Deportes
L. Burgoa

¿Cuánto mandan las barras del fútbol mendocino?

A los "hinchas" de Gimnasia no les gustó nada perder el ascenso: hubo pintadas en el club y apriete al plantel. ¿Por qué siguen pasando estas cosas?

¿Cuánto mandan las barras del fútbol mendocino?

Esta vez le tocó a Gimnasia, pero periódicamente, y en un contexto similar a nivel nacional, le sucede a todos los equipos del fútbol mendocino. Cada tanto, y dependiendo de distintos factores, los barras se arrogan el derecho de adueñarse de los clubes ante la mirada pasiva (o cómplice) de dirigentes deportivos, fuerzas de seguridad y la clase política. Lo de siempre.

Luego de perder en Río Cuarto y dejar pasar la oportunidad de quedarse con el primer ascenso a la B Nacional de la temporada, barras del Lobo expresaron su bronca con pintadas en el estadio Víctor Legrotaglie y una visita a la práctica para amedrentar al plantel, con la policía mirando hacia otro lado. Lo de siempre.

La práctica del Lobo comenzó con custodia policial, porque se sabía que en algún momento de la tarde llegaría la barra. Así y todo, los muchachos terminaron ingresando. ¿Para qué llamaron a la policía? Alguien dio la orden de mirar para un costado. Y la policía acató. Lo de siempre.

Como ya dijimos al principio, esta vez le tocó a Gimnasia, pero este tipo de actos se suceden con cierta periodicidad en todos los clubes. Para no hacer una lista interminable, basta con mencionar que le ha pasado a Godoy Cruz, que está por cumplir 10 años ininterrumpidos en Primera División, y a Independiente Rivadavia, el único representante provincial en la B Nacional.

Para repasar algunos antecedentes, cabe recordar que el estreno como local de Godoy Cruz en la máxima categoría fue un bochorno. La barra suspendió el partido contra Arsenal exigiéndole a la dirigencia que pusiera los micros para poder viajar a los partidos que el Tomba jugara como visitante, y terminó ganando la pulseada. Más cercano en el tiempo, a fines de 2014 el Expreso no pasaba por un buen momento futbolístico y los líderes de la barrabrava se presentaron en el Feliciano Gambarte para "pedir explicaciones".

A mediados de 2013 le había tocado a Independiente. Un centenar de delincuentes irrumpió en el Bautista Gargantini y destrozaron todo lo que encontraron a su paso con armas, palos y hasta bombas molotov.

Por último, un detalle que se ve todos los fines de semana en todas las canchas del fútbol mendocino. Los "hinchas comunes" sufren el maltrato arbitrario de la policía, son requisados de pies a cabeza y en ocasiones deben presentar su DNI para corroborar que no tienen antecedentes para finalmente, "con la entradita en la mano", poder ingresar al estadio. Mientras tanto, unos metros más allá, otro grupo importante de "hinchas caracterizados" llegan con custodia policial exclusiva, en transporte público (sin pagar boleto) y terminan ingresando sin cumplir con ninguno de los requisitos ya mencionados.

Por el lado de los clubes, ¿quién manda a final de cuentas? ¿La Comisión Directiva o la barra? ¿Los dirigentes se sienten atados de pies y manos o son cómplices? ¿Cuántas y qué clase de decisiones se toman por "sugerencia" de los barras?

Y por el lado de las fuerzas de seguridad y la clase política, si la Policía de Mendoza responde al ministro Gianni Venier y este, en última instancia, al gobernador Alfredo Cornejo, ¿quién es el que ordena descuidar al ciudadano común que va a la cancha y brindar un trato preferencial a los barras? ¿Por qué? ¿A pedido de quién?

Son sólo algunas preguntas, que nunca tienen respuesta. Lo de siempre.


Opiniones (3)
16 de julio de 2018 | 12:29
4
ERROR
16 de julio de 2018 | 12:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si el balance del club godoy cruz da un superavit millonario. No es hora de que el gobierno provincial deje de darles plata e invertirla en otras necesidades ?
    3
  2. Pretender que un grupo de dirigentes desarmado que gratis dirijen un club por amor a los colores puede resolver este problema en solitario es una estupidez. Es un problema de todos por que esos barras los produce la sociedad.
    2
  3. Parece que en nuestro pais es el unico lugar en el mundo donde no se puede perder, todo hay que ganarlo como sea. Hay mucha gente que vive como reyes al amparo de los barras. Drogas, coimas, porcentajes de los pases de los jugadores, estacionamiento, merchandising, etc, etc. Tipos analfabetos, violentos, sin preparacion alguna que se levantan 50/60 lucas por mes con este negocio, van a dejar eso e ir a laburar por 10 mil ? Si no se corta la cadena de guita, jamas terminaran los barras, se iran acrecentando como lo venimos viendo año tras año
    1