M. Arce

Cornejo ignoró a su vice

Laura Montero cuestionó en un tuit el proyecto de ampliación de miembros de la Corte y el gobernador decidió no salir a contestarle, sumando malestar a una relación que hoy casi no existe.

Cornejo ignoró a su vice

Luego del huracán, una calma momentánea parece haber llegado a la relación entre el Gobierno y la Justicia. Aunque la tensiones se dan por estas horas puertas adentro del Gobierno.

Independientemente del asombro y el estupor que causó por ese tuit, la decisión de Alfredo Cornejo fue que ningún integrante del oficialismo saliera a contestarle a Laura Montero, quien cuestionó en las redes sociales el proyecto de ampliación de miembros de la Corte.

La vicegobernadora volvió sobre un tema que para el gobierno está metido en un cajón, pero que para ella es una obsesión en su agenda:la reforma de la Constitución.

"Cada vez con más convicción creo que la Reforma de la Constitución es absolutamente necesaria. Es muy importante un diseño equilibrado entre los poderes del Estado. La reforma en la Corte, manchada de intereses circunstanciales, daña las instituciones. Necesitamos una reforma de la Constitución", insistió la vice.

Por más que este año apunta como el ideal para impulsar nuevamente la reforma, porque no es electoral, Cornejo ni habla del asunto. Cree que es inviable el debate en Mendoza, porque de habilitarlo se terminarían discutiendo un sinfín de problemas sectoriales que lo único que terminaría provocando es que se empantane la discusión.

Ya a esta altura nadie puede decir si la relación entre las dos máximas autoridades de la provincia es buena o es mala. Simplemente no es. 

El martes estarán los dos juntos en la Asamblea para la apertura del período de sesiones ordinarias de la Legislatura y alguno de los dos, o ambos, seguramente se verán obligados a hacer referencia al tema.

Obligado por la interna del PJ, Cornejo se vio forzado a guardar, por segunda vez consecutiva, su proyecto de ampliación de miembros de la Suprema Corte y la iniciativa se intentará reflotar "en junio, en agosto o cuando tengamos los votos", como resumió un funcionario a principios de esta semana.

Es cierto que el gobernador avanzó hasta aquí en la mayoría de las reformas que impulsó, aunque falló en dos que más le interesaban. Y en ambas, debido a los vaivenes del peronismo.

El traspié mas fuerte fue cuando intentó avanzar, precisamente, en la reforma de la Constitución, hace un año ya, para buscar la posibilidad de ser reelecto.

Allí le ocurrió algo similar al fracaso del arreglo con el PJ para ampliar la Corte: tuvo el sí de los intendentes justicialistas para avanzar, pero luego ellos mismos terminaron frenando para decirle que no en masa.

En este caso, el de la Corte, no fueron los jefes comunales quienes se dieron vuelta. Fueron los legisladores del PJ que la semana pasada votaron a favor de darle preferencia al proyecto de ampliación en la Cámara de Diputados. Y que después pusieron en duda, tras amenazas, discusiones y peleas internas, que fueran a levantar la mano si el proyecto se sometía a votación este miércoles.

El Gobierno cree que necesita al menos tres votos que hoy no tiene para aprobar su proyecto. Y ante la diáspora peronista, apunta ahora al Partido Intransigente y los legisladores de José Luis Ramón.

En estas últimas horas Mario Vadillo, el diputado del PI, no dice que sí. Aunque tampoco se manifiesta abiertamente en contra.En cierta forma Vadillo maldice su suerte, porque esperaba asumir su banca con este tema ya resuelto. Y no tener que debutar en la Cámara con una definición de este nivel de conflictividad.

Lo que hará es una incógnita. Aunque su voto pueda llegar a marcar el perfil que asumirá en su nuevo rol que, en la previa, es el de mostrarse como opositor al Gobierno.

El peronismo es un hervidero y las acusaciones de acuerdismo con Cornejo van en todas las direcciones. Incluso llegan hasta el propio presidente del partido, Omar Félix, a quien buena parte del PJ que lo enfrenta lo acusa de haberse mostrado molesto con el arreglo porque, en realidad, era él quien quería acordar primero.

