opinión

El miedo, el mayor rival del progreso

Respecto de la polémica por el fracking, la diputada nacional por Mendoza plantea que es necesario poner blanco sobre negro y evitar la psicosis colectiva que provocan los reclamos en el sur.

El miedo, el mayor rival del progreso

La última semana, Mendoza se ha visto presa de un combo realmente peligroso: desinformación, difusión de datos falsos, manipulación de emociones colectivas y como consecuencia, el miedo que se extendió por buena parte de las comunidades del Sur de Mendoza entorno a la práctica del fracking.

Hace sesenta años que en nuestra provincia se efectúa fracking, de hecho es una práctica habitual en el mundo de los hidrocarburos. Para tomar dimensión de la actividad basta un dato, en la provincia de Neuquén hay, solo en la formación Vaca Muerta, más de 800 pozos con fractura hidráulica sin, hasta este momento, ningún desastre natural denunciado.

La actividad utiliza químicos de baja toxicidad y, bajo ningún punto de vista, se emplea alguno de los prohibidos por la ley 7722, orgullo de los mendocinos que le pusimos a la megaminería condiciones que garantizaran el cuidado de nuestro medio ambiente. Ni cianuro ni plomo se utilizan en el fracking. De hecho, la actividad es menos contaminante que el método convencional de extracción de hidrocarburos.

Más allá de esto, el decreto 248 de este año, que regula la actividad y lo hace a partir de la audiencia pública desarrollada en diciembre, es integral y modelo.

En Argentina solo regula diferencialmente la actividad la provincia de Neuquén, y lo hace respecto -exclusivamente-, del uso de agua; en el caso de nuestro decreto, Mendoza pone condiciones no solo respecto al agua, sino también a la prohibición de la práctica en las inmediaciones de núcleos poblacionales, estableciendo a su vez, la obligación de adoptar un sistema cerrado de procesamiento de fluidos y la prohibición de uso, en la perforación, explotación y terminación, de agua subterránea con aptitud para satisfacer el abastecimiento a poblaciones y otros usos productivos.

Lo que debiera ser motivo de orgullo para Mendoza, un decreto ejemplar, surgido de audiencia pública, que pone condiciones restrictivas a la actividad y establece controles permanentes sobre la misma, ha sido excusa para que movimientos políticos levanten la bandera del miedo con la excusa de desgastar al Gobierno Provincial.

Por eso es que debemos poner blanco sobre negro. Porque hay un límite que no debemos cruzar en democracia. Una cosa es oponerse, con o sin motivos válidos, a una idea, propuesta o política pública. Otra muy distinta, es buscar generar una psicosis colectiva para construir capital político. Eso en democracia es inaceptable.

Mendoza tiene una ley modelo, la 7722, que luego de más de diez años se ha convertido en un ícono de la defensa del medioambiente. Esa ley, el proceso de sanción y su implementación posterior, tienen muchas historias detrás, pero yo quiero destacar una.

En 2011, Alfredo Cornejo era precandidato a gobernador. En aquel entonces, tanto el otro candidato del frente que integraba el radicalismo como, principalmente, Francisco Pérez, candidato del Frente para la Victoria, esquivaban los micrófonos cuando se trataba de tomar definiciones respecto a la aplicación de esa ley.

En ese marco, Cornejo, que no sería gobernador ese año pero llegaría al cargo que hoy ocupa cuatro años más tarde, pidió definiciones públicas a sus oponentes, lo hizo dando su propia opinión contra la megaminería y en defensa de la ley 7722. 

Siete años después, la 7722 sigue vigente, la mega minería contaminante no es opción para Mendoza y el gobernador firma un decreto restrictivo y modelo para que la explotación de hidrocarburos a través de la fractura hidráulica, se haga de modo controlado y seguro.

Ante las cadenas que en redes sociales difunden miedo, debemos ser responsables y replicar con información. Nunca el miedo, llevó al progreso. Mendoza tiene un Gobierno comprometido con el medioambiente y profundamente convencido de que debemos ser capaces de desarrollar nuestro potencial cuidando el conjunto. Así lo estamos haciendo.

