opinión

Financiamiento político para pocos

Cuando las reglas son poco transparentes, o favorecen sólo a algunos, lesionamos la democracia.

Financiamiento político para pocos

 Cuarenta días antes de la segunda elección directa y simultánea por todos los claustros del Rector de la Universidad Nacional de Cuyo, salió a la luz la resolución rectoral 1310/2018, estableciendo un código de descuento (el código 74) para "aportes voluntarios". A primera vista no dice demasiado, pero, cuando se realiza una transferencia, allí queda expuesto que dicho código de descuento voluntario es para el financiamiento del espacio político denominado "Intrerclaustro", espacio donde abreva el actual rector, Daniel Pizzi. Las actuales autoridades, en un breve comunicado, han aceptado que efectivamente es así y que, como es algo "público y transparente", no deben dar ninguna explicación adicional. 

La resolución rectoral 1310/18 firmada el 19 de abril del corriente año, resulta especialmente grave para el libre juego democrático que debe caracterizar una elección directa de autoridades universitarias. Sin sobredimensionar sus efectos, la resolución es la expresión administrativa de una lógica que, si bien siempre estuvo presente en nuestra Universidad, ahora es hegemónica. Nos referimos a la lógica de los aparatos partidarios, distinta de la de los partidos políticos, insumos esenciales de la vida democrática. Dicha lógica, lejos de promover la participación y la legítima adscripción a un cuerpo programático y organizado de ideas, naturaliza prácticas clientelares, excluyentes y poco transparentes, ahogando el debate y banalizando la militancia política.

Algunas consideraciones:

1) La decisión administrativa no fue "pública y transparente" como sostiene el comunicado oficial. En los considerandos y el articulado de la resolución no es posible identificar que los fondos derivados del "código 74" tendrán como destino la agrupación Interclaustro Universitario, espacio político del Rector Daniel Pizzi y el Vicerrector Jorge Barón. Claramente la redacción, y el escueto articulado, fue pensada para ocultar y no para informar. Solo una vez que las personas inician los trámites de transferencia aparece mencionada (por el banco receptor, no por la universidad) la palabra mágica, Interclaustro en este caso.

2) Está restringido exclusivamente a un único espacio político. El resto de los espacios políticos universitarios, que al igual que Interclaustrro precisan recursos para divulgar sus propuestas, no cuentan con esa herramienta.

3) Los recursos administrativos y financieros de la universidad (área de despacho, personal administrativo, cuenta en el banco oficial) quedan a disposición de un único sector político.

4) Saber quiénes y cuánto aportan permite, también, saber quiénes no aportan o aportan poco. En un escenario de precariedad y vulnerabilidad laboral dicha información puede ser insumo de decisiones que impliquen continuidades o discontinuidades laborales, favoreciendo viejas prácticas clientelares entre las autoridades y los empleados con contratos a término. Recordemos que durante la actual gestión se han despedido a más de 150 personas por motivos políticos e ideológicos, muchos de ellos ahora discutiéndose en ámbitos judiciales.

Algo tan sensible como los recursos financieros de los espacios políticos universitarios debió ser materia de debate del Consejo Superior de la UNCuyo, y resuelto por una ordenanza de ese ámbito colegiado, posibilitando, o no, la misma herramienta a todos los agrupamientos. Lejos de eso, intentó ser ocultado en la redacción escueta y ambigua de una resolución rectoral poco clara, firmada por el candidato del único espacio político favorecido por el ahora ya famoso, y no tan ingenuo y aséptico, "código 74".

Dr. Fabio Erreguerena

Prof. Titular Sociología Política

UNCuyo

Opiniones (2)
16 de julio de 2018 | 23:12
3
ERROR
16 de julio de 2018 | 23:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Hdp
    2
  2. No solo terminaron contratos por no ser "del palo", sino tambien vean la cantidad de no docentes con categorias altas y bajas que hay freezados vagando por los pasillos sin trabajo asignado por sus coordinadores... porque piensan que trabajan para la oposición y no para la UNCuyo. Y pensar que era el cambio que se necesitaba. DE TERROR!
    1