Pero más pensando en su hermano Emir, que en él. Los Félix están muy complicados políticamente en su departamento por la composición del Concejo Deliberante, que queda a cargo del radicalismo cada vez que el intendente sale de viaje.

Más reparto de sospechas. Si el diputado Carlos Bianchinelli estaba sentado en la mesa junto al resto de los acuerdistas ¿los hermanos Bermejo no lo sabían?

Y la última. Lucas Ilardo y Anabel Fernández Sagasti (la mentora del pacto con el gobernador) garantizaron el voto de La Cámpora para subir de 7 a 9 los miembros de la Corte, bajo el argumento de que Cornejo les aseguró que no forzará a los eventuales futuros miembros del máximo tribunal a habilitar su reelección.

Nunca quedó claro de qué manera el gobernador iba a terminar haciendo eso que Ilardo y Sagasti dicen que lograron evitar a futuro.

Uno de caminos posibles sería pedirle al Tribunal de 9 miembros que revise el fallo Kemelmajer, que impuso cuál es la mayoría necesaria para considerar aprobada una reforma Constitucional, y dar por aprobado algún referéndum ya votado como el del 2001. Francisco Pérez ya exploró este camino en su momento y no se animó.

Pero aún así, si Cornejo lo quisiera, debería pasar primero por una discusión jurídica acerca de sí ese tipo de decisiones se pueden adoptar 18 años después cuando, así podría terminar resolviéndose, la reforma debería haber sido ratificada por el gobernador que la impulsó. En este caso, Roberto Iglesias.

Y más difícil todavía para explicar de qué nos salvó La Cámpora: por más que quisiera, por más que lograra el aval de la Corte, a Cornejo no le dan los tiempos materiales a esta altura de su mandato para forzar su reelección. 

Opiniones (16)
18 de julio de 2018 | 08:48
17
ERROR
18 de julio de 2018 | 08:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El vice en una democracia, es eso...NADIE, que preside la legislatura o el congreso, que en definitiva, no es actor principal, ni secundario y en mejor de los casos, es figurante.
    16
  2. Vamos Cobos!!!! Somos muchos
    15
  3. cORNEJO IGNORA A mONTERO? Y bue..., como cualquier mendocino mas, hizo lo que hacen todos... la dirigencia política, empresarial, sindical, ong, etc... la ignoran.
    14
  4. Dios bendiga siempre a nuestro Gobernador Alfredo Cornejo.-
    13
  5. Quien habla mal de Alfredo Cornejo es aquel que le gustaría tener aunque sea un poquito de su capacidad y carisma con la gente.... lo que muchos llaman envidia.
    12
  6. deogracias. coincido contigo. El Gobernador Alfredo Cornejo es un "Señor" con todas las letras, un hombre de bien, destacado por estar siempre dispuesto al diálogo y darle importancia a las cosas verdaderamente importantes y luchar por el bienestar de "Todos los mendocinos"
    11
  7. El radicalismo podría hacer un gran negocio con La Ing. Montero, comprarla por lo que vale y venderla por lo que ella cree que vale.-
    10
  8. Hijo del sol, que desfile tenes en el mate!! El único TRAIDOR es COBOS, no hay otro traidor más grande en el Radicalismo por consiguiente siguen Montero, Palero, y que se yo, Zamarbide suponete, dignos esbirros del Cristina-Cobos -Hijo del Sol, jua
    9
  9. la vicegobernadora lo único que hizo fue decir lo que todo el mundo sabe. el gobierno quiso comprar voluntades. por suerte no todos los políticos son iguales. todavía hay gente que no transa. gracias laura montero ud. honra al radicalismo
    8
  10. NUNCA LE DIO LUGAR cORNEJO A mONTERO.- FUE LA TRAICION DE SANZ Y MORALES EN GUALEGUAYCHU A cOBOS y al Partido Radical en consecuencia. Cornejo es un esbirro de SANZ y Montero quedo en las tinieblas de un Cobos que paso a ser un Segundon.-El Partido Radical esta partido por la TRAICION mencionada anteriormente, asi que en adelante veremos los Radicales vendidos al mejor postor ,buscando como posicionarse en cualquier lugar, para seguir mamando de la teta del Pais.-
    7