opinión

El gobierno PRO Radical agravó el problema energético

El gobierno PRO Radical agravó el problema energético

 Debo iniciar esta nota destacando que de la propuesta realizada por la U.C.R. y que presentará el Gobernador Cornejo como presidente de ese partido, hoy en el gobierno, al Ing.Macri, sólo les aceptó postergar el aumento para pagarlo en cuotas y en el tiempo de verano pero les pidió que se hicieran cargo los gobernadores del costo de dicha financiación.

Triste y ninguna solución para los usuarios y para los gobernadores que tienen que compartir los costos por malas decisiones que tomó el gobierno nacional perjudicando en los ingresos por regalías a las provincias por la caída en la producción y explotación de aquellos recursos naturales, que por otra parte, pertenecen a las provincias según la Constitución Nacional a partir de la reforma de 1.994.

El 22 abril el periodista Ernesto Tenembaum, en una nota en Infobae, tituló "La paradoja Aranguren: se produce menos energía que con Kicillof". Casi al principio se lee: "... las tarifas más altas no llevaron a aumentar la inversión y la producción. En ese aspecto, las cosas empeoraron aún más que con el kirchnerismo".

El problema es que lo que vino después, no mejoró la situación, sino que, hasta ahora, ocurrió lo contrario.Hasta 2015 se combinaban tarifas bajas con caída de producción. Ahora, tarifas altas con caída de producción".

Vamos a detallar como evolucionó o involucionó la producción de petróleo, de gas, la perforación de pozos, precio del petróleo y actividad y combustibles desde diciembre del 2015 a la fecha, tomando los datos oficiales del ministerio del área, y tomaremos conciencia que estamos peor que entonces con el agravante que pagamos entre un 1.200% y un 1.400% más de gas y luz desde aquel mes de diciembre.

Lamentablemente no podemos arribar a otra conclusión de que el gobierno se equivocó con las medidas adoptadas en el tema energético y tampoco cumplió con la gradualidad, transparencia, proporcionalidad y justicia en el incremento tarifario que ordenó la Corte Suprema de Justicia en agosto del 2016.

Producción de petróleo

En base a datos del Ministerio de Energía, en el segundo año de mandato del Ing.Macri la producción de petróleo cerró con una caída del 6,9%, la mayor caída desde 2011 mientras que YPF extrajo menos crudo que en 2014.

El desplome de la producción nacional en contexto histórico en el 2017 se produjo menos crudo que en 1992 (apenas estuvo un 0,9% por encima de 1991).

En 2017 las importaciones de petróleo crecieron un 36% en relación a 2016, pero un 319% sobre 2015 y a enero del 2018, Cambiemos llevaba importados un 86% de todo el crudo importado entre 2003 y 2015. Esta situación genera salida de divisas, dólares.

En cuanto a la producción por provincia, al término del 2017, y respecto a 2015, todas las provincias sin excepción registraron caídas en sus niveles de producción.

Extracción de gas

En el 2017 la producción cayó un 1%, la primera caída desde 2014 y la peor desde 2013.

Si bien en 2016 había crecido un 4,9%, no puede dejar de mencionarse que el 91% de dicho crecimiento obedeció a un único yacimiento, Vega Pléyade en Tierra del Fuego, puesto en marcha en 2013 pero que recién comenzó a producir en febrero de 2016.

Pero si desagregamos por provincia, obtenemos que, de las ocho provincias productoras, sólo en tres de ellas se registraron mejoras en relación a 2016. La primera productora, Neuquén, creció 2%. La segunda, Tierra del Fuego, un 10,8% y Río Negro, por su parte, se expandió 6,1% .

En la otras cinco la caída fue, en Santa Cruz -3,9%, Chubut -3,3%, Mendoza -15,9%, La Pampa -6,2% y Salta -10,0%.

No obstante, al prestar especial atención a lo sucedido entre 2015 y 2017 en las tres con crecimiento, observamos que Neuquén en realidad sufrió de una fortísima desaceleración en la tasa de producción: del 7,2% al 2%. Igual con Río Negro y su desaceleración del 8,3% al 6,1%, finalmente, para Tierra del Fuego, al desplomarse del 30,2% al 10,8%.

Con la consecuencia directa en la caída de los montos de regalías correspondientes a estas cinco ultimas, que afecta los ingresos en esas provincias.

Si el "autoabastecimiento" hubiese sido un objetivo real y no meramente declamatorio, bastaba con continuar la política gasífera aplicada entre 2012 y 2015, caracterizada por los siguientes logros simultáneos, y que las propias petroleras se encargaron de reconocer en las dos primeras audiencias públicas: 1) Producción en 2015: +3,4% (la recuperación venía desde fines de 2012); 2) Sustitución de importaciones en 2015: +10,4% (la desaceleración de los volúmenes importados se inició en 2012); y 3) Abastecimiento de una demanda en crecimiento del 1,9% (2015). Las proyecciones indicaban, incluso manteniendo esa tasa de crecimiento de la demanda, que el autoabastecimiento hubiera sido una realidad para 2019 y 2020. (Sic. OETEC-ID Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo).

