opinión

La Educación y los juegos del hambre

Tras el anuncio del Gobierno de Cornejo de implementar un régimen de becas para docentes que se capaciten, el titular del gremio docente salió con los tapones de punta.

La Educación y los juegos del hambre

Supongamos que los padres de un niño o niña nos explicaran que su hijo sólo come cuando le va bien en la escuela. Según lo que apruebe o desapruebe, es si almuerza o cena. O que la calidad de la comida dependiera de sus notas. En la misma línea actúan las propuestas de "premios" e "incentivos" del gobierno.

¿Se puede considerar premio lo que necesitamos para llegar a fin de mes? Claramente, no. Más grave aún cuando la sumatoria de premios e incentivos no alcanza ni siquiera para eso.

El ítem aula, la reconfiguración de la zona y el nuevo anuncio de becas son parte de una "desalarización" por la vía de la meritocracia. El salario se vuelve una canasta de ítems. Si no faltas nunca (si vas enfermo), si vas a la escuela más "difícil" (que ellos no van a mejorar, porque te pagan un poco más para que "te la banques") y si ahora te sumas los sábados para "capacitarte", ganas un poco más. Con ese poco más, vas a poder pagar la cuota del préstamo con el que estás pagando la luz y el gas. O sea, no son premios: son la destrucción del salario como sustento de vida.

Es una suerte de meritocracia del subdesarrollo más cercana al Coliseo romano. Los "mejores" no logran más: hay que ser los mejores, los más sanos y los más resistentes a la sobre-explotación... para llegar al mínimo. "Los recursos son finitos", insiste el gobernador. Lo que no tiene límites es el cinismo. Como en la saga Los juegos del hambre, falta que griten: "¡Que comiencen los juegos!". El premio es la supervivencia.

Acá hay un costo enorme en la calidad educativa por la vía de la salud de docentes y celadores. Sumar nuevos elementos de presión para obtener un poco más de dinero, sólo va a empeorar la situación. Hoy, los docentes y celadores no nos dividimos en términos de "mejores" y "peores", sino entre quienes estamos enfermos y quienes nos estamos enfermando más.

La formación gratuita y en servicio de docentes, como política de Estado, tiene que tener como objetivo que la misma tenga impacto positivo en todas las escuelas, llegando a todos los alumnos, y no ser un instrumento de darwiniano salarial. Lo incoherente es que los alumnos tendrán docentes con diferentes capacitaciones, y por lo tanto distintas oportunidades. Así como también insisten en discriminar a los/as docentes que están en cambios de funciones por patologías reconocidas, pero que pueden capacitarse para ser parte de los proyectos de sus escuelas. También los celadores pueden ser parte de una política de formación.

Mientras, la Suprema Corte de la provincia se alista a darle la razón al gobierno, luego de que éste desarmara una sentencia en diciembre, porque no le gustaba su contenido. No importa si esta corte, de este gobierno, dice que el ítem aula es constitucional. Sigue siendo ilegítimo por sus objetivos y por su origen. Una docente enferma que cobra menos salario no impacta de ninguna manera positiva en la calidad educativa del niño que está en el aula. Una docente enferma, en el aula, pensando más en el dolor que en lo que hace, tampoco.

Puede que de tanto repetir que en Mendoza no hay conflictos terminen por creérselo. Por eso, con la campaña #MásParaEducación continuamos exigiendo el aumento del presupuesto educativo y seguimos exigiendo la reapertura de paritarias. Para debatir calidad educativa de cara a toda la sociedad, frente a la monomanía del decreto.

Porque si "los recursos son finitos", como se repite, vale recordar que también lo son el miedo y la paciencia.

Opiniones (9)
20 de junio de 2018 | 17:06
10
ERROR
20 de junio de 2018 | 17:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. mbermudez me parece que vos sos el que hace mucho que no se acerca a una escuela...
    9
  2. ¿De que escuela sos titular Enriquez? ¿Cuántos cursos de capacitación tenés? Yo docente con 30 años de antigüedad FELICITO al gobierno por pensar en otorgarnos becas para estudiar y digo esto porque el 80% de los cursos que he realizado los he pagado yo. Me gustaría ver al sindicato hacer aportes válidos que sirvan al docente porque hasta el momento solo escucho "me opongo" ante cualquier propuesta.
    8
  3. Le recuerdo a este zurdo descerebrado que los docentes fueron el unico gremio que por tercer año consecutivo le cierran la paritaria por decreto, 2 en la gestion anterior y otra con este sujeto. Por lo tanto no puden acceder a la clausula gatillo por inflacion, cosa que este mismo diario publico ayer respecto a AMPROS que acepto la negociacion. Y ahora viene a decir no se que pavadas de la comida de los alumnos con respecto a los docentes. Si el piensa que un docente no se debe capacitar, que los saberes son eternos, es porque sin dudas nunca se arrimo a una escuela, nunca estuvo en contacto con padres que le cuenten que tienen docentes que en muchos casos tienen errores de ortografia, que no conocen su materia en profundidad, que enseñan cosas de hace 40 años atras y encima no tienen experiencia de campo, repiten lo que dicen libros viejos
    7
  4. Coincido con dfvaldez
    6
  5. El zurdaje escucha la palabra meritocracia y huyen despavoridos,la mediocridad de estos muchachos es increible.
    5
  6. Excelente artículo
    4
  7. Primero hay que ser docente y luego opinar.
    3
  8. Las enfermedades de los docentes las fiscaliza una empresa contratada por el mismo estado. Si no estás enfermo no deberían darte la licencia. Es un problema del gobierno no del docente. Lo del gobierno son Artimañas Legales como dicen pero no éticas. Tienen que gastar mas en educación y menos en policía.
    2
  9. Esto es la consecuencia de años y años de desidia y estafas al Estado, por una parte de los docentes, en detrimento de la otra gran parte. Enfermedades fantasmas e incomprobables, cambios de funciones sin control y sin justificación real, traslados mágicos a escuelas de frontera a dos o tres años de jubilarse ( muchas veces sin estar frente al aula) para cobrar jubilaciones mejores... Artimañas LEGALES pero no ÉTICAS. En algún momento la docencia fue una salida laboral redituable para aquellos no docentes que no encontraban trabajo en sus especializaciones, lo que produjo que muchos dieran clases por conveniencia y no por vocación. Y cuando uno hace algo que no le gusta, muchas veces encuentra excusas para no hacerlo o dejar de hacerlo como corresponde. Mi madre es docente de las de antes ( está jubilada hace 20 años; digo ES, porque cuando se tiene vocación, nunca se deja de ser docente). A ella la evaluaban todos los años ( con el famoso "cuaderno de actuación"), y en base a eso tenía mayor posibilidad de acceder a cargos directivos suplentes. Y ella no se quejaba... amaba lo que hacía. Y en aquel momento, cobraba un muy buen sueldo, era lo que se merecía. En mi familia hay muchos docentes, algunos con vocación y otros sin vocación, algunos responsables y otros irresponsables. Y hasta ahora tenían los mismos derechos. Y los responsables no decían nada, no se quejaban; y los irresponsables se quejaban siempre, como lo están haciendo ahora... Ahora veo a la maestra de mi hijo mayor, una excelente docente, teniendo que ir a trabajar enferma para no perder el ítem aula... Pero también ahora veo a docentes que faltaban y manejaban la ley a su conveniencia, no pensando en sus alumnos, que ahora por lo menos cumplen lo que las nuevas disposiciones les "sugiere". Ahora pagan justos por pecadores... Pero no visualizo otro camino para que la desidia de algunos en la docencia se acabe.
    1