opinión

El cambio en la Suprema Corte: ¿Y si pensamos en el futuro?

Han pasado 53 años de la última modificación de nuestra constitución provincial y el Senador Provincial Adrián Reche advierte que allí ya se hablaba de la necesidad de, por lo menos, siete integrantes en ese instituto.

El cambio en la Suprema Corte: ¿Y si pensamos en el futuro?

 La última semana se ha visto convulsionada en materia política y surge del acuerdo que llegaron algunos senadores peronistas sobre el tratamiento en la cámara baja respecto a la posibilidad de que se pueda debatir y apoyar el proyecto de modificación en la Suprema Corte de Justicia.

En la actualidad y tal como expuse durante la defensa de este proyecto en la cámara de Senadores, existe un retraso real en la resolución de causas laborales, en el ámbito contencioso administrativo y en el penal; todo esto a nivel de las Salas de nuestro Máximo Órgano Judicial. Como lo dije, tenemos que avanzaren la ampliación de este Órgano, no sólo para darle más herramientas al Estado para ser expeditivo a la hora de resolver conflictos, sino primordialmente para atender la exigencia de contar con una buena administración de justicia para los justiciables, es decir, para el ciudadano de a pie.

Han pasado 53 años de la última modificación en nuestra constitución; reforma, que me permito destacar como inteligente y visionaria para su tiempo. Un punto a recalcar y que da pie para mi postura de la importancia de la modificación, es la visión a futuro que tuvieron los representantes del pueblo quienes establecieron que la Suprema Corte de Justicia se compondría de 7 miembros "POR LO MENOS". Esto, previendo el crecimiento no sólo poblacional de Mendoza sino también de los procesos judiciales.

Considero que, más que un "acuerdo", existió por parte de los diferentes legisladores de la oposición, un entendimiento de la real dimensión que genera una mejora en la prestación del servicio público de justicia. No sólo percibieron, sino que también tuvieron una idea clara de que no hay posibilidad de mejorar la justicia si no damos a quien la comanda o dirige, en nuestro caso la Suprema Corte de Justicia, las condiciones necesarias para ello, con una mayor especialidad y especificidad en la aplicación del derecho.

Se entendió que de nada sirve mejorar la base de la justicia si no dotamos de herramientas necesarias para ello a su Cabeza, a quien la gobierna.

Es por ello, que el servicio de justicia, necesita la ampliación hoy propuesta, de modo de lograr mayor especialidad en el juzgamiento de causas en el Máximo Órgano que administraTodoel Poder Judicial.

Este ha sido un gesto digno de destacar por parte de algunos miembros de la oposición quienes aceptaron tratar este proyecto que sin dudas será en pos de los vecinos de la provincia, dejando de lado mezquindades políticas de quienes no logran advertir que no se trata de un capricho de un Gobernador al cual resta escasos meses para terminar su mandato, en contraposición a los ministros de la Corte cuyos cargos son de por vida.

Para trazar un paralelismo de la justicia actual con nuestra sociedad, diría que la primera funciona a máquina de escribir y la sociedad funciona con teclado táctil. Tenemos que acortar las brechas que separan a los Poderes del Estado con la sociedad; tenemos que adaptarnos a la realidad vivida día a día.

Han pasado 53 años de la incorporación del "POR LO MENOS" a nuestra Constitución y referida a los miembros de la Suprema Corte de Justicia. Ya es momento de continuar con el progresismo de nuestra Carta Magna y analizar a conciencia la evolución de nuestra sociedad y de la necesidad de adaptar estructuras pétreas al reclamo de una justicia cercana a la ciudadanía. Con esto invito a todos los mendocinos a pensar cuánto hemos avanzado como sociedad y cuán atrás se han quedado las estructuras del Estado. También le pido al resto de la oposición ofuscada con sus pares que efectúen un análisis de la realidad y no de personas aisladas.

Pensar en frenar la cantidad de litigios resulta ser una utopía. Pero pretender dar respuesta a estos pleitos en tiempo y forma condice con el significado de la palabra justicia; para que Ella realmente se haga presente y no se esfume con el paso del tiempo. Para que, como decía Ulpiano, se pueda dar a cada uno el derecho que le corresponde... pero en tiempo y forma.

Opiniones (1)
22 de mayo de 2018 | 00:40
2
ERROR
22 de mayo de 2018 | 00:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mentira, mientas la corte dependa de una designación política , su ampliación , lejos de favorecer a la justicia de la gente común, será para favorecer los intereses del politiquero de turno. Solo busca al obtención de la suma del poder público
    1