Opiniones (15)
23 de mayo de 2018 | 21:50
16
ERROR
23 de mayo de 2018 | 21:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Qué es el progreso?
    15
  2. FRACTURA HIDRAULICA Cuando era adolescente, allá por mediados de los años 60, escuche decir a don Bernardo Rasquin, meteorólogo autodidacta, y reputado comentarista radial, que los temblores y terremotos que se sucedían en Mendoza, eran por la extracción desmesurada del petróleo. Argumentaba que al sacar el crudo, quedaban cavernas vacías cuyos techos al perder el apoyo se desmoronaban y producían los movimientos telúricos. Y me quedó grabado en mi memoria, hasta hoy día. No mucho tiempo después ingrese a la facultad de ingeniería en petróleos. Y cuando curse geología del petróleo, comprendí la tremenda equivocación que había propalado este buen hombre. El petróleo no se encuentra en lagos subterráneos, sino embebido en estructuras de arena y rocas (dicho muy simplemente, es como si un balde de arena se humedece con agua, el líquido recubre los granos, o, en otros casos, entra a las fracturas de las formaciones rocosas, pero nunca en piletas ni recipientes). Además está asociado, siempre, con agua, denominada agua de producción, cuya salinidad es 3 veces mayor que la del agua de mar. Esta agua es separada del crudo al salir del pozo, y almacenada para ser reutilizada en la recuperación secundaria, que es cuando se introduce al yacimiento a través de pozos inyectores que rodean al reservorio para producir empuje de las moléculas del crudo que aún está depositado y no ha podido salir por su propia presión, y debe ser ayudado con bombas de diversos tipos. Cuando este empuje secundario no alcanza se recurre a la fractura hidráulica, cuya misión es la de aumentar la permeabilidad de las rocas y permitir que los distintos focos de petróleo que aún quedan atrapados se comuniquen y fluyan hacia el pozo que posibilita su extracción. Y siempre se usa el agua recuperada antes de enviarlo por el poliducto hacia la refinería para su elaboración. No hay consumo de agua dulce. No hay posibilidad de contaminación de napas superficiales. Estas están a 300 o 400 metros como mucho. Las formaciones productivas se encuentran a 3000 o 4000 metros de profundidad. Y los pozos están entubados, con caños especiales de acero y cementados entre las cañerías y las formaciones, en las diversas profundidades, para aislarlos y así impedir la comunicación con la superficie. Cuando se perfora se atraviesan las napas freáticas y se aíslan con cañería y cemento. No tengo noticias, en los años de ejercicio de la profesión que una cañería de aislación superficial, haya colapsado, corroído o perforado de tal forma que contamine a dichas napas. Además el entubamiento y el cementado otorgan seguridad para evitar las denominadas explosiones de pozo por surgencia debido a las presiones del fondo por el gas asociado. Ese video del dibujito animado de Simpson mostrando los temblores, terremotos y contaminación con gas metano del agua de los grifos y surtidores, es fantasía propia de los productores y guionistas, de la misma forma que el manejo de la central atómica donde es empleado de Mr. Burns. Conmueve y produce asombro que produzca tanta alarma en la población. En Mendoza se fracturan las formaciones desde hace, al menos 50 años. Cuando se viaja por Agrelo, Anchoris, Lunlunta, (primera zona del Malbec), se observan los ?caballitos?, ?jirafas?, o simplemente equipos de bombeo mecánico, en movimiento acompasado, extrayendo el petróleo. Hay muchos a la vera del rio Mendoza, y nunca, jamás, ha habido transferencia del crudo al lecho del rio. Claro, si no tenemos petróleo propio, habrá que comprarlo al exterior, como sucede hoy, luego del festival de subsidios. Después no protestemos por del valor de las tarifas. Dijo San Martin refiriéndose a la guerra de la independencia: ?La guerra se la tenemos que hacer del modo que podamos. Si no tenemos dinero, carne y un pedazo de tabaco no nos han de faltar; cuando se acaben los vestuarios, nos vestiremos con las bayetitas que nos trabajan nuestras mujeres y si no, andaremos en pelota como nuestros paisanos los indios. Seamos libres y lo demás no importa nada?. Les digo a los amigos defensores del ambiente, usando la misma expresión: NO TENGAMOS MINERIA, SEAMOS AMBIENTALISTAS. ASI ANDAREMOS EN PELOTA. LO DEMAS? NO IMPORTA NADA. Pero después no nos quejemos. Daniel L. Bautista Tramontana Duin Ing. en Petróleos - Ing. Laboral Ing. Ambiental
    14
  3. Muletillas cornejistas para meter miedo: ORDEN y PROGRESO. Le recuerdo al títere de doña Najul que bajo la consigna Orden y Progreso se exterminaron los pueblos originarios y fue el lema de muchas dictaduras. Se utiliza el orden como la fijación de las condiciones de "tranquilidad" en las cuales debía encontrarse el pueblo para permitir las inversiones del "progreso" que nos sacarán de la malaria... o las ganancias que se llevarán dejàndonos contaminados para el resto de las generaciones... extractivismo puro, beneficios cero. El fracking contamina y se prohibe en todo el mundo. Al salamín que tira al boleo que todo método tiene riesgo y que lo importante es el control, ya le respondieron: el Ing. Ricardo Fuentes, Asesor y Representante de la PETROLERA EL TREBOL S.A. que lleva adelante las actividades de fracking en Malargüe, es al mismo tiempo el Vicedecano de la UTN Facultad Regional Mendoza, donde se analizan las muestras de agua del fracking de dicha empresa. Se autocontrolan? No controlan los negociados empresariales y la cadena de farmacias de la familia Najul, y pretenden que controlen los negocios de los amigos del gobierno, naaaaaa.
