólo guiada por los impulsos externos.

Por lo que hay personas verdaderamente notables en haberse convertido en ganadores, en cualquier campo y sin importar lo que signifique "ganar" para ellos. Desde una madre decidida a ser la mejor en lo suyo, hasta un deportista de elite, un hombre de las finanzas, un filántropo, un artista de prestigio mundial, o un científico notable que produce aportes invaluables para el mundo. Todo surge de una mente ganadora.

  • Los 8 rasgos de una mente ganadora

Vivir, pensar, sentir y actuar bajo la guía de una mente ganadora es un trabajo arduo y permanente, las 24 horas, todos los días. De allí que muy pocas personas lo logran; y quienes lo hacen, se destacan frente a los demás.

Estos son los ocho rasgos que tienen en común, que los distinguen por sobre la media:

Metas claras. Son sumamente precisos respecto a los objetivos a lograr; dedican un buen tiempo a diseñar su propósito, y a ajustar cualquier cosa que los saque del rumbo. Evalúan permanentemente su desempeño, no comparándose con otros, sino con ellos mismos. Poseen un alto estándar de excelencia en todo lo que hacen.

  1. Auto confianza. Las personas de mente ganadora confían en si mismos y en su potencial. Incluso cuando están nadando en aguas desconocidas e inciertas, confían plenamente en su capacidad para aprender, desarrollarse y, quizás, conquistar el siguiente escalón hacia lo que se proponen. Se rodean de personas entusiastas que los estimulen, y dejan de lado a los mediocres y oportunistas que puedan distraerlos de su objetivo. Suelen tener mucha tolerancia a la frustración, decepción y al fracaso, de los que se reponen rápidamente. Saben que podrían ser traicionados y envidiados, y que esto forma parte del juego de la vida.

  1. Auto imagen positiva. La auto imagen es la representación interna de quién eres y qué quieres cuando te miras al espejo. La gente de mentalidad ganadora puede ver más allá, saben auto observarse con profundidad, potenciar lo bueno y mejorar lo que aún les falta.

  1. Auto consciencia. Mantienen un nivel de energía muy alta todo el tiempo, por lo que tienen una mayor consciencia acerca de cómo están, en cada momento. Pueden tomar decisiones que, aparentemente, serían poco meditadas. Sin embargo, suelen ser plenamente conscientes de sus implicancias, y, aún en el riesgo que ello implique, lo asumen como forma de ir directo hacia la meta. Tienen sus rutinas para momentos de desconexión total, de acuerdo a su personalidad: hacer deporte, estar el mayor tiempo posible con la familia y con amigos de la vida, pasar tiempo en la naturaleza, meditar y leer forman parte de su agenda.

  1. Fortaleza interna. Cualquier logro se basa en una mentalidad ganadora. Este principio lo han adquirido a base de ensayo y error, ya que, por lo general, la educación convencional no apoya la estructura emocional, sino, apenas, da intelectualidad o conocimiento enciclopédico. De forma tal que las personas de mente ganadora saben lo que necesitan activar dentro para auto propulsarse sin desviarse del objetivo.

  1. Auto determinación. Se afirman permanentemente en su fortaleza y no en sus debilidades. No se victimizan y van al frente sin descuidar que puede haber otros a los que les cueste seguirle el ritmo. También son hábiles y rápidos en la toma de decisiones, rasgo que deja sorprendido al entorno. Hay cierta velocidad inusual en el procesamiento de mucha información dispersa; saben conectarla y darle sentido, para encauzarla a favor de su meta.

  1. Auto valoración. Este rasgo de las personas con mente ganadora se basa en confiar en que cuentan con todos los recursos necesarios para salir adelante, incluso cuando no se sabe cómo seguir, o ante fracasos. Sin embargo, aprecian su esfuerzo, se reconocen, son agradecidos y constantes en la consecución de su meta.

  1. Auto disciplina. Cuando se comprometen, van a fondo. La clave de su desenvolvimiento virtuoso es una precisa auto disciplina, entendida como la dirección permanente para alcanzar lo que buscan. La pasión es el combustible para sus extensas jornadas, y saben detenerse a tiempo para cargar las pilas. Son decididos y es raro que titubeen al definir cuestiones cruciales. Tienen una buena relación con el factor riesgo/oportunidad. Suelen ser ordenados, o rodearse de personas que los ayuden en su alto desempeño, para focalizarse en ese caso a lo que más placer les produce y lo que mejor saben hacer.

Daniel Colombo

Master Coach especializado en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos de trabajo; comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 21 libros.

www.danielcolombo.com

Opiniones (1)
16 de julio de 2018 | 13:48
2
ERROR
16 de julio de 2018 | 13:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Fantastico !
    1