M. Del Barco

Nos empeñamos en que aprendan a ser como queremos que sean

Pero lo niños se están levantando en contra de los hábitos adultos con excelentes resultados. ¡Mirá todo lo que podríamos aprender de ellos!

¡Y sí! Nos empeñamos que nuestros niños aprendan a ser como queremos que sean. A veces, hasta los hacemos sufrir sin necesidad para que aprendan que la vida es dura. 

Otras veces queremos que aprendan a que no pueden tener todo aquello que desean, que las cosas cuestan caras y hay que saber ganarlas. Estoy de acuerdo en que no vivimos en mundo perfecto, pero nos equivocamos al querer enseñarle a nuestros niños a conformarse con ella como si se tratara de algo irreparable porque ellos son la raíz de otra sociedad. 

De hecho, Leroy Merlín es la empresa impulsora del manifiesto Somos la raíz, un documento que recoge 64 demandas medioambientales que se resumen en una bien clara: que los adultos les dejen la casa limpia. Este proyecto nació hace dos años tras la iniciativa de Leroy Merlín de recorrer centros escolares impartiendo talleres de educación ambiental.

Organizaciones como WWF, Ecoembes o Fundacion Global Nature también se han unido al proyecto. El cuestionario web fue recogiendo peticiones. Ochocientos correos con los deseos de doscientos mil escolares. Fue entonces cuando se organizó el manifiesto basado en siete categorías.

"Por nuestro presente. El presente es de todos. ¡Pero el futuro es nuestro! Y esta vez vas a escucharnos a nosotros", dice la campaña a través de las voces de los niños. 

Porque tu problema de hoy será el nuestro de mañana y no queremos medio ambiente, ¡lo queremos entero! Y este es un problema que hay que arreglar desde la raíz y nosotros somos la raíz y la raíz está creciendo.

De la misma forma los niños se hacen oír en temas de sexualidad. El Youtuber Oliver viralizó un video en el que le informó a su hermano de 5 años que era gay. ¿Y saben que respondió?

El amor es el amor.

Así como está respuesta te cautivó, seguramente esta campaña italiana -contra la Violencia de Género- también te movilizará.

Así, reafirmó que los más pequeños vienen con el contador a cero y por ende deberían ser nuestro motor para cambiar. Porque son los que nos enseñan a ser mejores personas, más responsables y comprometidas con el resto.

Los niños vienen al mundo para enseñarnos algo, ¿nos vamos a quedar sentados?

Opiniones (2)
18 de agosto de 2018 | 03:59
3
ERROR
18 de agosto de 2018 | 03:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Una sociedad que espera aprender de los niños y no de los ancianos sabios................no le va a ir muy bien........ Yo creo que este país y los que hagan eso, se equivocan de plano. La sabiduría se aprende, no se trae de nacimiento.
    2
  2. Educación ecológica tienen , pero crecieron en una sociedad consumista y hedonista. Son cómodos, la casa calefaccionada, el auto hasta la puerta, salir a comer, vacaciones al exterior y derrochar ropa y jueguetes; poco sustentable para un planeta de 8 millones ...
    1