    13
  4. ¿PROGRESO??? Da miedo que funcionarios públicos demuestren este alto grado de ignorancia. Quien haya podido convivir con el pensamiento de las petroleras y mineras globales (para no decir transnacionales ya que todo en este debate se lleva a la ideología) entiende el pensamiento destructivo que dichas empresas tienen. Todo siempre intentando zafar de los controles, y con un poder económico tan alto que les da una capacidad de corromper inmensa. Señora Najul, progreso son las energías renovables, el sol, el viento, el agua. El petroleo es un pasado cavernícola, que se niega a dar paso al verdadero progreso. Cada día somos más en este planeta, y para que todos podamos continuar en él, deberemos respetarlo mucho más.
    12
  5. El Ing. Ricardo Fuentes, Asesor y Representante de la PETROLERA EL TREBOL S.A. que lleva adelante las actividades de fracking en Malargüe, es al mismo tiempo el Vicedecano de la UTN Facultad Regional Mendoza, donde se analizan las muestras de agua del fracking de dicha empresa, tomadas por el Departamento General de Irrigación -a donde se ha ordenado enviar la totalidad de las muestras de ahora en adelante- y con cuyos resultados se pretende negar la contaminación de las napas que fue revelada por EcoLeaks en nuestra publicación del viernes pasado. Haciendo uso del convenio UTN-Irrigación que designa dicho laboratorio para análisis de muestras, se pretende dejar de enviar muestras para análisis por la FCAI (Universidad Nacional de Cuyo) como se hace históricamente, para pasar a enviar todas las muestras al laboratorio de la UTN. Estamos frente a un claro caso de conflicto de intereses, encontrándose de ambos lados del mostrador, como juez y parte de los análisis de agua y la contaminación de las napas. Vicedecano de la Facultad: http://www.frm.utn.edu.ar/index.php? Representante y consultor de la petrolera EL TREBOL SA: http://www.prensa.mendoza.gov.ar/ambiente-unifica-controle?/ https://ar.linkedin.com/in/ricardo-fuentes-761b6b122 Y nos dicen miedo colectivo? caraduras, van a tener que pagar judicialmente lo que estan haciendo. Y publiquen mi cmentario o denucnio tb a mdzol por ocultamiento de información Miedo colectivo? No hay miedo colectivo nos quieren imponer algo que contamina. Descarga el PDF de los análisis: https://leaks.eco/uploads/1/1/8/0/118016447/informe_secreto_irrigacion_fracking_ecoleaks.pdf
    11
  6. armando149, la planta de celulosa de Fray Bentos, entonces de la empresa Botnia, originalmente se iba a realizar en Gualeguaychú, Cuando el intendente de esa ciudad decidio cobrarles un "peaje" para la realizaci´´on de la misma, que terminaba siendo más caro que la Planta misma, decidieron preguntar en Uruguay, y este les contestó que sí, pues necesitaban imperiosamente fuentes de trabajo....Luego comenzó el ataque pseudo-argentino (hasta N Kirchner los tuvo que apoyar o se quedaba sin votos) con la excusa de la contaminación. Contamina
    10
  7. Carlosmonjo, muy claro lo tuyo. Totalmente de acuerdo. El secreto de todo este embrollo, es el control y la prevención. Con el criterio que abunda, no hagamos más endoscopias, luego del fallecimiento de Débora Pérez Volpin. Todo método invasivo y con manipulación, EN CUALQUIER ÁMBITO, implica un riesgo. Hasta haciendo una comida en casa. CONTROL EFICIENTE y por ente neutral.
    9
  8. carlos monjo..., en Chile tienen claro que su poca tierra es intocable. Por algo no quisieron perforar su territorio cuando cambiaron su matriz energética (fui parte) de carbón a gas, que en ppio suministramos nosotros a traves de NorAndino, GasAtacama, GasAndes, y los 2 del sur. La diferencia es que ellos tienen politica de Estado aún cuanod cambián sus colores políticos y nosotros tenemos ladrones, corruptos y coimeros, sin importar el color político. Por ello, entre otras cosas, no es aplicable su concepto
    8
  9. aquellos esquivaban elos microfonos y estos esquivan a la gente, por eso hacen audiencias en lugares alejados y entre gatos y medianoche, así pocos pueden preguntar..... ¿cuál es la diferencia?
    7
  10. Me parece que el fracking, nada tiene que ver con la megamineria. Veladero vertió dos veces cianuro a los cauces de agua y solo multaron a la Barrick y supuestamente, intensificaron los controles. Malargue no tiene muchas alternativas para su desarrollo, habrá que asumir el riesgo y controlar las posibles contaminaciones. Recuerdan la planta en Gualeguaychu: la hicieron y solo nos quedó protestar cuando supuestamente, contaminaba. Hay que ser realista.
    6