Perforación de pozos

El sector del upstream en la Argentina atraviesa un período de desinversión inédita. En perforación de pozos, cerró 2017 por debajo de 2012. Y la caída desde 2015-2017 asciende al 34% según base de datos de la página del Ministerio de Energía y Minería que conduce el ministro Aranguren.

Precio del petróleo y actividad

En la nota de Tenembaum, se cita la explicación que Aranguren le diera en relación a la caída de la producción: "Cuando nosotros llegamos, [la Argentina] estaba desconectada con el mundo. En 2014 el precio del petróleo llegó a 100 dólares el barril. A fines de ese año estaba en 60 y, cuando nosotros llegamos, estaba a 30 dólares. Esa caída en el precio del petróleo provocó un colapso en el mundo que hizo que la producción cayera. Cuando un precio cae, eso hace que la producción caiga porque no es rentable, hasta que la producción sea escasa y el precio vuelva a subir".

En realidad, que es la única verdad, Aranguren asumió con una cotización del WTI a U$S37,33 dólares (diciembre de 2015) y desde entonces, la recuperación en los precios internacionales fueron del 55% (a diciembre de 2017), llegando a U$S63,70 el barril. Esta información desacredita aquella afirmación de Aranguren.( según OETEC-ID).

Entonces, Aranguren miente: desde que él asumió, y hasta diciembre de 2017, el precio del petróleo no cayó como dijo, sino que subió un 55%.

La perforación de pozos, no obstante, cayó un 34% en igual período, ubicándose incluso por debajo de 2012 (un retroceso de 5 años).

Combustibles

Al comparar 2017 con 2015, observamos que la demanda del sector de ventas al público (estaciones de servicio) de naftas y gasoil subió un 0,9%, mientras que las importaciones netas un 30,6%. La tan desigual (y voluntariamente buscada) relación condujo a que el peso de las importaciones sobre la demanda del público para ambos combustibles creciera al 15,5%, el mayor porcentaje desde 2013. Es decir, la dependencia externa de naftas y gasoil es la peor desde 2014.

Con estos datos, surgidos de las páginas oficiales de Ministerio de Energía y Mineria demostramos que las decisiones y medidas políticas tomadas por este gobierno PRO-RADICAL, lograron agravar la crisis, si es que existía, porque los valores obtenidos de producción son peores de los que teníamos a diciembre del año 2015.

Asimismo desvirtúa el mensaje del gobierno sobre la necesidad de incrementar las tarifas, o eliminar subsidios, para que las empresas concesionarias puedan invertir más y revertir la situación heredada, ya que no resultó así en la realidad.

Y peor aún, el monto que dicen se ahorró el Estado en concepto de eliminar los subsidios, más de $80.000 millones anuales, nadie sabe,a ciencia cierta, si vuelven en servicios a los argentinos, solo se presume que va a cancelar los servicios de la deuda externa asumida (U$S120.000 millones de dólares en dos años y tres meses)ya que tampoco ha disminuido el déficit fiscal ni el gasto público.

Recordemos que el gobierno del Ing. Macri incrementó el monto en el presupuesto nacional para entregar más planes sociales, de los que ya entregaba el gobierno Kirchnerista, con el argumento de la necesaria contención social.

Y, para concluir acá esta nota de opinión, también debemos recordar que se condonó la deuda de miles de millones de pesos a las empresas Transportadoras y Distribuidoras de energía y gas. Asumiendo el Estado los costos de ampliación de infraestructura de las obras no ejecutadas para incorporación de más usuarios a estos servicios,pero que eran obligación contractual para aquellas empresas.



Opiniones (2)
18 de junio de 2018 | 07:42
3
ERROR
18 de junio de 2018 | 07:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Bueno al fin alguien en mdz que dice la verdad clara, esto lo vengo diciendo hace meses, no hay producción, baja el consumo de combustible, con el encarecimiento la gente deja paulatinamente de consumir elementos vitales como la electricidad y el gas. A la vista estamos peor y a la vista está que un grupúsculo identificado está llenando los bolsillos de operadores extranjeros en forma vergonzosa. Es copia fiel de la política de menem.
    2
  2. Muy clara y contundente la nota Utiliza los datos oficiales del Ministerio de Aranguren Con esos datos estaríamos peor que cuando declararon la crisis,con menos inversión,menos ampliación de servicios y con las empresas llevándose los Dolars con pala para fuera del país Que manga de chorros de guantes blancos y ayudados por una prensa que vende lo que no es verdad Felicito a Mdzol que publica este tipo de opiniones que nos aclaran la mente y nos explican porque el déficit y el gasto desmesurado del Estado, que no es en personal
    1